Amaneceres Monumentales

Qué hacer
4 de 5 estrellas
(1Crítica)
Amaneceres monumentales (Foto: Iván Macías)
1/6
Foto: Iván Macías
Monumento a la Revolución (Foto: Iván Macías)
2/6
Foto: Iván Macías
Amaneceres monumentales (Foto: Iván Macías)
3/6
Foto: Iván Macías
Monumento a la Revolución (Foto: Iván Macías)
4/6
Foto: Iván Macías
Amaneceres monumentales (Foto: Iván Macías)
5/6
Foto: Iván Macías
Amaneceres monumentales (Foto: Iván Macías)
6/6
Foto: Iván Macías

¿Qué tal tener una cita romántica a 65 metros de altura con una vista de 360 grados de la Ciudad de México mientras contemplas el amanecer? Vive esta increíble experiencia en los Amaneceres Monumentales y contempla la salida del sol desde el punto más alto del Monumento a la Revolución

La cita es a las 5:40am. Subirás por el elevador panóramico desde el que tienes una vista privilegiada de la Tabacalera. La primera parada es la terraza, junto a los cuerpos escultóricos de 11.5 metros ubicados en cada esquina del edificio; ahí tomas café o té y comes pan de dulce. El recorrido continúa hacia la linternilla, el punto más alto del monumento y que no está abierto en el recorrido habitual del recinto.

Durante el recorrido, descubrirás parte de la historia del este emblemático recinto de la Ciudad de México: ¿sabías que estaba pensado para ser el Palacio Legislativo y que su construcción se comenzó para conmemorar los 100 años de la Independencia de México? El proyecto fue ideado por el arquitecto francés Émile Bernard por instrucciones de Porfirio Díaz, pero nunca se concluyó debido a la Revolución mexicana. Sin embargo, en 1933, el arquitecto mexicano Carlos Obregón Santacilia retomó el proyecto y lo concluyó cinco años más tarde para conmemorar el movimiento revolucionario.

Además de ser un monumento, se trata de un mausoleo que resguarda los restos de Venustiano Carranza, Plutarco Elías Calles, Francisco I. Madero, Francisco Villa y Lázaro Cárdenas. Se dice también que Porfirio Díaz enterró una especie de "cápsula del tiempo" con fotografías e información de la época, pero no se sabe dónde está.  

Desde la linternilla o desde la terraza presta atención también a edificios emblemáticos como el Frontón México, que tras 20 años de permanecer cerrado volvió a abrir sus puertas en 2017, el Cine Ópera y el Museo Universitario del Chopo, que fue traído pieza por pieza desde Alemania.

Para disfrutar los Amaneceres Monumentales, lleva zapatos cómodos y ve abrigado. Es necesario hacer una reservación previa (al menos tres días antes) en el correo info@mrm.mx o comprar tus boletos en línea. La duración es de dos horas apróximadamente, así que prepárate para vivir este plan con tu pareja o con amigos.

Por Mariana Guillén

Publicado

LiveReviews|1
1 person listening