Ojo Rojo Diner

  • Restaurantes
  • Roma
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. Ojo Rojo: diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  2.  Ojo Rojo diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  3. Ojo Rojo diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  4.  diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  5. Ojo Rojo diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  6. Ojo Rojo diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  7. Ojo Rojo: diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  8. Ojo Rojo diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  9. Ojo Rojo diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  10. Ojo Rojo diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  11. Ojo Rojo diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  12.  diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
  13. Ojo Rojo diner americano en la Roma
    Foto: Alejandra Carbajal
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Comfort food original en el nuevo diner americano de la Roma

Como buena millenial, muchas tardes de mi adolescencia las pasé frente a la televisión, preguntándome si en cada esquina de Estados Unidos existía un diner, de esos medio desolados pero donde se desarrollan las mejores conversaciones, como Luke´s, de la serie Gilmore Girls, o los que aparecen en Twin Peaks o en la primera escena de Pulp Fiction.

Si bien ya hay varios restaurantes en la CDMX dedicados a esa particular estética retro, Ojo Rojo tiene un tinte más austero y sin ochocientos artículos referenciales a los años cincuenta como otros. En vez de eso encontrarás una esquina espaciosa y cómoda, que recibe mucha luz a través de grandes ventanales. Con esto último y su gran barra con bancos redondos no pude evitar pensar en el famoso cuadro Noctámbulos (1942) de Edward Hopper, con la diferencia de que por ahora este diner sea más bien diurno. 

Ojo Rojo sirve desayunos todo el día y platos súper monchosos para el buen diente. Además tiene otro sello de autenticidad, detrás del proyecto está la chef americana Scarlett Lindeman (Cicatriz) que aquí reinterpreta clásicos de nuestros vecinos del norte, pero con gran atención a los ingredientes: usan huevos de rancho, los pepinillos y otros fermentados se hacen en casa, el copeo viene de etiquetas de vinos naturales de Escorpio. Todo esto hace que se aleje de un diner económico, pues barato no es, aun cuando se mantiene en el rango de precios de la zona. 

Primero que nada, probamos la sopa del día, de lenteja y chícharo. Suficientemente interesante para raspar el fondo, seguida del que auguramos se volverá uno de los favoritos de vegetarianos y carnívoros por igual: el Rueben, un señor sándwich con pan de centeno, col fermentada, setas curadas con especias de pastrami, queso suizo y una salsa cremosa de la casa. Como acompañamiento puedes elegir entre papas fritas o ensalada (aunque seamos honestos…es un diner, ve por las papas). 

El sándwich me hizo comprender la idea de Ojo Rojo; se puede darle la vuelta a la comfort food para hacerla una experiencia singular y bastante nutritiva. Si necesitas otro pretexto, también hay uno de ensalada de atún o la hamburguesa clásica (con carne orgánica) que va acumulando elogios en redes sociales. 

Muy de diner, eso sí, el café con refill y algo de la buena onda de Ojo Rojo se expresa en que siempre hallarás un trago o aperitivo con causa, a 100 pesitos, cuyo 100% de la venta se dona a distintas organizaciones. En mi visita, iba para La Cana, que trabaja apoyando la reinserción social de mujeres en prisión.

Te recomendamos: Diners en la CDMX

Elisa Herrera
Escrito por
Elisa Herrera

Detalles

Dirección
Álvaro Obregón 04
Roma
Ciudad de México
06700
Transporte
Metrobús Jardín Pushkin.
Precio
$500
Horas de apertura
Mié-lun 8am-6pm.
Publicidad
También te puede gustar