Mural del rostro de una mujer
Foto: Víctor Santacruz

Entrevista a Remix Uno: el autor del mural afuera del Metro Chabacano

¿Streetart, muralismo o grafiti? De eso y más platicamos con Remix Uno, artista urbano de la CDMX que ha dejado huella en el mundo

Escrito por
Time Out contributors
Publicidad

El arte callejero no es el mismo ahora respecto a lo que fue hace dos décadas. “Cuando yo empecé, hace casi 20 años, pintaras letras, dibujos o realismo, no había diferencia. Sin embargo, las cosas cambian, se le puso etiqueta: streetart, mural o grafiti, para identificar algo que ahorita es una moda, ya no es underground y contracultural como era antes ”, cuenta  Claudio Rico de Alba,  un artista mexicano mejor conocido como Remix Uno.

Pero no es el término lo único en lo que ha evolucionado el streetart. “El grafiti ilegal es algo con lo que muchos empezamos”, cuenta, y ahora también se hace más formal. Es así que ahora podemos ver varias de sus piezas en todo su esplendor en la CDMX, una de ellas afuera del Metro Chabacano. “Era una friega pintar de 11pm a 4am, pero fue un muy buen reto, creo que esa obra es muy autentica”, cuenta.

A pesar de que ahora su arte es legal, Remix Uno no pierde oportunidad para retomar la esencia del grafiti. Incluso ahora, cuando lo invitan a otras ciudades alrededor del mundo, contacta a artistas locales para que lo guíen de noche y así pueda dejar marca en aquellas paredes. “La primera vez que fui a Nueva York pensé: estoy donde todo comenzó, no me voy a ir de aquí sin pintar”, así que plasmó su huella en Brooklyn.

Aún así, cuando es invitado a proyectos internacionales, él utiliza el término “collage monumental”, de ahí proviene una parte de su nombre artístico. “Un collage es un remix de elementos”, comenta. Y es que para sus creaciones, Remix toma fragmentos de diferentes corrientes artísticas, casi siempre utiliza el realismo para las caras humanas, las cuales retrata “con una vibra muy fresca”, según describe. Pero las acompaña con elementos abstractos, digitales y hasta de cómic. Las letras son sus favoritas, fue lo primero que pintó en las calles y la razón de especializarse en diseño editorial durante la universidad.

“No soy el único en el mundo que mezcla elementos abstractos con realismo y muchos colores” responde analizando qué lo diferencia de otros artistas. “Tal vez es aceptar que soy yo, que somos humanos, el cinismo y la búsqueda de ser honesto conmigo mismo. Tengo un buen de pecados, esas cosas no tan aceptables por la sociedad, pero si lo siento es por algo, existe por algo y lo transformo ”. Por eso, su intención es “crear obras bonitas, tal vez no sean una cosa muy profunda, pero prefiero decir la verdad”.

Recomendado: Corredor de Arte Urbano, las coloridas fachadas de la Guerrero .

Fotos: Víctor Santacruz

De la CDMX para el mundo

Cuando era niño, en la primaria, Claudio Rico de Alba vendía sus dibujos para comprar los dulces que su madre le prohibía. Pero nunca creyó que lo reconocerían en la calle por lo que pintara. “Jamás creí que eso pasara, tal vez sí que se refirieran a mis murales, pero ya como persona (...) Me gusta que la gente diga 'wow gracias, está mucho mejor ahora mi llegada al metro, (prefiero) ver un mural tuyo a una barda gris '; saber que tengo esa influencia en las personas ”, afirma.

Ya como adulto, Claudio inició un negocio de desechables. Lo atendió por 10 años y después lo cerró, solo se quedó con los clientes principales que le daban ingresos suficientes para mantener su hija, comer y pagarse cursos de pintura para seguir mejorando. Así, tuvo el tiempo para dedicarse de lleno a su arte y comenzar a exportarlo.

La historia de cómo Remix Uno ha logrado estar en otros países, empezó con una serie de tours por la CDMX, en los que él guiaba a personas por los murales de la ciudad y al final ellos pintaban. La gente comenzó a preguntar si vendía cuadros, y él no se negó; poco a poco sus pinturas se esparcieron por el mundo, así como el nombre de Remix Uno.

La primera invitación para plasmar sus habilidades fuera de México llegó cuando profesores de arte en universidades de Missouri y Kansas, que contrataron el tour, lo invitaron a Estados Unidos. Después, debido a buenas reseñas de su recorridos de murales, la empresa con la que trabaja en ese proyecto lo llevó a dar una conferencia a San Francisco. Poco a poco y con ayuda de las redes sociales, Remix Uno comenzó a colaborar en festivales y residencias.

En Finlandia hizo su primer mural gigante de 6 pisos, lo llamó TÄYTTÄ ELÄMÄÄ, frase finlandesa que en español significa “Lleno de vida”. “La forma en que me trataron fue de super estrella, todo me lo dieron”, dice. 

Recomendado: Viaja a las calles de Nueva York con este tour virtual de arte urbano .

Fotos: Cortesía Remix Uno

El arte y la pandemia

La pandemia no paró a Remix Uno, en realidad estuvo bastante ocupado, cuenta que pintó varios murales mientras la ciudad estaba vacía. “No había tráfico ni ruido, no tenía que bajar de la plataforma cuando me preguntaban informes, no estaba el borrachito agarrando los aerosoles”, dice con gracia.

Uno de los efectos positivos de la pandemia, de acuerdo con Remix Uno, es que la gente comenzó a consumir más arte. “Yo creo que como la gente pasaba más tiempo en sus casas querían tener algo bonito”. Desde su experiencia, es diferente el consumo de arte en México y otros países: “Tengo todos estos cuadros (señalando alrededor de cuatro pinturas tras de él, durante la llamada por Zoom) porque cuando iba a la casa de mis amigos en Estados Unidos, veía que todos tenían arte en su pared. En México no hay eso, ¿qué es lo que hay? 'La Ultima Cena' y el cuadro de unas manzanas super fact ”, cuenta entre risas. 

remixuno.com  IG: Remix Uno

DPMJ

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad