Adiós a la cuarta pared

Hazlo en la azotea, en el camión, en un billar. No es necesaria una habitación para disfrutar... de una obra de teatro. Te presentamos cuatro opciones
Por Melissa Moreno |
Advertising

Ir a la taquilla, comprar tu boletito y apartar una butaca es del siglo 20 . El teatro itinerante ha desmitificado su propio espacio, gracias a producciones independientes que sin altos presupuestos, con compañías de no más de 10 personas y con publicidad de boca en boca, te ofrece una manera diferente de disfrutar las artes escénicas.

Teatro

Trolebús Escénico La Nave

icon-location-pin Condesa

Marco Viera era testigo de cómo las ratas se apropiaban de este espacio. Sabía que algo debía hacer con él. Y lo hizo: metió el proyecto al FONCA, le asignaron presupuesto y luego de cuatro años este trolebús escénico se sostiene solo. A primera vista, parece un autobús abandonado, pero en realidad es un albergue alternativo para distintas disciplinas artísticas. “Buscaba tener una curaduría muy clara. No como las grandes obras institucionales sino que los  directores vayan arriesgando y equivocándose”, explica Viera. En La Nave no hay teatralidad, “casi estás viendo un espejo de la realidad, la calidad de interpretación se modifica. Eliminamos el artificio escénico y no porque no tengamos los recursos, sino porque le apuesto al tipo de teatro para que sólo la actuación nos haga emocionarnos", dice Viera. En febrero de 2013 es su aniversario y planean celebrar con puestas en escena y conciertos. En corto, Marco nos contó que están pensando convertirlo, además de teatro, en un espacio cultural que incluya sala de lectura y proyección de videos.

Time Out dice
Museos y centros culturales, Interés especial

Carro de Comedias

icon-location-pin Ciudad Universitaria

Este remolque se convierte en una plataforma que funge como escenario.  Es camaleónico, pues los elementos cambian de acuerdo a la puesta en escena. Lo interesante de este carro es que  puede moverse a plazas, parques, escuelas o malecones, sin la necesidad de llevar técnicos. El proyecto nació con alumnos de prepa y de licenciatura que buscaban un espacio, pero no tenían cabida en los recintos universitarios porque no tenían la preparación suficiente. La Dirección de Teatro de la UNAM, junto con las facultades de ingeniería y arquitectura decidieron armar el remolque. “Actuar en el carro de comedias es un diplomado de actuación, aprenden a proyectar la voz, perfeccionan su trabajo de improvisación y de contacto con el público”, explica Fernando Bernal, coordinador del Carro de Comedias.Los fines de semana ya tienen una audiencia cautiva afuera del Centro Cultural Universitario, y entre semana siempre tienen invitaciones en festivales, en la Universidad Pedagógica Nacional, prepas y tecnológicos. Siempre en busca de espacios. Para Fernando es muy importante acercar el teatro a todo tipo de público, sobre todo a aquél que vive situaciones difíciles, como entornos violentos. Por ejemplo, con su última temporada fueron al municipio de Jiménez, en Tamaulipas, a presentar La Paz de Aristófanes. En una escena, el actor preguntó a la audiencia “¿quién me ayuda a liberar la paz”. Un hombre mayor del público gritó: “¡Jiménez te ayuda!”. Todo el público se unió al reclamo. Los actores

Time Out dice
Advertising
Teatro

Trolebús El Foro

icon-location-pin Roma

Estos trolebuses fueron un donativo del gobierno de Japón. Resulta que en la década de los 70 este país envió toda una flotilla que resultó inservible porque el asiento del chofer estaba del lado derecho, como los ingleses. (#epicfail) Desde entonces han sido centros de cómputo, bibliotecas y escuelas de música.  Al verlo abandonado, Judith Inda – responsable del proyecto–  junto con un equipo de trabajo entraron a un concurso para desarrollar un proyecto. A partir de entonces se convirtió en un multiforo de expresión artística que incluye teatro, cine, música, talleres, exposiciones y lectura en voz alta. Cada día es temático: lunes experimentales, martes de cine, préstamo de libros gratuito y lectura en voz alta; miércoles de teatro; jueves de stand up; viernes de cabaret; sábado de espectáculos para niños y tardes de danza o teatro; y los domingos normalmente son de música.

Time Out dice
Advertising