The Book of Mormon, el aclamado musical de Broadway llega a la CDMX

El aclamado musical ganador de nueve premios Tony llega este otoño a la Ciudad de México. Platicamos con dos de sus protagonistas

The Book of Mormon en la CDMX
Foto: Alejandra Carbajal
Por Jacqueline Molina |
Advertising

The Book of Mormon, el aclamado musical escrito por Trey Parker, Matt Stone (creadores de la serie animada South Park) y el compositor Robert López (Avenida Q), llega este otoño por primera vez a la Ciudad de México. El actor Jordan Matthew Brown, quien lleva más de dos años en la compañía interpretando el personaje de Elder Cunningham, y Alyah Chanelle Scott, quien en su debut profesional encarna a Nabulungi, nos cuentan lo emocionados que están de presentar esta obra de Broadway a un público que no la ha visto antes y poder experimentar la cultura mexicana y a su audiencia.

¿Cuánto tiempo llevan de gira con The Book of Mormon? ¿Cómo se integraron a ella?
Jordan: Yo me sumé directamente a la gira como suplente hace dos años, después estuve con la compañía en Broadway por un año y desde abril salí de gira otra vez como titular. Ha sido un viaje increíble estar con diferentes compañías e interpretar a uno de los personajes principales es muy especial. El público en cada ciudad es como si fuera un personaje más, sobre todo en la comedia, pues las reacciones, así como la comunión que se genera entre el elenco y los asistentes, son muy particulares. 

Este espectáculo da una voz única a los ingenuos jóvenes misioneros que son enviados a países devastados por la guerra para convertir a las personas. ¿Por qué el público está tan enamorado del mensaje de Trey Parker y Matt Stone? 
Jordan: Una de las razones es porque además de que es una comedia perfectamente escrita, la obra en sí tiene un gran corazón. La historia habla de la verdadera amistad y que debes creer en lo que tú quieras. Y en verdad se siente lo mucho que le importaba a Parker y Stone que el público sintiera eso. No hay nada al azar, todo está escrito con un propósito y es precisamente por eso que se sigue viendo esta obra.

Alyah: Además de que tiene todo lo que puedes pedir en un musical: grandes canciones, coreografías, un gran espectáculo que además de hacerte reír, probablemente también te saque una que otra lágrima. 

La fe y la duda son grandes temas en The Book of Mormon. ¿Cómo han afectado a cada una de sus carreras hasta ahora? 
Alyah: Soy la más joven del elenco y es mi primer protagónico desde que salí de la universidad, pero tengo fe en que puedo hacer esto, la duda siempre va a estar. Es una cuestión universal, pues todos tienen estos sentimientos, pero cuando tienes la oportunidad de ver obras con personajes como estos, algo te mueve. Cuando presencié por primera vez The Book of Mormon me pude identificar de un modo más profundo a mí misma en el escenario, más allá de ver a alguien que se parece a mí. Conecté emocionalmente con alguien que estaba pasando por lo mismo que yo. Y es ahí cuando me di cuenta de que yo quería hacer lo mismo para otras personas, enseñarles que todos pasamos por las mismas experiencias y que aunque a veces te sientes solo o en alguna circunstancia similar siempre puedes conectar con los demás por más lejos que estén.

El espectáculo confronta algunos temas complicados. ¿Hay alguno en particular dentro de la obra que les haya impactado?
Jordan: Es una obra que habla de fe, religión, igualdad, lgtb, derechos igualitarios, pobreza... temas que han sido importantes por muchos años y no creo que en la obra se burlen de ninguno, mas bien son tratados de una forma importante. Usa la comedia como herramienta para crear conciencia, hay momentos en qué inlcuso te cuestionas si deberías estar riendote. Inclusive te provoca a tomar acciones para cambiar esas desafortunadas circunstancias.


Foto: Alejandra Carbajal / Time Out México

¿Conocían The Book of Mormon en sí mismo o a los misioneros mormones antes de involucrarse en la producción?

Alyah: Tengo algunos amigos que crecieron cerca de mormones, pero no supe mucho de la religión como tal hasta que entré a la obra.

Jordan: No conocía a ningún mormón hasta hace poco, incluso algunas personas de elenco fueron mormones. Una vez que me integré a la obra, investigué. Y claro, la primera vez que vi el musical.

¿Cómo se sienten al interpretar estos icónicos personajes que han sido cubiertos por tantos otros actores en las diferentes producciones?
Alyah: Es mucha responsabilidad. Yo siento aún más, pues es mi primer trabajo profesional al salir de la universidad. Tener esta oportunidad es todo lo que siempre quise hacer, pero también estoy nerviosa y estoy segura de que puedo hacerlo. Me identifico mucho con el personaje que interpreto y su experiencia: es joven, ingenua (soy la menor del elenco) y durante la obra ella encuentra su propia voz y su confianza. La forma en la que lo hace en cada función me ha enseñado que puedo lograrlo en mi propia vida.

Jordan: Es formar parte de un legado, me siento honrado de formar parte de esta historia. Siempre quise hacer este personaje y cuando pienso en todos los actores que lo han interpretado antes que yo, en el viaje que ha tenido este personaje, lo vuelve más especial.

Cuando miran hacia atrás, digamos 20 o 30 años, ¿cuál creen que será la lección más importante que hayan aprendido de esta obra?
Jordan: Creo que para ambos, desde el punto de vista actoral, es una gran experiencia estar de gira y ser capaz de vivir tantas cosas que te hacen crecer como artista. Y saber que estás en el camino correcto y puedes mantenerte en el mismo camino.

Alyah: Aún sigo en el proceso de aprendizaje y esta es una gran experiencia para asumir la resposabilidad que tiene un actor, como te expones a ti y al personaje a nuevas audiencias.

Jordan: Quisiera mirar atrás y recordar a un público feliz, saber que fui capaz de causar esos sentimientos y las emociones que ellos me produjeron a mí. Encontrar dentro de mi día a día esa fuerza para seguir provocando algo en un público y saber que soy parte de un recuerdo que nunca olvidarán.

Compra tus boletos para The Book of Mormon

Teatro, Musicales

The Book of Mormon

icon-location-pin Centro Cultural I, Roma
icon-calendar

De la mente de Trey Parker y Matt Stone (South Park) y del compositor y letrista Robert Lopez (Avenue Q), llegará al Centro Cultural Teatro 1 el musical The Book of Mormon, directo del Eugene O'Neill Theatre de Broadway. Se trata de la gira de uno de los musicales más exitosos de las últimas décadas, que en CDMX se presentará en su formato original con subtítulos en español.  El increíble libreto, el diseño (Scott Pask), la dirección (Casey Nicholaw y Trey Parker) y las melodías pegajosas hacieron que The Book of Mormon ganara nueve premios Tony, el New York Drama Critics Circle como mejor musical, cinco Drama Desk y el premio de The Drama League como mejor musical, entre otros galardones.  Esta historia comienza en Salt Lake City, donde los misioneros mormones Elders Price y Cunningham son enviados para salvar almas en Uganda, un país en África asolado por la guerra, el SIDA y la pobreza. La amistad que se va desarrollando entre estos dos personajes, que al parecer no tienen nada en común, sienta las bases emocionales del espectáculo. En medio de chistes sobre racismo, la enfermedad y el desprecio homofóbico, estos “inocentes” misioneros logran ver las mentiras de la sociedad, pero no consiguen cambiar al mundo; el mundo los cambia a ellos. En The Book of Mormon la religión es el imaginario de la obra y la burla no es solo hacia José Smith y su ángel Moroni, también satirizan algunos de los musicales clásicos como Wicked, Jesucristo Superestrella, El rey león (obvio) y Lo

Advertising