Nieve de Olla

  • Restaurantes
  • Condesa
  • precio 1 de 4
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. Nieve de Olla helados veganos roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  2. Nieve de Olla helados veganos roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  3. Nieve de Olla helados veganos roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  4. Nieve de Olla helados veganos roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  5. Nieve de Olla helados veganos roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  6. Nieve de Olla  helados veganos roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  7. Nieve de Olla  helados veganos roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  8. Nieve de Olla helados veganos roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  9. Nieve de Olla helados veganos roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  10. Nieve de Olla helados veganos roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  11. Nieve de Olla helados veganos roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  12. Nieve de Olla helados veganos roma
    Foto: Alejandra Carbajal
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Prueba Nieve de Olla, la heladería vegana, responsable y deliciosa que acaba de llegar a la Condesa.

Caminando por La Condesa conocí a la heladería más rosa e instagrameable de la zona. Y lo mejor es que también es vegana, zero waste y usan solo productos naturales y de temporada. Esta heladería que tu feed de Instagram y tu corazón necesitan es Nieve de Olla.

Esta heladería, que vive dentro de una casona gigante, es tan bonita que no te vas a querer ir nunca. Tiene mesas afuera, perfectas para pasar el rato en compañía de tu perrito, y adentro, que son tan cómodas que se antojan para instalar ahí tu oficina por un día. Desde ahí tendrás una vista increíble al taller, donde hacen todos los helados que han hecho felices a tantos.

Y además de tener un gran diseño, en Nieve de Olla también tienen preocupaciones sociales y medioambientales: compran a productores locales, usan solo ingredientes naturales (nada de estabilizantes, colorantes o saborizantes) y no generan desperdicios. Por eso, si vas por tu helado para llevar te lo darán en cono o en canastita; las cucharas están hechas de una mezcla de cereales que te puedes comer (y, sí, aguantan a que te comas tu heladito sin deshacerse). Y, si vas por helado para llevar, te lo darán en un frasco de vidrio que puedes llevar en tu siguiente visita para que te hagan un descuento.

Y, lo más importante, los sabores de los helados son tan ricos como originales. Como solo usan productos naturales, en Nieve de Olla las opciones cambian dependiendo de la temporada. Así aprovechan lo más fresco y rico para producir estos helados, que no tienen lácteos y están endulzados con miel de agave. No te pierdas en de chocolate mexicano, de mazapán (combinación ganadora: pídelo para tu affogato) o de matcha.

Por la temporada, a nosotros nos tocó probar los de calabaza, café con mezcal, menta con chocolate y plátano con caramelo. Y lo mejor de tener sabores de temporada, además de que se aprovecha la estacionalidad de los ingredientes, es que puedes ir a Nieve de Olla ten seguido como quieras y no aburrirte jamás.

¡Ah! Y si vas con tu Milanesito, invítale una galletita helada. Son de plátano con avena y son un éxito, ya calado y garantizado por el perrito de quien esto escribe.

Te recomendamos: María Fortunata

Andrea Vázquez
Escrito por
Andrea Vázquez

Detalles

Dirección
Alfonso Reyes 122
Cuauhtémoc
Ciudad de México
06170
Contacto
55 2748 0380
Transporte
Metrobús Campeche
Precio
Consumo promedio por persona $100
Horas de apertura
Lun-dom 12pm-8pm
Publicidad
También te puede gustar