Papalote Museo del Niño

Arte Lomas
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
2 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
5/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
6/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
7/7
Foto: Alejandra Carbajal

Esta obra arquitectónica fue hecha en 1993 por Ricardo Legorreta. Es un trabajo de restauración, o más bien de reciclaje, que resulta muy relevante. En un principio la fundación del museo hizo un concurso cerrado con cerca de cinco arquitectos de renombre. El objetivo era hacer un Museo del Niño en el terreno ubicado en Chapultepec.

Todos los arquitectos optaron por proponer una obra nueva, como si no hubiera existido nada antes en ese terreno; el único que recuperó o retomó la estructura existente de una antigua fábrica de vidrio fue Legorreta. Nadie del jurado se lo esperaba. Es uno de los primeros proyectos que se hacen en México para reciclar una antigua fábrica, reutilizarla con un uso completamente distinto, lo que implicó una reducción importante en el costo del proyecto. Una fábrica podría sonar como algo muy duro, frío o más conveniente para uso tecnológico, pero Legorreta logró un resultado opuesto al revestir el edificio con esos mosaicos de talavera, con esas grecas muy mexicanas. Retomando los estilos de la época colonial, le dio un toque muy distinto.

Otro punto importante, y una de las intervenciones mayores que hizo, fue en la volumetría ya existente de la fábrica, con distintos niveles de volúmenes muy cuadrados, muy rectangulares, como prismas que se complementan con la gran esfera que es la pantalla que tiene el museo en su interior.

Hay mucha gente que ve al edificio y jamás se imaginaría que era una fábrica, pero conserva algunos vestigios que la delatan; por ejemplo, la gran chimenea en color amarillo, forrada, que distingue su pasado. Otro valor de la obra es que el arquitecto intervino el terreno con su propio estilo arquitectónico en los interiores, los muros son totalmente Legorreta, por los colores y la altura.

Fue una muy buena intervención y funciona perfectamente como Museo del Niño.

Por María Bustamante

Publicado

Nombre del lugar Papalote Museo del Niño
Contacto
Dirección Constituyentes 268
Daniel Garza
México, DF
11111
Horas de apertura Mar, mié y vie 9am-6pm; jue 9am-11pm, sab-dom 10am-7pm
Transporte Metro Constituyentes
Precio Museo $199, megapantalla y domo digital $99

Escoge una fecha

a
  • Hasta domingo 20 agosto 2017
  • Hasta domingo 20 agosto 2017

You may be interested in:

LiveReviews|0
1 person listening