Centro Macrobiótico Tao
Foto: Khrystell Zavaleta

Restaurantes vegetarianos en la CDMX

Creamos una brújula para el vegetariano de la Ciudad de México

Publicidad

No todo en la vida es carne. El 1 de noviembre, los veganos del mundo festejan su estilo de vida natural y saludable, si eres parte de este movimiento, no puedes dejar de ir a estos restaurantes vegetarianos de la ciudad. 

Recomendado: Los 15 mejores restaurantes veganos en la CDMX.

Restaurantes con comida vegetariana en la CDMX

  • Xoco
  • precio 3 de 4
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Nueva York, al igual que la CDMX, es una ciudad de contrastes y en este lugar te sentirás en aquella calle neoyorkina que da nombre al restaurante, bar y cafetería oculto en Mítikah, un lugar para conversar a gusto sobre música, arte o negocios, donde lo más importante es su sencillo menú.  El bistró LudLow —que no brasserie francés— recibe a sus comensales con discreción. Una barra de café, bar al centro y mesas revestidas con mármol de estilo contemporáneo distribuidas con precisión, ocupan el espacio. El menú es simple, eso te permite pedir algo para compartir y probar casi todo. Nosotros empezamos por unos jalapeños poppers rellenos de queso, muy bien fritos, con textura suave en el empanizado y crujiente al masticar. Después pedimos la famosa entrada del lugar, las coles de bruselas salteadas con tocino y vinagreta de salsa de pescado. Una combinación funcional con un ligero picor.  Seguimos con la ensalada de hinojo con manzana granny smith bañada en aderezo de yogur, bastante crujiente, que contrarresta el toque ácido del fruto con su aderezo. Elección fresca para limpiar el paladar. Pero, como somos glotones, también nos pedimos el mac & cheese con tocino que incluye un toque picante de chiles jalapeños, la porción es suficiente para dos.  Antes de hincarle el diente al platillo principal nos fuimos a la barra. Es perfecta para ir por un trago saliendo del trabajo o conversar con el bartender en turno. Adán, quien es maestro mixólogo desde hace una década, nos explicó
  • Fonda
  • Cuauhtémoc
  • precio 1 de 4
  • 3 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Narciso Comedor Vegetariano
Narciso Comedor Vegetariano
Narciso, el hombre más hermoso de la mitología griega, fue castigado por rechazar a sus pretendientes y condenado a enamorarse de su reflejo. Este comedor vegetariano le hace un homenaje con platillos fascinados por ellos mismos, en una casa antigua de la Cuauhtémoc.  Su cocina juega en la frontera del vegetarianismo, rompiendo la línea de los sabores aburridos. Para muestra, los molletes dulces (con compota de guayaba) o la ensalada con chocolate (que incluye todos los verdes básicos). Por su parte, la baguette de plátano macho, queso cotija, mole y queso manchego es una producción agridulce en cuya elaboración ningún animal fue lastimado. El menú inicia todos los días a la 1pm, con una sopa o crema de verduras y un plato fuerte, como queso empanizado, tacos de alambre con manzana, arroz thai, emparedado de hongos asados, enchiladas de plátano macho, pasta con alcachofas…  Además, Narciso también es autor de un par de interesantes recetas de café, como el Remedios de la abuela, que es ideal al terminar la comida: una combinación de chocolate orgánico de Oaxaca con un shot de mezcal. Complementa con un panqué de jamaica o, si es tu día de suerte, una tarta de guayaba. El jardín del lugar es el verdadero centro de todo. Se encuentra hasta el fondo y es como un escondite secreto que no se ve a primera vista. Es acogedor, aunque da la sensación de que no es su rincón más nuevo.  En las paredes abundan los espejos. Uno creería que es para consentir a los Narcisos modernos, pero e
Publicidad
  • Roma
  • precio 1 de 4
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Pan Comido
Pan Comido
Aquí todos tienen un pasado que no se puede ocultar: la mesa para tres fue un respaldo de cuna, una vieja puerta de madera con sus cicatrices barnizadas se ha convertido en una barra para comer y es evidente que los vasos fueron frascos de mermelada en sus años mozos. La elección del mobiliario está ligado al concepto que rige en este lugar: 'Piensa en la naturaleza. Piensa en ti. Piensa en lo que comes'. Es por eso que unas viejas sillas maltrechas –pero igual de cómodas que hace veinte años– son las que te recibirán. Lo que sigue es un menú vegetariano con el que te demostrarán que la comida sana no tiene que ser aburrida o insípida. Olvida la sopa de chayote, aquí las opciones son hamburguesas, hot dogs, faláfel, ensaladas o curry. Si vas por primera vez, la recomendación de la casa es la hamburguesa de portobello a la plancha con queso provolone gratinado. Es deliciosa y se llama da vinci, quién sabe por qué.Otro imperdible es el curry rojo con calabaza, zanahoria, chícharos, champiñones y tofu, servido con arroz jazmín y un toque de aderezo de yogurt con pepino. Este platillo, llamado vishnú, debe su nombre al generoso chico hindú que compartió esta vieja receta familiar con los socios del lugar. En fechas recientes, ampliaron su menú para incluir sopas. Prueba la clam chowder sin clam, o la Pepe le Pew, de cebolla caramelizada, vino tinto y laurel con crouton de queso gruyere gratinado. Tampoco te pierdas de Juana la Cubana, una señora torta de "milanesa" empanizada y s
Recomendado
    También te puede gustar
    También te puede gustar
    Publicidad