Martin cantos el artista que transforma a las bratz en arte
Cortesía del artista

Martin Cantos, el fotógrafo que transforma a las Bratz en arte

Platicamos con el artista que retoma lo femenino y lo rebelde de las Bratz en su arte

Por Eusebio Penha
Advertising

Charlamos con el talentoso fotógrafo ecuatoriano Martin Cantos, quien centra parte de su obra visual en torno a las muñecas Bratz: puesta en escena sobre la feminidad, la diversidad racial, la moda y las redes sociales.

¿Cómo te autodefinirías?, ¿cuáles son tus pronombres?
No sé cómo me autodefiniría, parte de eso es el proyecto en el que estoy trabajando visualmente conmigo mismo. Vengo de un contexto latinoamericano, muy machista. Mi familia no lo era tanto, pero sí habían ciertas cosas que me molestaban socialmente o que me cuestionaba; quise ponerlas en reflexión a través de las fotos. Mis pronombres son bastante neutros, así lo prefiero... depende del día.

Foto: Cortesía Martin Cantos

Tu proyecto de Bratz ha sido un boom en redes…
Llegué a un punto en el cual decía “Lo que estoy haciendo (mis fotos) no tiene la trascendencia que me gustaría". Veía a influencers que tenían un gran poder mediático y comunicacional; resultaba interesante su poder a partir de una identidad creada para redes. Entonces me decía: “La identidad y el poder de influencia no tienen que venir de un sujeto, sino de cualquier cosa, inclusive de un objeto”.

Las Bratz siempre fueron para mí un recurso estético divertido, además ahorita están de moda. Así que decidí usarlas y hacer maquillajes en ellas como si fueran influencers de belleza. Obviamente al comienzo solo fue algo divertido para mí, pero la gente comenzó a recrear esos maquillajes. Mis Bratz se convirtieron en “miniinfluencers” y tuvieron un poder propio a pesar de ser objetos. Mi finalidad no era solo el experimento, sino mostrar diversidad en la industria de la belleza, pues sigue siendo eurocéntrica y racista.

Foto: Cortesía Martin Cantos

¿Qué elementos de la cultura alimentan tu obra?
 
(La cultura latinoamericana) ahorita se está poniendo de moda, pero siempre fue ignorada a pesar de ser muy bonita, sobre todo estéticamente. Comencé a hacer referentes mexicanos en forma de Bratz, por ejemplo, Mía Colucci, Selena, la Virgen de Guadalupe; elementos de la cultura popular que muchas veces no son bien vistos, porque vienen de telenovelas o son populares, pero quería enaltecerlos puesto que nos definen.

Siempre me intereso en recoger elementos muy kitsch a los que la gente no les da chance. Utilizo una estética muy pop, que es más digerible. Así lagente no teme ver y entrar, observar y consumir. En el fondo y en el concepto trato temas con un trasfondo más político o sexual (diversidad sexual y género).

Foto: Cortesía Martin Cantos

La pasada edición de FotoMéxico llevó por título Mujeres. Recientemente México y América Latina han sido testigos de movimientos feministas. ¿Cómo se relaciona tu obra con el tema?
Me encanta que finalmente se le dé tanta importancia y se tenga espacio para la mujer en el arte; la mujer vista no solamente como una cuestión biológica, sino como una cuestión política y de autoexploración, como en mi caso. Mujer es una palabra que engloba cosas más allá de las que se le han atribuido a través de la historia. Me gusta que se vea la feminidad desde otras partes; una mujer no convencional, una mujer con diferentes genitales, una mujer con diferentes preferencias y objetivos en la vida. Mi trabajo siempre ha buscado enaltecer a la feminidad: ciertas actividades, colores, texturas; cosas que van ligadas a lo femenino y no son exploradas por los prejuicios.

Me he dado la oportunidad de explorar en mí mismo la feminidad y en las Bratz, porque se salen del canon de ser mujer, no son barbies, son minirrebeldías. Finalmente estamos hablando del término “mujeres” que va más allá de “hembra”, de un feminismo que engloba a mujeres trans, de color, que quieren tener hijos, y a otras que no, a mujeres convencionalmente femeninas, más masculinas, a mujeres que ya no se quieren identificar como mujeres, o de otras personas que entran dentro de lo femenino. Esa es la línea principal de mi trabajo.

¿Qué artistas influencian tu obra?
Tengo mil referencias, por ejemplo, a Cindy Sherman, por su legado de identidad. En cuanto a moda está Barragán, haciendo cosas divertidas e innovadoras. Siempre me ha gustado trabajar con gente "normal" que tenga algo que decir, ahorita me interesa colaborar con gente no binaria, no fluida, que es más o menos donde yo estoy ahorita.

¿Qué mensaje le darías a lxs artistas queer que comienzan su carrera?
Es fácil dejarse llevar por lo que otras personas están haciendo y usar una fórmula, pero lo más importante es seguir genuinamente a uno mismo. Es muy divertido ser queer y abordar mil cosas desde el ámbito que quieras, te hace abrir los ojos acerca de ti mismo y del mundo donde vives. Es muy liberador. Ningún tipo de éxito llega rápido, sobre todo siendo queer en un mundo binario.

Instagram: @martincantos

Recomendado: Fotógrafos LGBTTTI que debes conocer y seguir.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising