Te quiero hasta la luna
Foto: Norberto Reyes

Streaming de la obra de teatro Te quiero hasta la luna

Esta obra de teatro es un apapacho virtual en tiempos difíciles, platicamos con sus protagonistas

Por Enrique Saavedra
Advertising

No sa bemos si será más fácil o difícil llegar a la luna en estos tiempos de virtualidad, lo que sí sabemos es que la diversión y el romance estarán asegurados gracias a que la comedia Te quiero hasta la luna aterrizará en los escenarios virtuales. Se trata de la historia de Pablo y Julia a lo largo de los años, enmarcada por el fuerte deseo de subir en una nave espacial y visitar a ese satélite que tantos amores y anhelos ha iluminado. Platicamos con los protagonistas de esta obra de Matías Puricelli y Francisco Ruiz Barlett, dirigida por Anahí Allué y protagonizada Lupi Labunia y Mario Sepúlveda.

Lupi, luego de todo lo que ha sucedido en los últimos 12 meses, ¿cómo crees que el público reciba esta historia que involucra la unión y el anhelo de dos personas a través de los años?
Siento que la obra ahora es más conmovedora: estamos en un momento en que necesitamos amor. En la obra hablamos de pérdidas, de esas personas que fueron importantes para nuestra vida y no es solo un viaje a la Luna, es un viaje a través de la vida de estos personajes. Y es fácil que el público tenga empatía hacia ellos, ya sea por las distitnas edades en que vemos a los protagonistas o por cualquiera de los momentos especiales que se plantean: esa plática con tu pareja, con tu amigo, con tu hermano, ese beso importante, esas discusiones que también son trascendentes. Hoy estamos más sensibles y más empáticos y necesitamos un abrazo. La gente que ha visto Te quiero hasta la luna me ha dicho que esta obra es como un apapacho.

Mario, ¿cómo ha sido el proceso de volver al escenario ahora en un formato virtual?
Todas las temporadas han sido diferentes. Anahí Allué dice que cada vez que nos juntamos a ensayar y presentar la obra, somos personas diferentes, con más y mejor preparación actoral. Así que al ensayar nuevamente o dar nuevas funciones, aunque ya la tenemos bien hecha, surgen nuevos detalles que se incorporan a la obra, porque creemos que son parte de la vida de los personajes y son cosas que haría Pablo o que haría Julia. Cada vez que corremos un ensayo o damos una función, siempre es distinta a la anterior, siempre sale algo más, algo nuevo y esto es porque Lupi y yo hacemos muy buena mancuerna, sabemos vernos a los ojos, qué quiere decir o hacia dónde va cada uno.

Lupi, cuando disfrutes en casa esta transmisión, ¿qué recuerdos vendrán a tu mente sobre el proceso de filmar la obra?
Mario y yo no podíamos creer que toda la escenografía y la iluminación eran nuevas: parece que estamos volando realmente. La primera vez que ensayamos ya en el escenario para repasar la obra, no fue nada bueno, fue todo un lío con los micrófonos, pero estábamos muy emocionados, era como ir a la luna de verdad. En la filmación todo salió bien, pero fue un encuentro totalmente transformado debido a estos tiempos en que nos vimos muy pocas veces antes de filmar.

Te quiero hasta la luna. Boletopolis. Viernes 14-domingo 16 de mayo. $200.

Recomendado: Acústico de teatro Noche de estrellas.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising