Alexander Ludwing protagoniza Heels
Foto: Cortesía Starzplay

Alexander Ludwing protagoniza Heels, la serie de lucha libre de StarzPlay

El vikingo favorito de la televisión vuelve para interpretar a un rudo sobre el cuadrilátero

https://media.timeout.com/images/105809548/image.jpg
https://media.timeout.com/images/105809190/image.jpg
Editado por
Gil Camargo
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

Los Heels (rudos en inglé) son los luchadores que toman el rol de villano en la lucha libre por su actitud arrogante, tramposa y a veces cruel, con la idea de ganarse el odio del público, aunque generalmente terminan convirtiéndose en los favoritos más que los buenos que son los Face (técnicos). Con eso en mente estrena el 15 de agosto la serie Heels en la plataforma Starzplay en la que conoceremos la historia de los hermanos Jack y Ace Spade quienes deben enfrentarse en el ring aunque por debajo luchan por mantener el legado que les dejó su padre, quien era un respetado luchador y promotor en Georgia. 

Protagonizada por Stephen Amell y Alexander Ludwing, quienes acaban de dejar sus personajes en shows como Arrow y Vikings. Para conocer más sobre lo que veremos en esta nueva serie, platicamos con Alexander, quién considera que este es el reto físico más difícil al que se ha enfrentado en su vida.

¿Qué tan familiarizado estabas con las luchas libres?
Desde niño me gustan las luchas, pero no me considero un fanático de hueso colorado como mi compañero Stephen. Una cosa que sí tengo muy presente es que es un trabajo completo porque es muy demandante, así que tuve que poner todo para hacerlo auténtico. 

¿Cómo continuar tu carrera después de Vikings y qué encontraste en Ace Spade para que fuera el personaje a seguir?
Vikings fue una experiencia como ninguna porque además de estar en un show por tanto tiempo, me dio a un gran personaje que la gente amó y cambió mi vida. Al final del día me gusta pensar que elijo mis proyectos pensando que es algo que me gustaría ver a mí para pasarlo bien. Siempre quise interpretar a un personaje como Ace, es un rockstar, pero a la vez es un niño atormentado por la reciente muerte de su padre, mientras trata de vivir su propia vida. Lo que me hizo aceptar el proyecto fueron los guiones, eran espectaculares en los que más allá del mundo fantástico al que nos introducen, los vemos navegar con muchos dilemas.

¿Es cierto que los chicos malos son más divertidos de interpretar?
Claro, estoy de acuerdo porque no existen límites con lo que puedes hacer.

Recomendado: 10 estrenos imperdibles para ver en Netflix en agosto.

Eres un actor muy físico, pero en Heels tu trabajo lo lleva más allá, ¿cómo fue el entrenamiento para el show?
El entrenamiento fue exhaustivo. Me prepararon meses antes de empezar a filmar. Me hicieron ir todos los días al gimnasio y en la tarde a clase de lucha. La idea del equipo era que luchadores de verdad vieran el show y dijeran: aquí entendieron totalmente todo lo que existe en este mundo. Para cumplirlo nos exigimos mucho y aunque fue doloroso lo que verán en pantalla, hará que todo valga la pena. Es uno de los retos más grandes a los que me he enfrentado.

La escena de la pelea del bar nos presenta es un resumen de la serie: un drama sin miedo a la comedia, ¿qué opinas de jurar con ambos géneros?
Qué bueno que lo notaste porque para mí, la comedia es pieza esencial en el drama. Hasta en Vikings teníamos muchos momentos cómicos porque cuando los momentos dramáticos suceden hacen que resalten más gracias a la comedia. Justo como la escena que mencionas, que fue de mis favoritas cuando filmamos. Ver la dinámica entre estos dos hermanos es fantástico porque es la primera vez que la presentan justo cuando lo único que hemos visto es que no son buenos amigos, boom, llega este momento chistoso que te hace desear que siempre estén juntos. 

Hablando de química, ¿cómo consiguieron Stephen y tú esa dinámica tan auténtica?
Fue bastante sencillo porque cuando se me acercaron con el show dije me encanta el personaje y el universo, pero todo depende de quién será Jack Spade, el hermano mayor, era tan importante para mí que dije que firmaría hasta el momento que descubriera quién lo interpretaría. Cuando Stephen Amell es contratado me voló la cabeza porque no había mejor persona que él y cuando nos conocimos por primera vez hicimos click de inmediato ya que a él también le había apasionado lo mismo que a mí del proyecto y a la vez nos interesaba hacerle justicia a las luchas como nunca antes se había visto. Trabajar con él se convirtió en un sueño hecho realidad porque nos hicimos hermanos dentro y fuera de la pantalla.

¿Qué le dirías a las personas que no siguen las luchas para que vean Heels?
Fíjate que eso siempre me preguntaban en Vikings, cómo hacerle para que lo vean si muchas personas no saben sobre vikingos. De hecho, durante las primeras temporadas nadie sabía en qué serie estaba porque no la conocían, pero por la historia se fue convirtiendo en un éxito masivo. Entonces la llave es encontrar un mundo excitante con personajes que te importan. Vikings no era un show solo de espadas y peleas, como Heels no es solo un show de lucha libre, es sobre gente, familias, legado y sobre todo sobre humanos queriendo más de la vida, que es algo con lo que todos nos podemos sentir identificados. No hay nada como este show actualmente al aire ni tampoco personajes como estos. Le tengo mucha fe al show desde el primer momento en que leí el guion y espero que el público sienta lo mismo que yo sentí.

Recomendado: ¿Qué ver en los cines mexicanos este fin de semana?

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad