Comixcal, el restaurante de comida oaxaqueña en la CDMX
Foto: Alejandra Carbajal

Restaurantes de comida oaxaqueña

Los mejores lugares de la Ciudad de México para probar la gastronomía de Oaxaca

Por Time Out México editores
Advertising

Definitivamente la cocina oaxaqueña es una de las más reconocidas del país. Pero esa fama no es gratuita; la diversidad cultural y la biodiversidad de la región de han dado todos los recursos naturales y sociales para darnos la cocina que tanto amamos. 

Conocemos bien la comida de los Valles Centrales, es decir, la capital oaxaqueña: los siete moles (negro, amarillo, coloradito, verde, chichilo, rojo y manchamanteles), las tlayudas, los tamales y el tejate. Pero el estado tiene mucho, mucho más: los pescados a la talla de la Costa; el chileatole de la Cañada; el choctito horneado del Istmo; la barbacoa de la Mixteca, el caldo de piedra del Papaloapan; los mezcales de la Sierra Sur; las gorditas de la Sierra Norte... imagínate, existen 570 municipios en Oaxaca y cada uno de ellos tiene sus preparaciones tradicionales. No por nada la cocina oaxaqueña es una de las consentidas. 

Acá te sugerimos algunos lugares en donde puedes dejarte ir como hilo de media y comer, feliz, y de paso echarte un mezcal

 Te recomendamos: 10 años de la cocina tradicional mexicana como Patrimonio Cultural: 5 experiencias para celebrar

Cocina oaxaqueña en la CDMX

Comixcal, el restaurante de comida oaxaqueña en la CDMX
Foto: Alejandra Carbajal

1. Comixcal

Restaurantes Mexicana Santa María la Ribera

Este pedacito de Oaxaca fue traído por la chef Marahí López, que desde el Istmo de Tehuantepec nos ha dado uno de los restaurantes más fieles a la comida oaxaqueña.

Algo que me gustó de Comixcal es lo amigable de su carta; no solo te dice qué ingredientes lleva cada plato, también de qué región de Oaxaca proviene. Ensucié la colorida mesa con las garnachitas istmeñas; cinco tortillitas fritas, coronadas con carne de res deshebrada, cebolla y queso oreado —¡Dios, salivé solo de recordarlo!—; crujientes y perfectas para abrir el apetito.

Después llegaron las costillas ahumadas con ramas de limón agrio del Valle Nacional de Tuxtepec, con dos cazuelitas; una de arroz y otra con frijoles aromatizados con hoja de aguacate y picositos. La combinación de lo ácido y crujiente de la carne se mezcló a la perfección con lo dulce y picante de los frijoles.

Como tip: Pregunta por sus cervezas oaxaqueñas Tierra Blanca. Yo me bajé lo enchilado con la Tierra Ahumada; una stout con notas de café.

2. Corazón de Maguey

Restaurantes Clásica mexicana Zona Metropolitana

El lugar presenta dos cartas: una de alimentos y otra de mezcales artesanales campesinos, con una variedad de más de 50, entre los que se encuentran el Monte Albán (mezcla con hierbabuena, limón y chía), el Mantis (mezcla con kiwi, limón y licor de melón) y se recomienda el vuelo mezcalero que refiere a una degustación de 4 tipos de mezcal a elegir.

Además de mezcales, manejan pulques, cervezas artesanales y algunas bebidas de la casa como la “Mentada de corazón” (manzanilla, curazao, mezcal y menta). Las bebidas del lugar son particulares, pero los alimentos son el complemento estrella del restaurante.

La mexicanísima oferta se encuentran los tacos de Jamaica, el Atapacua verde (molde verde purépecha espesado con masa y costillas), tlayudas, crema de nata, sopa de tortilla, fideo seco, huazontles en pasilla, trucha salmoneada, pero en especial se recomiendan las pezcadillas de cazón para empezar, como plato fuerte la lengua de res en pipián verde y como postre la tarta de papaya con helado de chile y nata que surgió del festival gastronómico ofertado por el lugar hace un par de años y se volvió un favorito de los comensales, razón por la cual ya es un integrante del menú.

No dejen de probar su agua de pepino con limón, cada platillo viene decorado de manera cautelosa sobre su vajilla azulada, así como cada sabor fue diseñado por el chef del lugar Alejandro Piñón Salgado. El lugar cuida cada detalle en los alimentos como en la locación, además de tener “conciencia verde” y utiliza papel en lugar de plásticos como es el caso de sus popotes. Cabe destacar que actualizan su menú y presentan selecciones de alimentos especiales para ferias y festivales en sus instalaciones.

El servicio es atento y amable mientras uno aguarda por sus alimentos, puede comer un poco de pan acompañado de la salsa especial de la casa de chile habanero tostado.

Advertising

3. Guzina Oaxaca

4 de 5 estrellas
Restaurantes Oaxaqueña Polanco

Cada vez es más frecuente escuchar a alguien presumiendo sus raíces oaxaqueñas o sus fotos de Hierve el Agua en Instagram. Oaxaca está de moda y somos afortunados, pues entre las consecuencias de ese auge está la apertura de un considerable número de restaurantes. 

4. Tanguyú

3 de 5 estrellas
Restaurantes Zona Metropolitana

Una casa convertida en restaurante que sirve manjares de los Valles Centrales de Oaxaca. En el pequeño espacio para la lista de espera se encuentra un altar a la Virgen de Guadalupe y una banca de hierro, como las que durante décadas han distinguido los espacios públicos de la colonia Estrella. 

Advertising
Los Danzantes
Héctor Barrera

5. Los Danzantes

3 de 5 estrellas
Restaurantes Mexicana Zona Metropolitana

Se definen a sí mismos como creadores de la comida mexicana contemporánea: un autonombramiento que conlleva una gran responsabilidad y que, por lo tanto, los sitúa en un muy alto nivel de exigencia gastronómica. Su local, en el corazón de Coyoacán, fue quizá de los primeros en ofrecer mezcales como primera opción de bebida, cuando decidieron hacer su etiqueta del destilado de agave de Santiago Matatlán, Oaxaca. 

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising