Casa Batlló LGTBI
Foto: Casa Batlló Casa Batlló LGTBI

Ya puedes recorrer Casa Batlló, de Gaudí, desde la comodidad de tu sillón

Uno de los puntos turísticos más atractivos de Barcelona, te abre sus puertas virtuales para que te deleites con su particular arquitectura

Por Time Out México editores
Advertising

Uno de los mayores distintivos de Barcelona es, sin duda, el legado arquitectónico de Antoni Gaudí: que si la inconclusa Sagrada Familia, que si Park Güell, que si Casa Vicens, que si el colegio Teresianas, que si Casa Milà. La lista es amplia y ahora que el distanciamiento social a volcado la agenda artística y turística al mundo virtual, uno de esos sitios quiere que te enamores de su interior: Casa Batlló.

Construido en 1877 por Emilio Salas Cortés y renovado por Gaudi entre 1904 y 1906, este icónico edificio te sorprenderá por sus formas curvas, sus innovadores sistemas de ventilación —conserva el calor en invierto y facilita el flujo de aire en verano—, su ambientación marina, su técnica de iluminación —hasta el mínimo rincón recibe luz natural— y la integración de desechos, de vidrio y cerámica, en su fachada.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de #CasaBatlló | Gaudí Barcelona (@casabatllo) el

Declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, en 2005, Casa Batlló está abierta al público para visitas culturales desde 2002. Actualmente, además de los recorridos tradicionales, ofrece Noches mágicas —tour, concierto en la azotea, mesa— y es escenario de espectáculos de video mapping. Por si fuera poco, también es un lugar icónico para la celebración de Sant Jordi, el 23 de abril. Esta fiesta, que coincide con el Día Internacional del libro, conmemora al patrón de Cataluña y hace referencia a una famosa leyenda.

El mito cuenta que hace mucho tiempo, en Montblanc, existió un dragón que era capaz de envenenar el aire y matar con su aliento. Todos los habitantes vivían con miedo y para calmarlo decidieron darle de comer a una persona diariamente, la cual elegían por medio de un sorteo. Un día, el azar seleccionó a la princesa y cuando ella se dirigía a su destino, un caballero de nombre Sant Jordi apareció para rescatarla: alzó su espada y atravesó al dragón, liberando a la princesa y al pueblo entero de su martirio. “De la sangre del dragón brotó un rosal con las rosas más rojas que jamás se habían visto. Sant Jordi, triunfante, arrancó una y se la dio a la princesa”, describe la página de Casa Batlló.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de #CasaBatlló | Gaudí Barcelona (@casabatllo) el

Bueno, pues toda esa historia inspiró a Gaudí para la remodelación del edificio. La azotea es como el lomo del dragón, cuya textura de escamas se logró con tejas de cerámica, y hay una cruz al frente que simula la espada con la que Sant Jordi mató a la criatura. También está el balcón de la princesa, en el último piso y en forma de flor. Los balcones inferiores, con sus apariencia de calaveras, y las columnas que parecen huesos, representan a las víctimas del dragón.

Por esto y mucho más, vale cada minuto del recorrido virtual que Casa Batlló ofrece desde su página oficial (aquí lo encuentras). También hay links para disfrutar de un tour 360 y recordar una noche de video mapping. Muy probablemente te quedarás con ganas de ver todo esto de forma presencial y seguro en algún momento lo harás —el edificio abrirá sus puertas, con reducción de su aforo, a partir del 1 de julio—. Mientras tanto, disfruta esa oportunidad digital.


Recomendado: Recorridos virtuales por los mejores destinos internacionales.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising