México: Pintura reactiva

Arte, Pintura
 (Foto: Ciler/Cortesía MACG)
1/5
Foto: Ciler/Cortesía MACG
 (Foto: Ramiro Chaves/Cortesía MACG)
2/5
Foto: Ramiro Chaves/Cortesía MACG
 (Foto: Morelos León Celis/Cortesía MACG)
3/5
Foto: Morelos León Celis/Cortesía MACG
 (Foto: Andrew Birk/Cortesía MACG)
4/5
Foto: Andrew Birk/Cortesía MACG
 (Foto: Elsa-Louise Manceaux/Cortesía MACG)
5/5
Foto: Elsa-Louise Manceaux/Cortesía MACG

¿Podríamos nombrar a la nueva tendencia de pintura mexicana? ¿Ha llegado el momento en el que una generación de artistas imponga un estilo? Estas son las interrogantes que formaron parte del ensayo México: Pintura activa, que el crítico Luis Cardoza y Aragón hizo en 1961 a partir de la obra de Rivera, Siqueiros, Orozco y Tamayo, artistas que plasmaron una clara tendencia en la plástica mexicana de su tiempo.

La exposición México: Pintura reactiva surge a partir de dicho ensayo, para plantearse la misma reflexión pero de manera distante de lo que comunmente entendemos como pintura en México y pone sobre la mesa a una nueva generación de artistas cuyas técnicas, discursos y estilos son completamente diferentes entre sí. En este sentido, en la colección de 70 obras curada por Carlos E. Palacios, todo lo que se ve no logra categorizarse (en contenido y forma) en el sentido estricto del concepto "pintura".

Por un lado tenemos artistas que muestran un discurso contrario sobre la técnica estricta, es el caso de Gabriel de la Mora, quien decide transformar imitaciones de pinturas clásicas y convertirlas en algo completamente nuevo. Artistas como Chelsea Culprit, Andrew Birk o Héctor Falcón se cobijan en la experimentación para cruzar la escultura o la apropiación del cuerpo y así hacer pintura. También vemos obras con una técnica que se apega a lo que común, como las de Ulises García y su política en dibujo y acuarela. Entre otros artistas que conforman la muestra se encuentran Cecilia Barreto, Néstor Jiménez, Omar Rodríguez-Graham, Allan Villavicencio, Ramiro Chaves y Christian Camacho. 

Esta exhibición es, además, un gran abanico de piezas en las que los materiales con las que son producidas cobran un sentido que va más allá de su utilidad primaria.

México: Pintura reactiva, llena de asombros cotidianos y sorpresas, responde a la creación contemporánea del arte y con sus 33 artistas participantes traza una nueva perspectiva del arte mexicano.

También te puede interesar ver una de las 5 exposiciones imperdibles en la CDMX.

Por Jacqueline Molina

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening