Susana Zabaleta interpreta a uno de los personajes más emblemáticos del teatro musical

La actriz nos cuenta sobre su participación en la obra de teatro musical Casi normales

Susana Zabaleta en Casi normales
Foto: Cortesía de la producción
Por Enrique Saavedra |
Advertising

Diana, uno de los personajes más emblemáticos del teatro musical del siglo XXI es protagonizado por la actriz, cantante y conductora Susana Zabaleta. El musical Casi normales (Next to Normal) de Brian Yorkey y Tom Kitt es traducido y dirigido por Diego del Río, quien es el culpable directo de que la reconocida creadora de espectáculos de cabaret encabece el reparto, pues la convenció de aceptar una ficción que se asemeja a la realidad que vivió Susana hace unos años, cuando entró en un estado de depresión y sufrió los efectos de los medicamentos que le recetaron para combatirla.

Eres muy selecta con tus participaciones teatrales, ¿qué te hizo aceptar esta obra?
Hace un año Diego me habló y le dije: no, yo no puedo hacer algo así, porque yo ya pasé por esto y no quiero volver a estar ahí; yo sí sé lo que es caerse al pozo, lo que es caerse de una montaña y ya no lo quiero. Me respondió: "confía en mí". Entonces, muy inteligente, como todo buen director, me fue guiando. Primero se convirtió en mi amigo, me contó su historia, yo le conté la mía y luego de eso me dijo "entonces sí vamos a trabajar juntos, ¿verdad?”. No pude decirle que no, tuve que aceptar que ya le tenía confianza.

¿Conocías el musical antes de que te lo ofrecieran?
No. La primera vez que lo vi fue en YouTube, con Diego al lado. Estaba nerviosísima. Actoralmente es difícil, pero musicalmente lo es aun más. Los compositores llevaron toda la complejidad del personaje a la música y hay duetos y cuartetos muy fuertes.

¿Qué tanto la situación personal que viviviste te acompaña en este proceso y qué tanto la dejas de lado?
La dejo de lado, porque la enfermedad del personaje no es tan exacta como la mía. Diana tiene transtornos esquizofrénicos, escucha voces. Hay una aplicación en Youtube en la que puedes escuchar lo mismo que un esquizofrénico durante todo el día. Mi hija me la compartió cuando empecé el proceso de la obra. El video dura 15 minutos y solo aguanté cinco minutos. Escuchar voces es una cosa horrorosa. A Diana le pasa eso. Yo, obviamente, todavía no llego a ese grado. Ojalá nunca.

¿Qué sientes de volver a cantar rock, que es un género que abordaste en tus inicios como cantante?
Exacto. Tuve mis tiempos de Cecilia Toussaint. Canté rock, el disco Desde el baño es completamente rockero. A mis hijos les da mucha risa cuando llegan y estoy escuchando la música de la obra y me preguntan "¿qué estás oyendo?, ¿en dónde está la ópera que siempre escuchas?". Y cuando les digo que es lo que ahora voy a hacer y que canto rock, no me creen y se ríen; “¡relájate, mamá!". En la obra tengo dos piezas rockeras muy fuertes. 

Uno de los números más famosos y más fuertes de Diana es “Extraño las montañas”...
Es cuando ella se ve al espejo y se da cuenta de que la vida es eso: montañas que subir. Te la pasas intentando llegar hasta arriba y cuando llegas por fin, dura bien poquito y viene la bajada. Ese es el ser humano. Siempre queremos estar enamorados, hacemos todo para enamorarnos y cuando nos enamoramos, decimos que es el amor de mi vida y siempre lo voy a amar. Pero sucede que no, que te dura dos o tres años, se va en picada y se acaba. El éxito es exactamente igual. Así es cada obra, cada disco, cada espectáculo.

¿En qué nivel de la montaña está Susana Zabaleta actualmente?
Con Casi normales, con mi participación en el espectáculo Réquiem de Mozart en noviembre y con mi regreso a la Sala Nezahualcóyotl en octubre de este año, estoy bien arriba (entre risas).

Advertising