Lydia Lunch: "¿El rock está muerto? ¡No cuando yo lo hago!"

Con motivo del Festival Marvin 2019, Lydia Lunch visitará la CDMX. Previo a su show conversamos con este ícono del rock

Lydia Lunch visita la CDMX
Foto: Cortesía Eureka/Jasmine Hirst
Por Brenda Marquezhoyos |
Advertising

Esta leyenda neoyorquina es protagonista del Festival Marvin 2019, uno de los conciertos en mayo 2019 en la CDMX más esperados. Tras una atormentada conexión y un cúmulo de nervios por saber más de la enigmática esencia de la artista, la buscamos para conocer un poco más de este ícono del rock. Al preguntarle sobre el estado actual del género, contestó: “¿El rock está muerto? ¡No cuando yo lo hago!”.

A punto de cumplir 60 años y con una fuerte voz, Lydia Lunch ha desenvuelto sus creaciones en diferentes ámbitos como símbolo de expresión. Una mujer que se ha fragmentado en la música, poesía, fotografía e incluso en el mundo del cine. Nunca pierde el tiempo para realizar(se), su juego con las letras es tan poético como directo. Queda la duda sobre cuál es su lugar ideal para crear: “Soy una nómada. Creo a donde quiera que vaya”, confiesa.

El viaje comenzó en grande cuando a sus 16 años de edad fundó la banda Teenage Jesus & The Jerks, cuando el punk predominaba en su entorno. Su estilo y vestimenta oscura son algo más que el gusto por un color gótico, en realidad siempre ha sido un símbolo de protesta y rebeldía. El paso por otras agrupaciones y proyectos inundaron su camino hasta que por fin llegó su turno de brillar en solitario. Actualmente se cumplen 40 años desde que grabó su primer álbum solista, Queen of Siam (1980). Ahora se encuentra haciendo una retrospectiva. “Con Retrovirus (2013) actualizamos y torcemos todo. Dado que la mayor parte de mi música está décadas por delante de los tiempos. Todavía se siente relevante (Queen of Siam)”, apunta.

Foto: Cortesía Eureka/Jasmine Hirst.

Su aguerrida personalidad y su confianzala la han puesto como líder. Muestra una sensibilidad embelesada por una gran armadura de agresividad, no por nada es una de las mayores exponentes del Spooken Word. Tal habilidad de expresión ha sido el concepto central de su música, donde sabe controlar la improvisación y experimentación. Una percepción de la realización de la música, la cual ha sido plasmada en sus proyectos. “El jazz depende según el tipo, habla más de una libertad de expresión como John Coltrane, Miles Davis en su forma más abstracta. Albert Ayler. Alice Coltrane, Patty Water y algunas formas de jazz han tomado más libertades creativas al estirar los límites de la expresión.”

En sus palabras ¿Qué se necesita una mujer para hacer música? ¿Qué fue lo que hizo Lydia Lunch? “Se necesita que la sangre arda por el deseo. Cuando el arte es algo que no se puede vivir sin crear. Encontrarás una manera de lograrlo. Yo encontré métodos para pagar todo mi arte sin patrocinadores ni grandes compañías discográficas, pero por pura obstinación y asegurándome de que las presentaciones en vivo pudieran ayudar a liberar documentos. Ahora hago mucha de mi música en GarageBand. Si entro al estudio lo grabo en un día. Ensayar. Perfecto, y luego grabar”.

Una mujer que siempre ha demostrado antisistema y que a pesar de ello, espera que las condiciones sean favorables para presentar su música. Mientras la CDMX espera por ella. “Vivo para actuar en vivo. Me encanta viajar. Estoy encantada de ir a México y espero que abra el campo para estar de vuelta con diferentes proyectos”. ¿Qué es lo que espera del Festival Marvin? “¡Diversión! Genial para tocar en la misma cuenta con Damo Suzuki y Wire. Será un evento muy interesante y diverso”.

Advertising