Matilda
Foto: Cortesía de la producción

Luces, cámara, niñxs: Celebremos los 25 años de Matilda

¡Tenemos nuevo episodio de Luces, cámara, niñxs! ¿Nos acompañan a festejar los 25 años de Matilda?

Escrito por
Enrique Figueroa
Publicidad

Parece sorprendente, pero Matilda de Danny DeVito llega este año a sus primeros 25 años de vida. La película, basada en la exitosa obra de Roald Dahl, se ha convertido en un auténtico clásico del cine. Y no solamente para chicos, pues la película es sin duda también una de las más celebradas por los adultos.

La historia de Matilda se puede analizar desde distintos puntos de vista. El primero y más evidente es el del abandono de una hija por unos padres descuidados. Ciertamente no podemos juzgar del todo a los Wormwood, de quienes no conocemos las circunstancias en las que dieron a la vida a dos hijos que de entrada nos demuestran que no les interesan mucho.

Quien resulta más afectada por ese abandono es claramente Matilda, una niña superdotada que escapa de los estándares de ese pequeño núcleo familiar al que por el contrario sí se ha adaptado su hermano Michael. Para Matilda la situación es un tanto frustrante, pues sin entender al principio el porqué de no lograr encajar, termina por encontrarse por mera coincidencia un universo exterior que le atrapa más.

Otra arista a observar en la película, es la de la rebeldía. Aquí habría que detenerse con cuidado y observar a detalle el cómo platicar con niñas y niños la decisión fundamental que adopta Matilda. Después de que su padre le comenta que “cuando una persona es mala, hay que darle una lección”, Matilda no tiene empacho en reflexionar que eso aplica también para sus padres; y sí, posteriormente para su próxima directora de escuela.

Una recomendación para tocar tan particular tema, es el de reflexionar junto a niñas y niños el porqué Matilda fue obligada a tomar esas decisiones. Que su papá no se supiera ni su edad, que su mamá no le pusiera “ni un poquito” de atención y que la directora de su escuela literalmente odiara y violentara a los estudiantes, son tan solo algunos puntos que justifican de alguna manera que Matilda se rebelara. ¿Qué podrían reforzar para enriquecer el argumento anterior? Que la rebeldía no fue la primera decisión de Matilda y que cuando ya no hubo injusticias y ella se encontró feliz, hasta ella misma renunció a sus poderes… Bueno, a veces.

Para el Luces, cámara, ¡niñxs! de esta ocasión, el tema central fueron las dos miradas presentes sobre el cómo educar. ¿Una escuela tipo cárcel al estilo Tronchatoro? ¿O una escuela amorosa y que enseña a apasionarse por la enseñanza como la de la señorita Miel? Las reflexiones serán siempre mejores si las sacan a partir de los puntos de vista de niñas y niñas.

Matilda (1996) es una película que sigue atrapando corazones y sacudiendo consciencias. ¡Además es una estupenda cinta llena de emociones! ¿O qué me dicen de lo malvada que es Tronchatoro? ¡¿Del suspenso y auténtico terror que nos contagia cuando está en plena persecución de Matilda y su maestra Miel? ¡Háganse a un lado Darth Vader, Hannibal Lecter y Freddy Krueger! ¡No hay villano más maloso en el cine que el personificado por Agatha Tronchatoro!

Escuchen nuestro más reciente Luces, cámara, ¡niñxs!, ¡y celebren con muchísimas risas los 25 años de Matilda!

Recomendado: Películas para niños que estrenan en 2021 y 10 series y películas para niños inspiradas en libros.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad