Basa Basa
Foto: Cortesía Basa Basa

Basa Basa, dark kitchen de pizzas en la Roma

Conoce Basa Basa, la nueva dark kitchen de pizzas en la Roma

Andrea Vázquez
Escrito por
Andrea Vázquez
Publicidad

¿Sabes qué significa Basa Basa? Como que suena italiano, pero no. En realidad, no significa nada más que eso: italiano, pero no. Y ese es el concepto de esta nueva dark kitchen de pizzas, Basa Basa.

La vida de las personas a las que nos gusta mucho comer rico, creo yo, se divide en varias etapas: primero, descubres que algo te encanta, y aprendes a disfrutarlo sin prisas y sin penas; lo que te importa es comer eso, y que te sepa rico. Con el paso del tiempo empiezas a escuchar a personas que son mayores que tú o se precian de saber más que tú; ellos se la pasan diciéndonos cómo “se debe de comer” algo, o cómo se “debe de beber” algo.

Por ejemplo: que un buen corte de carne sea término medio, que una buena pasta vaya cocida al dente, que el sushi en Japón no va con aguacate ni chiles toreados. Eso pasa hasta con la pizza. Quizá en la infancia o pubertad nos encantaba ponerle muchas salsas (seguro le ponías hasta cátsup, no te hagas). Pero luego llegó algún sabelotodo y nos dijo: “la buena pizza se come sola”. Y así, en esta segunda etapa, de tajo, nos quitan el gusto.

Lo bueno es que llegó Basa Basa y con ella, la tercera etapa: la de liberación, cuando solo te importa comer lo que te guste, y no la opinión de los que dicen sabérselas de todas todas. Aquí se reivindica nuestra forma favorita de comer pizzas, aunque no se lo queríamos decir a nadie: con salsas. Cada pizza va con una porción de salsa para que le pongas a tu gusto, y ¿sabes qué?, se vale, sabe rico y está bien. Por eso el concepto: italiano, pero no; o también: la pizza, como tú la quieras, sin formalismos y si tener que quedar bien con nadie.

En Basa Basa la pizza es de masa delgadita y con la orilla gruesa; su confección artesanal y cuidadosa se nota. Pero aquí, a diferencia de muchos lugares que enaltecen la pizza napolitana tradicional, lo que les interesa es tener toppings ricos. Un ejemplo es la Malverde, una pizza vegetariana pero que no por ello sacrifica el sabor. Va con salsa de pesto y lleva alcachofa, aceituna, alcaparra y menta. Aparte, te mandan una salsa macha de las que pican.

Otra de las grandes favoritas es la FunGuy (que casi se puede leer como fungi), una pizza de queso provolone ahumado, hongos encurtidos (¡deliciosos!) y, también, salsa macha aparte.

Pero la dueña de mis quincenas y de mi corazón, fue y será la HotBoi, una súper rica mezcla de pepperoni, rodajitas de chile serrano fritas y, aparte, una miel de chile habanero (que los dioses me la guarden) hecha con miel de Yucatán y chile habanero. Lo que es delicioso de esta salsa es que el chile viene casi completo, entonces puedes solamente ponerle miel a tu rebanada de pizza y disfrutar del saborcito del chile o, mi recomendación personal, cortar un poco de habanero y ponerlo sobre tu pizza junto con la miel. Sin exagerar, una de las enchiladas más ricas que me he puesto en la vida.

También hay pizzas para el postre; prueba La Tibush, que tiene base de Nutella, queso fontina, frutitas rojas y, lo mejor: Kinder Bueno.

Basa Basa es otro de los proyectos que confirman que ya estamos cansados de comer con el meñique extendido; más bien queremos disfrutar de lo que está en nuestra mesa, ponerle chile, limón y salsas sin sentir que nos ven feo. La fórmula es sencilla, pero estuvimos privados de ella por mucho tiempo: para comer rico, hay que estar a gusto. Creo que el slogan de Basa Basa describe estas pizzas mucho mejor que yo: hot, delicious and sexy.

Pídelas por Rappi o Uber Eats. IG: @basabasapizza

Te recomendamos: Las 21 mejores pizzas de la CDMX.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad