Rey de Navajas

Shopping Roma
3 de 5 estrellas
Rey de Navajas  (Foto: Alejandra Carbajal)
1/8
Foto: Alejandra Carbajal
Rey de Navajas  (Foto: Alejandra Carbajal)
2/8
Foto: Alejandra Carbajal
Rey de Navajas  (Foto: Alejandra Carbajal)
3/8
Foto: Alejandra Carbajal
Rey de Navajas  (Foto: Alejandra Carbajal)
4/8
Foto: Alejandra Carbajal
Rey de Navajas  (Foto: Alejandra Carbajal)
5/8
Foto: Alejandra Carbajal
Rey de Navajas  (Foto: Alejandra Carbajal)
6/8
Foto: Alejandra Carbajal
Rey de Navajas  (Foto: Alejandra Carbajal)
7/8
Foto: Alejandra Carbajal
Rey de Navajas  (Foto: Alejandra Carbajal)
8/8
Foto: Alejandra Carbajal

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Llega un momento en la vida adulta que necesitas a alguien de confianza para que te corte el cabello como quieres y no termines con una clásica “despuntada”. Esto tiene que ver tanto con el estilo de tu barbero, como con el lazo que se crea a primera vista —es real, aunque suene cursi—. Me enteré de Rey de Navajas, una barbería en la Roma, y como necesitaba dejar de ser un neandertal y que algún barbero me devolviera a la vida civil, fui a visitarla.

Escondida en un primer piso, cuando llegué tuve que caminar entre las mesas de un restaurante para subir las escaleras. Desde la puerta se logra ver un estilo fresco reforzado por los clásicos masculinos; madera por todos lados, navajas, dardos, ruletas y chelas. Como ya es tradición de las barberías en la Ciudad de México, Rey de Navajas ofrece cortes de cabello, barba, manicure, pedicure, tratamientos faciales y —como plus—, masajes descontracturantes, todo con la ya clásica barra libre de chela, whiskey, mezcal y tequila.

En mi visita me atendió Edd, un barbero que no solo se preocupó por entender el tipo de corte que quería, también me hizo sentir lo suficientemente cómodo para platicar de nuestro trabajo y nuestras experiencias. Lo que me gustó mucho fue que, sí bien recurren a elementos que refuerzan la masculinidad de la vida —el atomizador es una botella de Jack Daniel's—, no me sentí en un ambiente de trogloditas golpeándose el pecho para mostrar quién es el más macho.

Después de cortar mi cabello, Edd trabajó en mi barba; dos sobres de té me cubrieron las ojeras, mientras la toalla caliente abría los poros de mi cara. Algo que disfruté su programación de videos de rock que van desde Pearl Jam hasta Radiohead.

Rey de Navajas cuenta con varias promociones, pero hay dos famosas. La primera consiste en girar una ruleta —tipo Las Vegas— cuando te levantas de la silla; eliges un número y si le atinas, tu servicio es gratis, si no, te echas un shot de algún licor de la casa. La segunda tiene que ver con un sorteo semanal; en una copa gigante echas tu tarjeta de presentación o una tarjeta con tu nombre, teléfono y mail, si sales ganador, te dan un corte de cabello o barba gratis —con valides de una semana—.

Si eres de lo que opta por la privacidad, Rey de Navajas posee un salón para todos aquellos que prefieren hacerse un servicio sin que los vean (el mismo caso para los masajes). Además, cuenta con venta de productos como ceras, tónicos para la barba y navajas —si compras una te dan clases gratis de cómo usarla—.

Esta barbería tiene un servicio de barbería, con un estilo más relajado y sin tanta pretensión, y es un excelente lugar para darte una manita de gato. Si vas, observa todo a tu alrededor, puede que estés cerca del nuevo speakeasy de la CDMX.

Por Gil Camargo

Publicado

Detalles

Dirección Jalapa 189
Roma
Ciudad de México
06700
Contacto

Los usuarios dicen

LiveReviews|0
1 person listening