Instrucciones para saltar
Foto: Cortesía de la producción

Streaming de Instrucciones para saltar, una obra de Teatro La Capilla

¿Hasta dónde llegamos por salvar la amistad? Descúbrelo desde una sala virtual de Teatro La Capilla

Escrito por
Perla Velázquez
Publicidad

Muchos de los que estamos leyendo estas líneas nos vamos a acordar de alguna experiencia o suceso que nos marcó en el pasado; quizás fuimos cómplices al quedarnos callados, al reírnos o “jugar” con alguna situación de acoso o abuso sexual que vimos en nuestra adolescencia.

Instrucciones para saltar es la historia de tres amigos: dos hombres y una mujer que se conocieron en la secundaria, como al principio de muchas amistades, no se caían bien, pero con el paso del tiempo se volvieron el uno para el otro, hasta que Fernando y Saúl violan a Mariana, su supuesta mejor amiga. La historia escrita por el dramaturgo Víctor Velo y bajo la dirección de Ro Banda es vista a través de una sala virtual del Teatro la Capilla.

“La idea de crear la pieza nace de las experiencias de mis amigas o de la gente cercana a mí que de pronto empezó a contar sus historias de hombres que han intentado propasarce con ellas; me pareció súper fuerte porque yo siempre he pensado que cuando somos amigos tenemos nuestros límites y nos respetamos, pero no es así”, nos contó Víctor Melo.

La obra cobra vida por los actores Germán Bracco, David López y Fernanda Albarrán, los tres frente a una cámara nos cuentan la versión de cada uno, cómo pasaron las cosas, cómo llegaron hasta ese punto y qué fue lo que sintieron antes, durante y después de la violación. La sala virtual es una especie de refugio, un confesionario que hace que el espectador sea parte del crimen perpetrado. ¿Te has sentido así cuando una amiga te ha contado lo que ha vivido?

A Fernanda Albarrán esto le pasó: “al leer el texto fue un clavado porque comencé a reflexionar sobre mis comportamientos y pensé en las situaciones en las que he estado y que he pasado por alto. En alguna fiesta que tal persona intentó hacerme algo. Para mí, es una manera de decirle al público que se dé cuenta de lo que vivimos y no es como lo hemos imaginado: que la violan, porque era una cualquiera, nos puede pasar en cualquier lugar”.

La historia no deja mucho a la imaginación, los diálogos son crudos y directos, pero provocan sentirnos en una plática con nuestros amigos. Al escribir el texto Víctor pensó en cuántas veces cayó en la cultura machista que emborracha a mujeres para propasarse, cuántas veces se justificó en el alcohol y desde ahí autoreflexionó. “Todos somos machos en reconstrucción o deconstrucción”, cuenta, por eso la obra fue un proceso de “reeducación, de retomar las cosas en las que ha fallado y pedir disculpas.

“Hemos vivido una situación de estar dormidos ante la violencia contra las mujeres, nadar de muertito y gozando de los privilegios en los que hemos crecido. Los diálogos son pláticas que yo he tenido, expresiones que he dicho. Ahora las escribo y digo: cerdo, asqueroso”.

Intepretar Instrucciones para saltar fue un reto para Fernanda, porque “es muy crudo y directo, pero ahí encontré la fuerza para recibir todos los golpes de las palabras de cómo se utiliza el cuerpo de una mujer es doloroso”.

Instrucciones para saltar. Sala virtual Teatro La Capilla. Jueves 8pm. Hasta el 29 de abril.

Recomendado: Hacia las luces del norte: dos amigos cuestionarán su identidad en un viaje.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad