0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista: Chingadazo de Kung Fu

¿El punk rock murió? ¡A quién le importa! Mejor vamos por cerveza

Foto: Cortesía Chingadazo de Kung Fu

Algunos dicen que el punk empezó en Inglaterra, otros apuntan que nació en Estados Unidos. Incluso hay quienes se aventuran a decir que su verdadero origen está en Perú. Todos se contradicen y siempre desatan discusiones eternas y tediosas. ¿A quién le importa dónde nació? Es más, ¿todavía existe? ¿Por qué tan serios, amigos? Mejor relajen sus mohicanos y echen un vistazo a las bandas que mantienen vivo el espíritu del punk rock: nihilismo, diversión y desorden.

¿Cuándo fue que los grupos dejaron de sudar y confrontar a su público para abrazarse y preocuparse por su ropa? ¿Recuerdan la última vez que el vocalista de alguna banda tuvo que proteger su micrófono a causa del slam? Exacto. Ya no pasa tan seguido, pero aún ocurre. Todo sucede en la escena subterránea.

Justo en el seno del anonimato underground, nació una banda que lo único que quiere es vivir rápido, divertirse y tomar cerveza. Ellos son Chingadazo de Kung Fu. Los entrevistamos previo a su presentación en el Foro Indie Rocks.

¿Cuál es la historia detrás de Chingadazo de Kung Fu?
Somos tres tipos que se conocen desde hace como 10 años. Siempre patinábamos juntos y coincidíamos en tocadas de bandas en las que tocábamos. Con el tiempo nos hicimos muy amigos y, aunque ya nadie tocaba ni un carajo, nos veíamos para ir a conciertos, tomar un chingo de cerveza y escuchar punk rock de ese que sólo tiene cuatro acordes y habla de puras pendejadas.
Una mañana, luego de una noche complicada, llegamos a la conclusión de que no tenía nada de malo no haber logrado lo que queríamos a los 18 y decidimos juntarnos para tocar de nuevo. Nos dimos cuenta de que al final la vida es sólo punk rock.

¿El punk rock está muerto o sólo anda de fiesta?
El punk rock nunca morirá, quizá el punk sí, pero mientras existan adolescentes que quieran emborracharse, impresionar a una chica y vivir rápido, siempre existirá el punk rock.

Si tuvieran que describir su música usando tacos, ¿de qué serían?
Seríamos tacos de cochinada, de los que reciclan la merma de la cecina, chicharrón, longaniza, suadero, o cuanta madre echan a la parrilla. Sabes que están bien grasosos, bien culeros y que es probable que te hagan daño al día siguiente, pero cuando estás muy borracho y te los comes, te parecen lo mejor que has probado en toda tu vida.

¿Pizza o hamburguesa?
Casi siempre andamos rotos, así que pizza es la mejor opción. Es más barata y nos quedamos con menos hambre.

¿De qué hablan sus letras?
Nuestras canciones son muy sencillas. Cantamos sobre drogas, cerveza y chicas fáciles. No tenemos ninguna intención de cambiar el mundo ni nada por el estilo. La vida ya es suficiente mierda como para pensar en eso en nuestros ratos libres. El Chingadazo siempre escupe para arriba.

¿Cómo es un ensayo del Chingadazo?
Todo depende de cómo lo veas. Para quienes han ido y no tocan en la banda suelen ser horribles. Somos tres tipos que apenas pueden tocar sus instrumentos o componer canciones y que, encima de todo ,"ensayan" después de comprar mucha cerveza. Lo importante es que nosotros creemos que son divertidos.

¿Alguna vez han tenido que soltar sus chingadazos de kung fu?
La vida puede ser muy culera a veces y si no sueltas chingadazos de vez en cuando, te agarra de bajada.

¿Cuándo fue que el punk rock se volvió tan pasivo?
Cuando las bandas se lo tomaron demasiado en serio; cuando la música se volvió políticamente correcta. Creemos que cuando haces una canción que habla de los sentimientos de los animales pierdes la esencia de sólo querer oler pegamento y perder el tiempo, que era de lo que los Ramones cantaban cuando empezaron con el punk rock.

¿Qué bandas recomiendan?
Seguimos Perdiendo es nuestra banda favorita, siempre les importó una mierda lo que pensaran de ellos y como eran muy fresas para los que escuchaban al Rebel D' Punk y muy pinches rotos para los que escuchaban a División Minúscula decidieron crear su propia escena y les funcionó muy bien, La Venganza de Punk Ramón (Michoacán) es una de las bandas más reales que jamás hayamos conocido, están lejos de ser los mejores músicos o los mas virtuosos, pero lo que hacen, lo hacen con un chingo de huevos y eso no lo puede comprar el dinero. Finalmente los Tungas que parece que son nuevos, pero en realidad llevan 10 años dándole bien cabrón. Son una banda que cree en el "hazlo tú mismo" y todo lo que han conseguido es gracias a su trabajo.

¿Cuándo lanzarán disco, ep o algo?
En febrero grabamos el disco y lo presentaremos en abril. Serán nueve canciones.

¿A dónde quieren llegar con el proyecto?
La verdad es que no tenemos muy claro a donde queremos llegar. Sólo sabemos que lo queremos hacer rápido, muy rápido y haciendo un chingo de ruido.

¿Cómo sería el show ideal del Chingadazo?
No somos muy ambiciosos. Con que haya mucho vicio, que la cerveza no esté tan tibia, vayan algunas chicas y que la gente no piense que somos la banda más culera de la noche, es suficiente.

¿Rancid o NOFX?
Rancid, sin dudarlo. "Fall Back Down" nos marcó. Esa canción nos ayudó en momentos difíciles y nos unió un chingo como amigos. Es algo así como nuestro himno.

¿Beavis o Butt-Head?
Es la pregunta más injusta que nos han hecho.

¿Cuál es la mejor forma de ligar a una chica?
Nunca es igual. Con las chicas que a nosotros nos gustan, generalmente una cerveza y un pase hacen el truco para romper el hielo. Ya después depende de ti si mantienes o no su atención, pero nunca es sencillo. Ya no es como antes que te podías colgar del pedo de "es que yo tengo una banda". Ahora está de la chingada, cualquiera tiene una banda y aplica esa (nosotros somos un ejemplo de por qué dejó de ser glamuroso eso de la música).

¿Y para cortarla?
Decirle que te cagan sus amigas, te vale madre su beca en el FONCA y su verano en Madrid.

Comentarios

0 comments