Francisca Valenzuela: "No hay una manera de ser mujer"

La cantante chilena nos platicó sobre la importancia de la redes de chicas, su proyecto Ruidosa y su papel como mujer en la industria musical

Francisca Valenzuela vuelve a la CDMX
Foto: Cortesía Francisca Valenzuela
Por Brenda Marquezhoyos |
Advertising

Hablar de Francisca Valenzuela como símbolo de inspiración es correcto. Cuando escuchas una canción y sientes que están hablando de tu vida, puede ser que exista algo más que una coincidencia o un lugar común, porque hay una persona que siente igual que tú. En esta ocasión tuvimos el honor de explorar la mente artística de Francisca, quien de viva voz nos dio detalles de su razón de ser.

Música, poesía y hasta ilustraciones han sido sus creaciones, desde muy pequeña ha mantenido ese espíritu, no importa si nació en San Francisco o se consolido en Chile, lo importante es que la tenemos aquí y ahora. Una charla en la que muchas mujeres podemos vernos reflejadas porque nuestro poder es real.

Recomendado: Día Internacional de la Mujer en la Ciudad de México.

¿Qué te define, la nacionalidad o los lugares de los que has sido parte? ¿Por qué?
Los lugares de los que he sido parte porque que cada uno de nosotros tenemos una historia diferente. La gente, los lugares son formativos y en mi caso he tenido la oportunidad, por cosas familiares o de mi día a día. No sólo en Santiago de Chile, también viví en Estados Unidos y tenía una vida bastante nómada, en ese sentido me siento una persona conectada a diferentes lugares y todos han sido parte de mí.

¿Qué es lo primero que te gusta conocer de los lugares a los que vas?
Me gustan mucho los espacios públicos, las plazas, los parques, los lugares que son populares y el centro de las ciudades. Me considero bastante urbana; me gusta conocer desde las ferias, la comidas, los museos, hasta las bibliotecas. Me gusta mucho explorar los recovecos de la ciudad.

Eres una artista multidisciplinaria, ¿cuál es tu ritual para crear?
En general —pasa de diferentes maneras­— pero sucede ya sea componiendo o escribiendo, pintando o en el mood que sea, tiende a suceder como en un espacio en el que esté sola, pero si me pasa en el bus de la gira, llego a trabaja ahí. Aunque lo hago más en mi casa, a lado del piano o en el escritorio. Tengo música, un té o un café y eso sí,  tengo que estar cómoda. Si tengo el tiempo por delante, me apuro y lo hago por un par de horas. Realmente, estar en un estado de apertura; un punto medio entre estar relajada, entregada y también con mucho foco.

¿Qué mujeres te han inspirado a ser quién eres?
Muchísimas mujeres; mi madre, mis tías, mis amigas. Muchas autoras que van desde Sylvia Plath, Alejandra Pizarnik y  Alanis Morissette. Realmente me siento inspirada por gente y mujeres cercanas y que he admirado en la historia o a la distancia. 

¿Cuál será el papel social de la mujer en los próximos 10 años?
Hay muchísimos frentes de lucha, es decir, vivimos en una sociedad y una región —en realidad todo el mundo— donde los derechos humanos de las mujeres son ultrajados de diferentes maneras, partiendo del hecho del feminicidio.

No podemos quedarnos tranquilas hasta que las mujeres ya no estemos sujetas a ningún tipo de violencia o ser vulneradas por el simple hecho de ser mujer. Están las relaciones de abuso de poder o discriminación, por ejemplo, la brecha salarial, debería haber una igualdad, también en condiciones de salud, las mujeres pagamos más por ella. Hay cosas de varios frentes, sociopolíticos, comportamientos culturales.

También romper con varios estereotipos de manera que a la mujeres nos ponen estándares en la cultura, o nos hacen competir. Son muchas las cosas que están sistematizadas y normalizadas, donde no solamente hay un sistema machista y patriarcal sino que además estamos en una sociedad en la que si se es hombre o mujer hay que ser de cierta manera. Hay que romper con la idea sobre ser de cierta manera.

Estudiaste periodismo. ¿Qué parte de ser periodista te complementa como músico?
El tema de las comunicaciones, es decir, el hecho de crear algo, contar algo y comunicarse. Son similares al hacer música, escribir una canción o un poema, creo que siempre se van conectado conectando con el mundo. Las comunicaciones son las parte de un estrago en la sociedad y con lo mismo, se cuentan historias observando y también es parte de la vida creativa de la música.

¿Qué les puedes decir a las mujeres que quieren emprender una carrera en la industria creativa?
Les diría que hay que creerse el cuento. Que realmente uno es más que suficiente para hacer lo que quiere. Que no hay una manera de ser mujer, que no hay una manera de ser exitosa. Eso es lo que impulsa Ruidosa.

¿Por qué es importante construir una hermandad entre mujeres?
Porque el compartir historias, revisar las biografías y realidades de distintas mujeres para aprender y ser realmente acompañadas. A mí me pasa con Ruidosa, me da la oportunidad de conversar con otras colegas y conocer sus desafíos profesionales. También me ayuda a identificar las problemáticas que tenemos las mujeres en la sociedad. Hay problemas de muchos tipos que son solamente no son exclusivos de un género musical o una industria, pasan de forma transversal.

Es muy importante que alcemos la voz, notar esa problemática y aportar a una solución. No limitarse, el ser feminista y buscar a su sociedad donde sean hombres o mujeres no sea el común para sufrir violencia, ser discriminado o recibir menos. No limitarse al género y tampoco dejar a las mujeres en segunda categoría marginándolas. Ser protagonistas de la historia y decir, hay espacio suficiente para todo tipo de mujeres y hombres. Romper con el estereotipo de rol.

Advertising