Fondue en la Ciudad de México
Foto: Alejandra Carbajal

Fondue en la Ciudad de México

Lo que sea con queso es garantía de placer y romance. Qué mejor que derretido para untarlo o cubrir lo que más te guste

Escrito por
Time Out México editores
Publicidad

Fondue en la CDMX

La Fondue
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Suiza
  • Zona Metropolitana
  • precio 2 de 4

Es un restaurante pequeño, al estilo europeo y ubicado justo a un costado de la Iglesia de Coyoacán. Si eliges una de las mesas de afuera, podrás disfrutar del ambiente colonial del Jardín Hidalgo. La especialidad de la casa es el queso fundido, el pan y el vino; cuenta con 10 tipos de fondue distintos. Si prefieres los sabores suaves, puedes elegir el tradicional, el hierbas finas o el de chipotle. En cambio, si te perfilas por los sabores más fuertes, puedes elegir gruyere, brie o roquefort. Si no quedas satisfecho o tu fuerte no es el queso derretido, no te preocupes. La carta cuenta con más opciones que te pueden cautivar, como las baguettes y las pizzas que son algunos de sus platillos más destacados. Te recomiendo que pidas la baguette sevilla, está preparada con jamón serrano y queso gruyere. Las pizzas más recomendadas son la de cuatro quesos, la de carnes frías y la clásica. ¡Espera! también cuentan con un fondue de chocolate que va acompañado de fruta picada. 

  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Suiza
  • San Ángel
  • precio 2 de 4

De esas veces que no sabes si mejor irte a cenar a otro lado. Era miércoles a las 9pm y el lugar estaba vacío, sólo había una mesa ocupada por un grupo de gente nice de la zona, que gritaba mucho. Esto era adentro de la placita y lo único abierto era este restaurante, entonces se sentía todavía más solo. La decoración es difícil de explicar: un poco de azulejos azules y blancos, sillas de estilo mexicanas y mesas de mármol. En pocas palabras: lo último que te imaginas que será un restaurante suizo. Al final tenía que hacer esta reseña entonces irme a otro lugar no era una opción, y qué bueno que me quedé. Aunque hubo otros momentos incómodos como el servicio medio lento –considerando que éramos la única otra mesa–, cuando llegó la comida todo lo anterior se nos olvidó. Éramos tres y pedimos al centro: una ensalada de corazones buenísima (lechuga, alcahofa, elotito y palmito con aderezo de cilantro) y un fondue suizo clásico que definitivamente es de los mejores que he comido. Disfrutamos tanto la comida que se nos olvidaron los gritones y ni cuenta nos dimos de la mesa de 12 que se sentó detrás de nosotros. Cerramos con un fondue de chocolate con leche, acompañado de frutas del bosque, pedacitos de pera, manzana y malvaviscos (también delicioso) y un té de Teavana (tienen un pequeña selección de tés de esta tienda tan de moda). El lugar tiene aire de ser nuevecito pero en realidad lleva seis meses, lo que le falta es que vaya más gente para que el ambiente sea más agradable y

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad