Zea es arraigo

Restaurantes Polanco
Recomendado
4 de 5 estrellas
Zea es arraigo
1/10
Foto: Alejandra Carbajal
Zea es arraigo
2/10
Foto: Alejandra Carbajal
Zea es arraigo
3/10
Foto: Alejandra Carbajal
Zea es arraigo
4/10
Foto: Alejandra Carbajal
Zea es arraigo
5/10
Foto: Alejandra Carbajal
Zea es arraigo
6/10
Foto: Alejandra Carbajal
Zea es arraigo
7/10
Foto: Alejandra Carbajal
Zea es arraigo
8/10
Foto: Alejandra Carbajal
Zea es arraigo
9/10
Foto: Alejandra Carbajal
Zea es arraigo
10/10
Foto: Alejandra Carbajal

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Conoce Zea es arraigo, lo nuevo de Polanco que hace homenaje al chile y el maíz en un ambiente de bistro europeo

Zea es arraigo es la nueva joya en Polanco que nos conecta con nuestras raíces a través de su cocina clásica, reinventando sabores mexicanos haciendo homenaje a dos productos ancestrales: el maíz y el chile. Para acompañar la experiencia, tienen una gran selección de vinos del mundo, una deliciosa coctelería de autor y tragos clásicos.

La cocina del chef Pepe Salinas, a cargo de Zea es arraigo, es sinónimo de hablar de calidad; no en vano las reservaciones están a tope para disfrutar del ya conocido Balcón del Zócalo, restaurante que también opera. Salinas decidió correr nuevos riesgos y aventurarse a romperla en Polanco, trayéndonos con Zea es Arraigo un mood cálido y sofisticado, con toques de mar y tierra que se adaptan a cualquier antojo.

De entrada, el lugar es sobrio y elegante, tiene ese pequeño toque europeo tan icónico de los restaurantes franceses, lo que permite disfrutar de un espacio abierto que está acondicionado en la banqueta pero aún así se siente alejado del bullicio y del excesivo tránsito de personas. El interior es muy acogedor e íntimo, muy ad hoc para una cita romántica, alguna celebración especial, cerrar negocios, llevar a tu visita del extranjero o para la mera curiosidad de probar algo diferente a lo ya visto en Polanco.

Imagínense comenzar la experiencia con un delicioso Libélula (Beefeater Pink, jarabe de arándano y frutos rojos, Martini rosso y pimienta rosa) o una clásica margarita, ideales para maridar su brutal aguachile de callo, chiltepín y pepino (es la gloria con sus láminas tostadas de maíces criollos), o un exquisito waffle de camarón con mayonesa de chiles secos (la presentación está increíble).

¿Ya hace más hambre?, tres delicias imperdibles que nos recuerdan los sabores de México en versión más “fifi” (no se espanten, es solo por las técnicas y el emplatado): el taco de pesca del día a la talla con salsa verde, el taco de lechón y verduras en escabeche, y la costra de cola de res con nopales crujientes y puré de tamarindo, un verdadero agasajo que viene listo para convertirse en un taquito con tortilla recién hecha; les recomiendo que se dejen sorprender con las sugerencias de Jorge Maya, el sommelier, para que le hagan honores a dichos platos con una copita de vino o ¿por qué no?, la botella completa, bien lo vale la experiencia.

Dicen que no hay final feliz sin postre y qué mejor que el espectacular merengue de lavanda, haba tonka, frutos rojos y lichi, un mundo de texturas que se ganó mi corazón en cada mordida; si prefieren algo más clásico y apapachador, un flan con caramelo, plátano y helado de vainilla será una gran opción, ya sea que los disfruten con un carajillo o una copita de un buen digestivo.

Si son comensales indecisos y prefieren dejarse guiar por las sugerencias del chef, les recomiendo el menú degustación de temporada, se compone de nueve deliciosos tiempos que los harán disfrutar de sabores mexicanos muy actuales, destacando en todo momento la elegancia del maíz y el picante en cada una de sus preparaciones; si quieren elevar la experiencia les aconsejo preguntar por la selección de maridajes, les encantará. Déjense consentir por la excepcional atención y servicio de todo el staff, que sin duda son grandes anfitriones.

La cocina de Zea es Arraigo nos recuerda que se puede comer bien y bonito sin gastarte una fortuna, nos enseña que comer de verdad implica involucrar todos los sentidos (aquí sí se puede comer con las manos) para trasladarnos instantáneamente a recuerdos o lugares, que la buena mesa une personas y nos desconecta de lo que nos preocupa; la cocina de Pepe sin duda es ese homenaje a México que todos merecemos probar. 

Te recomendamos: Zesta Punta

Ángel Zavaleta (ComelónMX)

 

Detalles

Dirección Campos Elíseos 189
Polanco
Ciudad de México
11550
Transporte Metro Auditorio
Precio Consumo promedio por persona $700
Contacto
Horas de apertura Lun-sáb 1-11pm, dom 12-7pm
También te puede gustar
    Best selling Time Out Offers