Fairchild 1869

  • Vida nocturna
  • Polanco
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. Fairchild 1869, coctelería botánica
    Foto: Alejandra Carbajal
  2. Fairchild 1869, coctelería botánica
    Foto: Alejandra Carbajal
  3. Fairchild 1869, coctelería botánica
    Foto: Alejandra Carbajal
  4. Fairchild 1869, coctelería botánica
    Foto: Alejandra Carbajal
  5.  Fairchild 1869, coctelería botánica
    Foto: Alejandra Carbajal
  6. Fairchild 1869, coctelería botánica
    Foto: Alejandra Carbajal
  7. Fairchild 1869, coctelería botánica
    Foto: Alejandra Carbajal
  8. Fairchild 1869, coctelería botánica
    Foto: Alejandra Carbajal
  9. Fairchild 1869, coctelería botánica
    Foto: Alejandra Carbajal
  10. Fairchild 1869, coctelería botánica
    Foto: Alejandra Carbajal
  11. Fairchild 1869, coctelería botánica
    Foto: Alejandra Carbajal
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

En este bar en Polanco encuentras un carajillo de mascarpone, además de 50 opciones de coctelería botánica.

David Fairchild fue un importante botánico que dedicó su vida a viajar por el mundo para el estudio de los cultivos y plantas exóticas e introdujo miles de especies a Estados Unidos, entre ellas el mango, los dátiles, los cerezos o el lúpulo. Nada mejor para describir al que se presume como el primer bar de coctelería botánica de la CDMX. 

No todo ha sido fácil, Fairchild abrió un mes antes de la pandemia y aunque siempre supieron que su núcleo eran los cocteles, los cuales comenzaron a vender para llevar durante la cuarentena, también se volcaron a fortalecer el menú de comida para resistir hasta que la vida nocturna regresara a la normalidad. De ahí salieron cosas como el aguachile de sandía o los chilaquiles en salsa de cacahuate, un favorito del brunch los fines de semana. 

Fairchild es un bar fresco, rodeado de plantas, con una decoración alegre y bien pensada (algo obligado para triunfar en Polanco). La experimentación con hierbas, especias y sales es la base de su larga carta de cocteles, que comenzó con 12, creados por el reconocido Ricardo Sandoval (Licorería Limantour, Yellowbird bar). Si bien su escuela se nota, ahora ya cuentan con más de 50 mezclas con ingredientes cada vez más locos, a cargo del mixólogo Gustavo del Pozo. 

El alebrije es uno de los sellos de la casa y funciona para empezar la noche con una bomba de sabores mexicanos. Lleva tequila Patrón silver, jarabe de perejil, limón y agua quina, con sal de jamaica con chile morita y sal de pepita. También vas a encontrar muchas opciones con mezcal y gin, como el precioso color fucsia del Ylang Infusion, con Roku gin, infusión de flores, licor de maíz, sour mix y romero (éste seguro se va directo a tu feed). Solo valora bien las opciones, porque en promedio rondan los $175 por cóctel. 

Los jueves son de noche de vinilos, así que llega temprano para disfrutar de la música retro con un Bruxo Martínez, que es una especie de carajillo con mezcal, tiene Bruxo, licor de café, café expresso, sal de grano y jarabe natural. Va calado y aprobado como uno de los mejores cocteles con café que he encontrado en CDMX.

Tip: Si no te encanta la idea de entrar a Polanco, próximamente abrirán un segundo Fairchild en la Roma. 

Te recomendamos: Los mejores antros y bares en Polanco

Elisa Herrera
Escrito por Elisa Herrera

Detalles

Dirección
Galileo 27
Polanco
Ciudad de México
11550
Transporte
Metro Polanco
Precio
$$$
Publicidad
También te puede gustar