Ariel Pink nos cuenta sobre la historia de Bobby Jameson y su show en México

Platicamos con el rey de psychedelic pop sobre Animal Collective, Bobby Jameson –el músico estadounidense– y su show en el Carnaval de Bahidorá
Ariel Pink vuelve a México para tocar en el Carnaval de Bahidorá
Foto: Cortesía Ariel Pink/Eliot Lee Hazel
Por Esteban Hernández |
Advertising

Ariel Marcus Rosenberg, mejor conocido como Ariel Pink, atiende al #LlamadoBahidorá para presentar Dedicated to Bobby James, su ultimo LP, en el cual cuenta la historia del cantante setentero Bobby James, a través de piezas bailables y ambientes oscuros.

Previo a si show en Bahidorá, platicamos con Ariel sobre cómo cambió su vida cuando firmó con el sello Paw Track, el estílo de su música y lo que le gustaría hacer si no fuera músico. 

Desde que comensaste a hacer música, ¿has tenido un objetivo?
Realmente nunca tuve un objetivo, ni lo tengo ahora. Logré alcanzar cierto nivel de fama y eso está muy bien. 

Se podría decir que tu carrera dio un giro enorme cuando firmaste con Paw Tracks, el sello de Animal Collective. Cuéntanos de tu experiencia.
No fue la gran cosa. Querían publicar mi disco y dije que si. No pedí dinero ni nada, y el LP tuvo reseñas muy favorables. Me sorprendí mucho de haber atraído tanta atención.

¿Crees que tu música atrae debido a una extraña sensación de nostalgia?
La verdad no sé por qué la gente decidió hacerme caso. Tal vez fue una cuestión de publicidad, de que me vendí bien. También influyó mucho que estuviera involucrado Animal Collective, coloreó las opiniones de la gente. Lo que sí es que estaba consciente de que algo le faltaba a la industria musical, definitivamente le di algo importante al mundo. La muerte de los medios tradicionales y el surgimiento de las plataformas digitales también ayudó mucho. 

Hablando de tu nuevo disco, ¿qué te atrajo a la historia de Bobby Jameson? ¿Por qué crees que es importante contar su historia?
Me fascina su blog. En cuando lo encontré me inspiré muchísimo, sentía que la gente tenía que conocerlo. Siempre me han interesado mucho las demás personas, quería dirigir la atención hacia un nombre clásico con una historia clásica que, de ninguna otra forma, la gente hubiese conocido.

Foto: Cortesía Ariel Pink/Eliot Lee Hazel

¿Es frustrante ser etiquetado como músico? ¿Te encuentras interesando en otras cosas que no puedes hacer porque se espera algo muy específico de ti?
Me pasa muy seguido. Cuando me entrevistan, por ejemplo, hay muchas cosas que nadie me pregunta. Eso me hace muy feliz, pero al mismo tiempo me hace pensar que realmente no le importo a nadie. Nadie me pregunta sobre mi día a día, o sobre política -aunque eso es bueno porque me metería en muchos problemas-. Realmente no me puedo quejar, tengo suerte de que me pregunten cosas. Lo que pasa es que soy realista, no me gusta desear cosas que se que son imposibles, me gusta hacer lo que hago. He notado que los jóvenes ahora son muy buenos en muchas cosas, no sólo en una área. La gente ahora se concentra en muchas cosas para poder tener la oportunidad de ser exitosos. Es por esto que sería muy anticuado de mi parte hacer solamente música. Hago otras cosas, solo no gano dinero de ellas.

¿Qué te gustaría ser si no fueras músico?
Estaría padre ser astronauta o novelista. También me llama mucho la atención la actuación, y me apasiona la política y la ingeniería. Quizás sería arquitecto. Quiero aprender todo, y lo haría si pudiera.

Vas a presentarte en el Carnaval de Bahidorá en febrero, ¿qué podemos esperar de tu presentación?
Será el último show con la alineación actual, así que definitivamente será algo especial. Es la banda con la que estuve de gira por Estados Unidos, por lo que seguramente tendremos una mezcla de canciones nuevas y viejas. Será divertido y muy emocionante.

¿Qué es lo que más te emociona de presentarte en México?
Tengo muchas ganas de regresar, hace mucho que no vamos y la verdad me emociona mucho el clima.

Advertising