Las dos alegres consuegras
Foto: Cortesía deFoto: Cortesía de la producción

Obra en streaming Las dos alegres consuegras

Susana Alexander y Silvia Káter se reúnen para alegrarte la tarde

Escrito por
Enrique Saavedra
Publicidad

En el teatro se ha hablado hasta la saciedad de padres e hijos, hermanos y hermanas, a veces de abuelos y nietos, pero rara vez se expone el universo que encierra la relación de las consuegras: las mamás de esos dos que han decidido unirse en noviazgo, matrimonio o simple y llana pareja. Llegó el momento de conocer a dos mujeres unidas gracias a sus hijos y que no son necesariamente amigas… hasta que una decide visitar a la otra y empieza una fiesta personalísima compartida entre dos señoras dispuestas a ajustar cuentas entre ellas y, de paso, divertir a los espectadores.

Susana Alexander, esa incansable artista que vio en la virtualidad un escaparate eficaz y generoso para continuar con sus espectáculos de teatro, poesía y humor, invitó a la actriz argentina Silvia Káter, quien vive en Yucatán. Ellas van a interpretar en Las dos alegres consuegras un divertimento basado en la improvisación y en las inquietudes que atañen a estas dos intérpretes que, antes que eso, son mujeres que viven su tercera edad en plenitud, con sabiduría y con la seguridad de saberse queridas y admiradas por un público.

Entre anécdotas, reflexiones, picardías y un poquito de alcohol —o tal vez bastante—, Susana y Silvia hacen y deshacen frente a una cámara (dirigida por Iván Aguilar) que logra transformar el hecho teatral en una experiencia audiovisual completa y digna.

Las dos alegres consuegras es una oportunidad para que todo el público, pero muy especialmente los hombres y mujeres de la tercera edad se conecten a este nuevo lenguaje y disfruten de la ironía argentino-yucateca de Silvia Káter, quien gracias a proyectos como este puede ser vista más allá de Mérida. Y por supuesto, que gocen con el estilo único que Susana Alexander despliega en cada palabra y cada gesto; un estilo que en esta ocasión no solo buscará conmovernos, sino que intentará algo tal vez más difícil en estos tiempos: alegrarnos.

Las dos alegres consuegras. Boletia. Sábado 30 de enero 6pm. $150.

Recomendado: El efecto del amor: encierro, depresión y una píldora de amor.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad