0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Daniela Serrano por La Carreta de don Matías

Clavito y Tuerca pueden moverse y hablar sin ayuda de su titiritero. ¿Cómo enfrentarán su nueva situación sin ayuda de Don Matías?

Foto: Cortesía Yazmín Manzo

Gracias a los poderes mágicos de un duende travieso y malhumorado, un día las marionetas Clavito y Tuerca cobran vida. Cuando se percatan de que no está su titiritero para manejarlas, deben enfrentarse a su realidad y tomar ellos mismos las riendas de su destino. Esto sucede en la obra de teatro para niños La carreta de don Matías, de la compañía Raspberry Theatre.

Canciones originales, técnicas de clown, pantomima, danza y juego creativo convergen en el montaje, el cual está dirigido por Yoali Daniela Serrano e interpretado por Manuel Gallo, Eugenia Guerra y Aída Flores.

“Asumí el reto de dirigir la obra porque me pareció que el texto de Silvina Patrignoni tiene un trasfondo muy interesante y con muchas posibilidades escénicas. Trata sobre dos marionetas que se dejan guiar por su intuición y juicio para enfrentar las adversidades sin depender de una fuerza superior. El montaje invita al público a despertar a la vida y a redescubrir el mundo con los propios ojos”, explica Serrano, quien también realizó el diseño de producción y musicalización.

La propuesta destaca valores sociales como la solidaridad, la amistad, la confianza, la participación activa y crítica en la sociedad. El trasfondo de la historia gira en torno a temas como la manipulación y el control. Incluso se habla de la pérdida de la infancia y la entrada en la edad adulta, en la que se deben tomar decisiones.

Como la puesta en escena requiere de mucha precisión técnica e interpretativa de los actores, el artista Alexander Minchenko estuvo a cargo de la asesoría de movimiento. Con canciones de música clásica, popular y temas clásicos del cine, los espectadores experimentan un diverso recorrido auditivo a través de distintos géneros.

“Casi todo el tiempo los intérpretes están en contacto con el público, invitan a los niños a colaborar con ellos para resolver el enigma de cómo despertaron y porqué están ahí. Durante la obra las marionetas empiezan a adquirir consciencia, a tomar decisiones y a valerse por ellas mismas. Los niños exploran junto con los personajes el mundo mágico que se presenta ante ellos”, agrega Serrano.

La carreta de don Matías se ha presentado desde 2013 en zonas rurales, auditorios, teatros, explanadas e incluso tuvo una función especial en una iglesia. Es recomendable para pequeños de cuatro años en adelante.

Comentarios

0 comments