¡Ojo! Trabajamos arduamente para ser precisos, pero estamos en tiempos inusuales. Por favor, siempre verifica antes de salir.

Carmen Salas
Foto: Cortesía Carmen Salas

Entrevista con Carmen Salas: "El problema no es la tecnología, sino nosotros"

Platicamos con la creadora de Connecting the Dots sobre el foro e innovación tecnológica en el arte

Por Alberto Cervantes
Advertising

El foro internacional sobre creatividad, arte y cultura digital, Connecting the Dots, que el año pasado estuvo enfocado en la experiencia inmersiva, este año agrega nuevos significados. La curadora y productora cultural Carmen Salas es la creadora de este foro, platicamos al respecto con ella.

Hoy en día la tecnología tiene un poder sobre nuestras vidas que va más allá del hecho de acompañarnos, ¿cómo describirías esa fuerza?
Mi preocupación no es la tecnología, sino el comportamiento del ser humano cada vez que sale algo nuevo; nos encerramos, nos obsesionamos, creo que el problema no es la tecnología, sino nosotros.

Para esta edición de Connecting the Dots trabajé con artistas que cuestionan el uso de la tecnología, pero también el impacto que tiene esta en el medio ambiente. Por ejemplo, el e-wase (basura tecnológica), ¿qué haces cuando quieres cambiar de teléfono?

Foto: Waiting for Bardarbunga, François Quévillon

En ediciones pasadas de Connecting the Dots la experiencia inmersiva lo era todo, este año, el encuentro adquiere nuevos significados con la sostenibilidad, la ciencia y el territorio…
Han sido temas que siempre me han interesado, llevo 15 años explorando la parte de experimentación de los artistas, pero viendo lo que está pasando en el mundo y viniendo de estar en Londres, que es una ciudad súper capitalista y súper tecnológica, me dije: ya no hay que explorar tanto esa parte de experimentación de las nuevas tecnologías, mejor vamos a mediar un poco la agenda de sostenibilidad, mirando al medio ambiente, a los problemas sociales. Lo he sacado de segundo plano y llevo 3 años explorándolo.

Entonces, también estás interesada en cuestionar el papel del arte y del artista
Como tú decías, hay que cuestionar la sociedad de cada momento, entonces ahora hay que pasa con la tecnología que está controlando todo, lo que vemos, lo que compramos, lo que comemos. El artista tiene que hacerse cuestionamientos atípicos y sociales que la gente no se hace todavía.

Por ejemplo, Gilberto Esparza emplea un robot que creó con tecnología reciclada: lo deja en las revieras de los ríos para que vaya reciclando el agua. Absorbe el agua contaminada y la mete en unas celdas microbianas que la limpian y aparte generan energía y aparte recargan la pila del robot. Esta obra tiene muchos cuestionamientos porque usa tecnología, biología y ciencia para reconstruir lo que la misma tecnología del ser humano ha estropeado.

¿Viste en Londres algo que nos sirviera de ejemplo en cuanto a la innovación tecnológica?
En Londres no se cuestionaban en nada… hay muchos artistas que abordan temáticas del medio ambiente o el cambio climático, pero se queda ahí y utilizan muchas pantallas que contaminan muchísimo y no llegan a nada más. No veía que nadie se interesara de verdad en hacer talleres para enseñar a la comunidad a utilizar otro tipo de técnicas, por ejemplo.

Francois Quévillon (invitado internacional del foro, de Canadá) está investigando de qué se compone la tierra y en especial las rocas, entre ellas de donde se saca el aluminio que es uno de los componentes que más se encuentra en los IPhones. Mañana nos vamos en colaboración con el instituto de Geografía de la UNAM a hacer una excursión al volcán Xaltepec y a los cerros de alrededor… Nos hemos dado cuenta que todo ese cerro tiene muchas problemáticas porque está contaminando a los acuíferos que están ahí y que después llegan a CDMX.

Foto: Waiting for Bardarbunga, François Quévillon

¿Cuáles te gustarían que fueran los alcances del foro?
Me gustaría que los asistentes se relacionaran con los artistas. No es un festival, es un foro. Que se leyeran el programa e hiciera 100 mil preguntas para entender al artista no solo desde el punto de vista estético, pues sí van a ver videos, pero también a hablar sobre qué significados tienen sus obras. Si hay diseñadores o artistas, que intenten aplicar ese conocimiento en sus trabajos. Y luego, en cuanto a sociedad, lo primero que te diría es que me encantaría que los artistas utilizaran tecnologías reciclables en sus proyectos, en vez de pantallas, y que además se preguntaran ¿qué podría hacer para a aliviar al mundo o ayudarlo en algo?

Recomendado: Arte inmersivo, realidad virtual y otras experiencias interactivas en la CDMX

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising