La persona deprimida

Teatro, Drama
La mujer deprimida
Foto: Cortesía de la producción

Time Out dice

Una mujer hace un recorrido por los momentos de su vida que devinieron en una depresión patológica

Carolina Politi es una persona deprimida. O al menos eso es lo que reflejará la actriz sobre el escenario cuando, en solitario, se enfrente al público para lanzarles, a través del humor, La persona deprimida. 

Esta historia originalmente pertenece al escritor estadounidense David Forster Wallace y de la cual se apropió el prestigiado dramaturgo y director Daniel Veronese. Él, luego de estrenarla exitosamente en Argentina, se unió al productor Arturo Barba con el objetivo de lograr el montaje mexicano, para el cual Barba eligió a la actriz, quien es una de las más sólidas de nuestro teatro.

El trabajo de Politi en montajes como En la meta, Play Medea y Edipo, nadie es ateo, le han conferido la autoridad para asumir este monólogo en el que una mujer hace un recorrido por los momentos de su vida que devinieron en una depresión patológica. Esta ficción teatral tiene su base en la ficción literaria, pues es un relato del libro Entrevistas breves con hombres repulsivos, uno de los más celebrados del autor de culto. Aunque el tema se antoja denso, la actriz asegura que está trazado desde otra óptica, la de la evasión y, a la vez, la de la empatía.

"Todo está abordado con mucha amorosidad y humor. La obra mira desde la afectación que produce en las personas el dolor. Uno a partir del dolor no está en un sufrimiento evidente, sino tratando de contar al otro que no le está pasando eso. Es lo que hacemos las personas para ser aceptadas y poder ser parte: corremos y escapamos de lo que nos pasa y hacemos defensa y ataque de nosotros mismos en este afán de conectar con el otro".

Además de la oportunidad de hablar sobre esas cosas que a mucha gente le da vergüenza mencionar, Carolina celebra el poder trabajar con el autor y director de montajes tan elogiados como Mujeres soñaron caballos, Los hijos se han dormido y Teatro para pájaros.

"Trabajar con Veronese es algo que he deseado en distintos momentos de la vida, sobre todo tras ver algunas de sus obras, pero no se había dado por diversas circunstancias. Pero las cosas suceden cuando deben suceder y ahora es una gran alegría el compartir un espacio de creación teatral con alguien a quien considero fundamental para el teatro latinoamericano. Daniel tiene una mirada distinta a la de uno. Su ojo ve algo que es muy sencillo, pero que nosotros no lo habíamos visto".

A través de Politi, podremos apreciar la peculiar mirada de Veronese sobre Forster Wallace y su persona deprimida.

Recomendado: La ira de Narciso, una autoficción homoerótica.

Detalles

También te puede gustar
    Best selling Time Out Offers