0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Lorena Saravia

Platicamos con la diseñadora con motivo de la apertura de sus nuevas boutiques en la CDMX

Foto: Sam Rivas

La Escuela Superior de Diseño y Moda, en Barcelona, fue la encargada de su formación como diseñadora, Macario Jiménez su mentor y Who’s On Next de Vogue su plataforma para dar el gran salto a la industria de la moda. 

Perfeccionista, perseverante y multifacética son los adjetivos que mejor describen a Lorena Saravia, quien desde la comercialización de su marca homónima en 2013, se ha convertido en sinónimo de talento y moda nacional.

Sus diseños se caracterizan por adaptarse a las necesidades y estilo de vida de la mujer contemporánea y en cada colección los referentes de la temporada anterior se muestran como punto de continuidad, logrando la unificación del concepto. Básicos, high fashion, accesorios y ropa deportiva son los productos que conforman su línea y se encuentran disponibles en su boutique en Masaryk, en diferentes tiendas departamentales y ahora en las Temporary Stores.

¿En qué consiste el proyecto Temporary Stores?
En la apertura de dos tiendas, una en Antara y otra en Centro Santa Fe. No somos una marca común y corriente, se tomó la decisión para poder hacer una prueba piloto y ver si funciona o no. Estas pueden durar seis meses, un año o pueden quedarse de por vida. Creo que la necesidad de la marca era estar en un centro comercial y ser expuesta ante un grupo de gente para ver qué pasaba. 

¿Cuál es la misión de la marca Lorena Saravia?
Hacer prendas que sean útiles en el clóset de una mujer y que se adapten a su día a día.

La sobriedad, feminidad y elegancia son las principales características de tu trabajo. ¿Cuál consideras que es su sello distintivo?
Tenemos ciertos detalles y cosas que definen a la marca, como son los botones, las hombreras, los estampados y el corte de las chamarras de piel. Aunque realmente es un estilo de vida lo que nosotros estamos enfocados a que la gente identifique.

¿De dónde viene la inspiración para cada una de las colecciones?
Son cosas que no puedes controlar mucho, vas viendo las necesidades y empiezas a aterrizar ciertas ideas y satisfaciendo a esta mujer contemporánea y multifacética. En mi mente metafóricamente existen cajones que se dividen en la parte creativa, personal, proyectos, el día a día y en las peticiones en tienda.

De toda tu indumentaria ¿hay alguna pieza que sea tu favorita?                         
Hay varias, creo que cada una tiene su propia función, pero en definitiva es la chamarra blazer de piel. Una prenda clásica y atemporal que desde su lanzamiento ha funcionado a la perfección.

En marzo varias de tus creaciones estelarizaron importantes publicaciones, principalmente los vestido estampados ¿Qué significa para ti el que tu trabajo sea reconocido en diversos medios publicitarios?
Justo el estampado fue un riesgo que tomamos todo el equipo. Es algo totalmente nuevo para la marca y tuvo un recibimiento increíble con la prensa y clientela. Considero que el hecho de ver crecer a este nivel las cosas es fruto de que el equipo opera y funciona realmente como uno mismo y que existe una comunicación en él.

¿Tienes algún proceso creativo?
No, pero hay muchos proyectos alternos y propuestas de diversas marcas que realmente ayudan a fomentar la inspiración con sus aportaciones, que activan y desactivan la colección y hacen que llegue ese proceso creativo. Por ejemplo, durante su presentación en el Vive Latino, León Larregui traía un poncho que hice con plumas, su fabricación fue increíble y eso me ayudó a aterrizar cosas, por lo que acabé metiendo plumas en toda la colección.

Actualmente perteneces a una nueva generación de diseñadores mexicanos como Carla Fernández, Kris Goyri, Pink Magnolia y Yakampot, entre otros ¿Crees que con esta nueva ola de artistas México se pueda convertir en un referente de la moda a nivel mundial?
Quizá aún estamos muy lejos de eso, creo que si hay mucho movimiento artístico, no nada más en moda. Aunque no estamos preparados debido a que existe mucho malinchismo.

¿Qué consideras que le falta a la industria de la moda mexicana?
A nivel negocio le falta crecer mucho, existe toda esta parte de manufactura en donde México tiene una capacidad impresionante, por otro lado que la parte económica y el negocio de retail funcionen como en otros países y que existan los canales de distribución, al final del día si tú no vendes y no tienes este retorno de inversión, es muy complicado seguir vendiendo, proponiendo y llenando los puntos de venta, por lo que los diseñadores se estancan en ellos. Lo más difícil no es entrar, sino mantenerse.

Si no hubieras estudiado diseño de moda, ¿a qué te hubieras dedicado?             
Me encanta la parte de producción, me he involucrado mucho en ella y también la producción musical, aunque no se tocar algún instrumento.

¿Cuál es el siguiente paso en tu carrera?
Que los canales de distribución, la marca y las tres boutiques funcionen. No queremos 200 tiendas, pero sí quiero 10 muy concretas. Ahorita mi mayor prioridad es que la marca opere, sea negocio y que tengamos un equipo que pueda crecer sanamente, porque el posicionamiento, el nombre y la marca consolidada ya lo tenemos.

Comentarios

0 comments