Onirismo en bronce

Arte, Escultura
4 de 5 estrellas
 (Foto: Aura Ramírez)
1/7
Foto: Aura Ramírez
 (Foto: Aura Ramírez)
2/7
Foto: Aura Ramírez
 (Foto: Aura Ramírez)
3/7
Foto: Aura Ramírez
 (Foto: Aura Ramírez)
4/7
Foto: Aura Ramírez
 (Foto: Aura Ramírez)
5/7
Foto: Aura Ramírez
 (Foto: Aura Ramírez)
6/7
Foto: Aura Ramírez
 (Foto: Aura Ramírez)
7/7
Foto: Aura Ramírez

El comienzo de la Segunda Guerra Mundial, la entrada de los nazis a territorios franceses y sus días encerrada en un manicomio en Santander (España) provocaron que la pintora surrealista Leonora Carrington huyera de Europa.

Por decisión propia vino a México en busca de refugio, al estar en el país se dio cuenta de que este territorio era más que eso; podía expresar libremente sus ideas, tanto que hizo de México su segunda patria y obtuvo la nacionalidad mexicana. El caos se volvió su inspiración y lo convirtió en su taller para reproducir gran parte de sus obras y creaciones surrealistas.

Leonora solía pasear por el camellón de Álvaro Obregón en la Roma, visitaba constantemente la Catedral Metropolitana y uno de sus pasatiempos era andar a caballo sobre Paseo de la Reforma, avenida que hoy alberga la exposición Onirismo en bronce la cual festeja su cumpleaños número 100.

El recorrido que puedes ver las 24 horas del día lo conforman 14 piezas de gran formato realizadas en metal, que Carrington trabajó en el Taller de la Fundación Artística de Jesús Velasco Bautista.

Cuando era una niña, Carrington vivía con su nana y ésta le contaba historias inspiradas en la cultura celta, donde las hadas, los duendes y los seres mitológicos cobraban vida. En esta muestra verás algunos de estos personajes como Tamborilera, una mujer misteriosa que sonríe mientras toca el tambor.

Otros de los tópicos reflejados en la exhibición son la brujería y la magia como en La dragoneza, una pieza que a simple vista parece un mago que viste de capa larga con un ave posando sobre sus manos.

La artista decía que la obra nacía del automatismo puro, dejaba que su mente expresara lo que quisiera, sin restricciones. Resultado de esto es Gallo, figura que se sitúa a la mitad del recorrido y muestra orgulloso su plumaje. Igualmente, lo observarás en Cat Without Boots, escultura que mide aproximadamente dos metros de altura y sobresale por sus pies de humano y cabello de mujer, pero cuerpo fino de gato, o Insecto, un personaje identificado por sus alas abiertas, trompa afilada, ojos grandes y manos de humano.

Estar en medio del silencioso Bosque de Chapultepec es una experiencia surrealista, pues los cláxones de los autos hacen contraste con el ambiente, las obras se vuelven parte del paisaje y, para rematar, Leonora Carrington se hace presente para sustentar lo que un día dijo André Breton:“México es el país más surrealista del mundo”.

Onirismo en bronce (Leonora Carrington en Reforma)La exposición Onirismo en bronce cuenta con 14 esculturas surrealistas de Leonora Carrington al exterior del Museo Nacional de Antropología e Historia, sobre Paseo de la Reforma. https://www.timeoutmexico.mx/ciudad-de-mexico/arte/onirismo-en-bronce

Por Aura Ramírez Cornejo

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening