El artista Franc Mun nos platica sobre su nuevo mural en la Roma

El artista urbano nos cuenta sobre sus inicios, cuando fue vetado en las calles de la CDMX y su nueva obra en la fachada del restaurante Delirio

Foto: Cortesía Delirio

Franc Mun es un artista de 36 años cuyo interés por el grafiti lo llevó a explorar el mundo del street art. Su sello caracterizado por la fusión de varias técnicas como pintura al óleo y dibujo le ha valido distintas invitaciones para expresar su arte en distintas partes de la Ciudad de México, como el mural que ahora decora la fachada del restaurante Delirio, en una de las colonias más queridas de la CDMX, la Roma

Hablamos con Franc durante la elaboración de su nueva obra que forma parte de un conjunto de murales contemporáneos ubicados en la Juárez y Centro.

Desde el año 2000 eres uno de los artistas urbanos más activos en la ciudad, platícanos más sobre tu trabajo…
Empecé haciendo grafiti en las calles en 1997. Siempre me gustó el dibujo y, poco a poco, pulí mi técnica. Después de un rato de ver grafiti europeo, chequé que se podía hacer más y estudié artes plásticas; y ahora sigo en las calles pero con más técnica.

¿Qué te inspira para pintar?
La vida, el entorno en el que nos rodeamos día a día. También mi estado de ánimo; a veces trabajo en colores monocromáticos. Es algo que me pide mi yo interno.

¿En qué tipo de técnica te especializas?
El achurado, que es básicamente pintar a partir de líneas y después darles volumen. No soy de dibujar en lápiz y difuminar a color. Me gusta la libertad, por eso ocupo aerosol y óleo.

Foto: Cortesía Delirio

Ahora, ¿qué vemos en este mural?
Decidí plasmar un tema muy nacional, utilicé los elementos que la gente reconoce: los mariachis, la calavera de cartonería famosa en la celebración del Día de Muertos, un arreglo istmeño que es muy tradicional del sur de México, la luna tratando de aludir el nombre de México, que significa “ombligo de la luna”, los nopales que están incorporados en la bandera de nuestro país y el Templo de las inscripciones situado en Palenque, Chiapas. Hago un collage con las imágenes y juego con ellas.

¿Por qué decidiste trabajar estas temáticas en el mural?
Micaela Miguel me comentó que, como parte de la renovación del restaurante, le interesaba una obra que representara toda la extensión de México; entonces a partir de fotografías que tomé del país y otras que me regalaron algunos amigos, jugué con imágenes. No quería un significado aislado; sino incorporar cada elemento el uno con el otro. 

No quise que tuviera un tratamiento con un solo plumón porque eso da la sensación de planitud, quise integrarle color para una mayor fuerza. 

¿Cuánto tiempo llevó realizarlo?
Seis días por el dibujo, como el volumen lo hice con marcador, línea por línea a mano alzada, requirió tiempo. Fue un trabajo muy laborioso y más por el formato, al ser más grande de lo que trazo normalmente. 

¿Qué sensación genera que la gente crea en ti?, ¿qué sientes al ver tus obras en la calle?
Es grato que a la gente le guste mi trabajo, se acerque me busque. Pinto en las calles para la gente, si lo hiciera en mi casa sería otra cosa. Cuando las personas voltean y me preguntan qué estoy haciendo, si puedo decorar su casa o me felicitan, es bastante satisfactorio. Al contrario de cuando comencé, que me veían pintar en las calles y me insultaban o impedían que acabara el boceto.

Si te interesa el tema, te recomendamos conocer estos murales contemporáneos que puedes ver en la Ciudad de México.

Delirio. Monterrey 116-B, Roma.

Comentarios

0 comments