0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Peter Hook

Hablamos sobre Joy Division, New Order y su hijo

Foto: Mark McNulty

Peter Hook, exbajista de Joy Division y miembro fundador de New Order, visitará la ciudad con su banda The Light. En esta ocasión no ofrecerá un show común, al contrario, tocará completos los dos primeros discos de Joy Division.

Previo a su presentación, Hook respondió algunas preguntas de los lectores de Time Out alrededor del mundo. Aquí el resultado.

¿Cuál es tu mejor historia de los días de El Haçienda?
¡Oh, por dios! Si compraran el libro tendrían todas las historias completas. Creo que la principal anécdota sería que logramos sobrevivir a pesar de los malos pronósticos. El simple hecho de sentirte en las nubes hacía que todo siguiera avanzando. Era impredecible y violento.

Todo fue increíble durante 1985, pero cuando el ácido y los gánsters empezaron a filtrarse...sin embargo, existe cierta gloria en ser músico. Te sientes a prueba de balas y la gente te trata distinto.

El Haçienda tenía seis esquinas, cada una de ellas pertenecía a una pandilla. Si una persona externa a ellos se acercaba, lo golpeaban y los únicos que podían acercarse eran los músicos.

¿Es verdad que tu hijo es un gran bajista?
Bueno, creo que mi hijo está en una posición difícil. De alguna forma me interpeta, pero he notado que cuando le digo que está tocando mal se ofende y me contradice. Me recuerda cuando tenía su edad. Así que, sí, es un gran bajista. También es un gran hijo.

Supongo que podrías decir que o le arruiné la vida o lo hice feliz, porque él estaba en la preparatoria cuando empecé a tocar con The Light. Tuve que cantar, lo que significaba que había vacante de bajista. Tan pronto experimentó estar en una banda quedó encantado, a pesar de las molestias de su madre.

¿Cuál es el logro musical del que te sientes más orgulloso?
Tendría que decir que fue An Ideal for Living (el EP debut de Joy Division). Recuerdo que fui a recogerlo al estudio y me sentí increíble cuando lo tuve en mis manos. Sex Pistols, The Damned y todo el movimiento punk cambiaron mi vida; entonces, cuando por fin tuve mi propio disco, fue increíble. Luego llegué a mi casa, lo puse en el estéreo y sonaba horrible.

Eres más conspicuo que muchos bajistas. ¿Cómo percibes que tu forma de tocar influencia el sonido de las bandas en las que tocas?
"Conspicuo" es una manera interesante para decirlo. Probablemente así lo habría descrito Bernard Sumner. Nunca me di cuenta que, como bajista, "tenías" que esconderte. Desde que empecé a tocar me gustó estar al frente del escenario. Mick Ronson –guitarrista de David Bowie– fue mi ídolo. Me encantaba la forma en que tocaba y cómo se desenvolvía en el escenario.

Creo que cualquier músico que tiene la suerte de tener un talento que los haga sonar únicos debe sentirse bendito. Ian Curtis fue quien me animó a tocar así y la razón por la que lo hice fue que Bernard tocaba tan fuerte que la única forma de escuchar mi bajo era tocando fuerte. A Ian le gustaba mucho ese estilo.

Algunas de las líneas de bajo en Joy Division son inmensas y la forma en que las guitarras, la batería y la voz se unían, era perfecta. La armonía social es muy distinta a la armonía musical. A medida que envejeces te das cuenta de que un par de personas que se odian entre sí pueden crear algo completamente hermoso.

¿Cuál es el peor rumor que has escuchado sobre Joy Division que te gustaría que fuera real?
Que éramos nerds intelectuales. Es muy gracioso en realidad, cuando Mick Middles escribió su propio libro sobre Joy Division, me enfadé mucho. No me conectaba con nada de lo que decía.

Tiene que ver con la cuestión que te decía sobre la armonía, puedes crear algo hermoso y eso desencadenará un mito. El mundo del rock es un mito en sí. Por ejemplo, si como músico dejas que la gente pase siempre a backstage, este pierde todo su atractivo y en realidad es un lugar horrible. Nadie creería que cuatro idiotas fueron capaces de hacer el Unknown Pleasures.

Ian era muy intelectual. Cuando se trataba de imaginar era el mejor, pero cuando se trataba de negocios era muy estricto. A la hora de tocar era muy apasionado. Si algo salía mal era el primero en señalarlo.

¿Cuáles eran las papas favoritas de Ian Curtis?
De verdad que no lo sé. Nunca pudimos pagar papas. Recibíamos una libra al día, así que teníamos que decidir entre comer o beber. Casi siempre terminábamos tomando un par de cervezas, pero no tengo recuerdos de Ian comiendo. Así que jamás sabremos cuáles eran sus papas favoritas.

¿Qué tipo de música haría Joy Division en 2014 si Ian no hubiera muerto?
Ian estaba muy interesado en el aspecto mecánico de la música. Era un gran fanático de Kraftwerk, así que creo que habría sido muy feliz, especialmente con la forma en que "Isolation" y "Something Must Break" se desarrollaron. Creo que le habría gustado lo que hicimos con "Blue Monday".

¿Crees que Joy Division habría sido tan exitoso como New Order?
En New Order siempre hemos sido experimentales. La gente siempre dice que Joy Division era experimental, pero me parece que era más natural la forma en que los instrumentos armonizaban entre sí. New Order es muy artificial; es como una mesa con una pata coja. Siempre se tambalea. Nunca recuperamos el equilibrio que agregaba Ian. Hicimos buena música y logramos un gran éxito comercial.

El mito alrededor de New Order fue increíble hasta que nos separamos en 2006. A partir de ahí nos convertimos en un montón de adultos discutiendo por dinero. Sin embargo, no creo que Ian habría hecho la misma música... no sé si Joy Division hubiera durado. Su condición era terrible. La epilepsia sigue siendo una enfermedad terrible, pero no se compara con lo que significaba en esa época. Creo que sería genial. Si Ian siguiera haciendo música, sería su fan.

Comentarios

0 comments