Würst

Restaurantes, Europea contemporánea Roma
3 de 5 estrellas
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
5/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
6/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
7/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
8/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
9/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
10/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
11/11
Foto: Alejandra Carbajal

Time Out dice

3 de 5 estrellas

¡Prueba todo el sabor de Alemania y prepárate para el oktoberfest!

Ein, zwei, drei… no podemos dejar de contar para que llegue la orden. Würst es el primer snack bar alemán en la ciudad que abre sus puertas para ofrecer deliciosas salchichas y las mejores cervezas de uno de los países cheleros por excelencia.

Si alguna vez te topaste por la Roma una foodbike con salchichas, seguro eran ellos, en Würst se inspiraron en los vendedores de salchichas de Berlín. Su nuevo lugar es pequeño pero 100% instagrameable: letrero rosa neón, muros blancos y plantas que le dan todo el estilo.

El menú es breve y el concepto más hacia el grab n' go. Checas el menú, ordenas y pagas en caja para que unos minutos después te entreguen un bratwurst, su platillo más icónico: una gordita salchicha jugosa y de gran tamaño (de ternera ahumada o polaca) abrazada de un pequeño y suavecito pan de sal y comino, coronado con curry, mostaza y col. Este especiado acompañante, además de ayudarte a digerir la carne, le agrega un toque acidito rico a la salchicha, que ya por su propio sabor no necesita tantos invitados.

El currywurst es el indicad si no tienes tanta hambre pero quieres probar la comida rápida típica alemana: es una salchicha de ternera cortada en rebanadas y sazonadas con la salsa especial de tomate con curry. Para hacerles compañía, una porción de papas fritas espolvoreadas con sal y curry. Resulta ligero pero sabroso para no terminar con mal del puerco.

El maridaje perfecto no puede faltar y en Würst cambian la chela mensualmente para ofrecer a sus comensales lo mejor de Alemania. Te recomendamos preguntar cuál es la cerveza del mes para que te expliquen su sabor y temperatura.

En mi visita, la sugerencia para acompañar el plato estrella fue una obscura con un cuerpo bien distinguido gracias a los toques de tocino que elevaron los sabores de las salchichas. Se bebe sin prisa para disfrutar las notas (y con cuidado, porque los grados de alcohol no son los mismos que una cerveza mexicana tradicional).  

Pedimos atentamente que no te vayas sin probar el thürning-taco, una salchicha un poco más pequeña de carne molida de cerdo y especias. Es salada, pero logra balancearse con un poco de curry y mostaza.

Entre tanta proteína siempre falta lo dulce: un strudel de manzana que resalta su sabor con pasas y más si lo comes calientito, o un pretzel para que termines más que satisfecho. 

Ya que llegaron justo a tiempo para el Oktoberfest, tienen preparado un menú especial: frikadeller, una especie de albóndiga de ternera y especias a la plancha con mostaza, maridada con Festbier, una lager con notas de miel que ayudará a limpiar el paladar.

Würst es una invitación a los que no tienen miedo de probar cosas nuevas. Eso sí, nada pretencioso, buena música y con una actitud relajada para pasar un buen rato en la barra y animarte a practicar el alemán.

Por Fernanda Rangel

Publicado

Detalles

Dirección Tonalá 36
Roma
Ciudad de México
06700
Precio Precio por persona $200-250
Contacto
Horas de apertura lun-vie 1-9:30pm, dom 1-9pm

Los usuarios dicen

0 comments