Corazón de Tinto, vino sirviéndose
Foto: Alejandra Carbajal

Vinos mexicanos hechos por mujeres y dónde comprarlos en la CDMX

Ellas también se ensucian las manos y hacen el vino. Aquí te decimos algunas opciones de vino mexicano hecho por mujeres

Andrea Vázquez
Escrito por
Andrea Vázquez
Publicidad

En México tomamos poco vino. ¡Y cómo no!, si es una bebida que apenas está introduciéndose a nuestras costumbres. Pero lo hemos aceptado muy bien; el consumo va creciendo poco a poco, así como las regiones productoras. Hoy, se hace vino en Baja California, Querétaro, Chihuahua, Guanajuato, Coahuila, Aguascalientes, Zacatecas, Sonora, San Luis Potosí, Puebla, Jalisco y Nuevo León. Seguramente pronto veremos más regiones productoras crecer.

Los mexicanos tomamos 1.2 litros de vino al año; muy poco comparado con nuestro consumo de cerveza o incluso de refresco. Pero esa cifra también ha crecido: hace algunos años bebíamos apenas una botella (750ml) anualmente.

Cuando nos acercamos al vino mexicano, generalmente escuchamos hablar del enólogo, el agrónomo o el director de la vinícola. Y si bien es cierto que casi todos los que producen vino son hombres, también es verdad que las mujeres están abriéndose camino en esa industria, a pesar de que en México no existen posibilidades de recibir una formación académica en enología. Así que aquí les damos varias opciones de vinos hechos por mujeres. Porque ellas no solo los catan, los venden o los publicitan, también se llenan las manos y las botas de tierra y los hacen.

Te recomendamos: Cervezas hechas por mujeres y dónde comprarlas en la CDMX

Piscis, de Agostina Astegiano
Foto: Cortesía

Piscis, de Agostina Astegiano

Agostina es una enóloga argentina que, desde 2019, vive en México. Asesora varios proyectos vinícolas en todo el país, como Viñedo El Refugio en Hidalgo, Viñedo Azteca en Querétaro, Casa de Quesada en Aguascalientes o el vino Piscis de San Luis Potosí. Este último, que se hizo bajo la dirección enológica de Agostina, es un 100% Chardonnay perfecto para los días soleados que vienen: es fresco, frutal y acidito.

IG: @vinoysefuemexico

Santo Tomás, Cristina Pino
Foto: Cortesía

Santo Tomás, Cristina Pino

La historia de Santo Tomás está determinada por mujeres profesionales del vino; durante muchos años, Laura Zamora, la primera enóloga en México, estuvo a la cabeza de las decisiones enológicas de la bodega. Hoy, esa tarea la desempeña Cristina Pino. Además, Keiko Nishisawa dirige las relaciones públicas y Rachel Julou es la directora comercial. Acá, las decisiones las toman ellas.

Consíguelos en vidmexicana.com

Publicidad
Salto de Fe, Laura Zamora y Fernanda Parra
Foto: Cortesía Salto de Fe

Salto de Fe, Laura Zamora y Fernanda Parra

En Salto de Fe, todas las que toman las decisiones son mujeres. La directora del proyecto es Fabiola de la Fuente. En la vinícola producen tres vinos: Tomo8 y Grapho, elaborados por Laura Zamora, y Grapho Rosa, hecho por Fernanda Parra.

Consíguelos en saltodefe.mx

Luna y Marea, Sandra Domínguez
Foto: Cortesía

Luna y Marea, Sandra Domínguez

Luego de ensuciarse las manos en varias vendimias alrededor del mundo, Sandra Domínguez regresó a México para desempeñarse como enóloga en la vinícola hidrocálida Santa Elena. Hoy, la graduada en enología por la Universidad de Davis en California es dueña de su propio proyecto vinícola: Luna y Marea, que acaba de salir al mercado con un Macabeo joven, también hecho en Aguascalientes.  

Pídelo al WA: 4613497677

Publicidad
Pouya Wines, Fernanda Parra
Foto: Cortesía

Pouya Wines, Fernanda Parra

Luego de estudiar en Francia y de trabajar como asistente para Camilo Magoni, uno de los primeros en hacer vino como lo conocemos hoy en Baja California, Fer Parra inició su propio proyecto vinícola: Pouya Wines, donde produce fermentados de baja intervención como el Remix, un Pet Nat de Tempranillo, Cinsault y Mourvedre, rico y refrescante, que huele a sandía, durazno, frutos rojos y cáscara de naranja.

Consíguelos en @vinoschidos.mx

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad