Monólogo Vals no.6
Foto: Cortesía de la producción

Vals No. 6, monólogo sobre violencia, feminicidio y el abuso infantil

Monólogo basado en la obra homónima del dramaturgo Nelson Rodrigues, considerado el Shakespeare brasileño

Por Enrique Saavedra
Advertising

⭑⭑⭑⭑✩

Entre las grandes ausencias que tenemos en México con respecto al conocimiento de otras dramaturgias, sin duda la brasileña es de las más notorias. Contados son los autores de esa nacionalidad que se han traducido y escenificado en nuestro país, a pesar del interés de más de algunos traductores, creadores y productores.

Por eso, una de las propuestas más atractivas de la programación de Teatrix, una plataforma de streaming con producciones teatrales, es el estreno en México del monólogo del legendario dramaturgo y periodista carioca Nelson Rodrigues, figura esencial de la crítica política, social y cultural del Brasil del Siglo XX.

A partir de su obra, Valsa No.6, publicada en la década de los cincuenta, la nueva casa productora Petit Erizo realiza una adaptación —a cargo de Natalia Werneck, traductora del texto— creada especialmente para la virtualidad y para los requerimientos de la plataforma de streaming, lo que permite que el discurso de este monólogo resuene más allá de las paredes de un recinto teatral.

Lo que es expuesto por Rodrigues como una problemática de mitad del Siglo XX en el país sudamericano, hoy se presenta como una realidad mundial persistente, aunque cada vez con más voluntades y voces alzadas públicamente en contra del abuso infantil, la violencia de género y el feminicidio.

El célebre e identificable Vals No. 6 de Chopin, ese que es conocido como el “Vals del Minuto” y que ha fungido como fondo de diversos momentos artísticos —incluída una parodia de Nacha Guevara—, aquí es el catalizador para que Sonia, una adolescente de 15 años nos cuente una historia que es la suya y, al mismo tiempo, la de muchas niñas, adolescentes y mujeres de este país, de Brasil, del mundo.

Angélica Rogel conduce a la joven actriz Alejandra Piastro en este monólogo y la mancuerna que ambas logran —asidas al trabajo de Werneck y apoyadas por los diseños de iluminación, vestuario y multimedia— es notable, principalmente por la sobriedad que imprimen al montaje y el peso que le asignan a cada palabra y la profundidad con la que escarban en el lenguaje, eso que parece mero asunto para lingüistas y filólogos, pero que en temas como este es arma de dos o más filos. Sí, hay que ver esta propuesta, porque para eso fue hecha, pero aún más hay que escucharla. Escuchar. Atender.

Vals No. 6. Disponible en Teatrix. 

Recomendado

    También te puede gustar

      Best selling Time Out Offers
        Advertising