Alguien tiene que morir
Foto: Cortesía Netflix

Alguien tiene que morir, la primera serie de drama de Manolo Caro

El director mexicano presenta una miniserie protagonizada por Cecilia Suárez y Carmen Maura

Por Stivi de Tivi
Advertising

Después del fenómeno que fue La casa de las flores, el director Manolo Caro deja de lado la comedia y presenta una miniserie dramática que se desarrolla en España, durante los cincuenta, bajo la dictadura de Franco. Aquí conoceremos a una familia que se verá envuelta en escándalos cuando uno de los nietos vuelve de México.

Para conocer más sobre Alguien tiene que morir, platicamos con Manolo Caro sobre el proceso creativo de esta miniserie, desde su génesis hasta como se integró la leyenda española, Carmen Maura.

¿Por qué decidiste que la historia se desarrollara en España?
Todo empezó cuando estábamos promocionando la primera temporada de La casa de las flores; tenía esta historia en la cabeza y muy claro lo que quería contar, pero en ese momento no sabía que se iba a desarrollar en España. Tampoco sabía que funcionaría tan bien. Me di cuenta que me quería alejar de la comedia, entender nuevos retos, asumirlos y después del éxito de la serie en España, creí que el franquismo era perfecto para hacer la atmosfera.

¿Cómo fue tu proceso de documentación?
Me junté con muchos amigos como Carlos Bardem. Muchos no lo saben, pero es un historiador increíble; conocí a Fernando Pérez, que se vino a radicar a México para que escribiéramos juntos; también con Mónica Revilla, nos documentamos demasiado. Me gusta estudiar, entrar a otros universos, pero tenía muy claro que tenia que ser una historia de una familia y de lo que pasa dentro de esa casa y como se comienza a fraguar un terrible tormento. Lo histórico tenia que funcionar como una atmosfera opresora, pero no quise meterme tanto porque al ser mexicano trabajando en España, no era una buena opción.

¿A qué retos te enfrentaste para encontrar las locaciones y los vestuarios?
Ese proceso fue maravilloso porque tuve la oportunidad de tener en el equipo a gente increíble como Clara Notari en el diseño de producción, que ha trabajado con Pedro Almodóvar los últimos 15 años, y también en una de mis películas favoritas, Relatos salvajes (2014). Tenerla fue un sueño porque admiro mucho su trabajo, hicimos un buen equipo. También estuvo Paola Torre, ella ha trabajado con Alex de la Iglesia. Siempre estaré agradecido con España porque es un país que me trata muy bien, acoge y me hace sentir como en casa. 

Foto: Cortesía Netflix.

¿Cómo fue trabajar con Carmen Maura?
Carmen es una de las actrices más inteligentes y claras con las que he trabajado. Cecilia Suárez me la presentó, ella conocía mis películas y mostró interés de charlar conmigo. La invité a comer y le dije que sería un sueño trabajar con ella. Cuando empieza a gestarse Alguien tiene que morir la invito a cenar y le cuento la historia. Recuerdo que me citó muy temprano porque no quería desvelarse, pero la cena terminó a las 2:30am; no paramos de reír, nos contamos anécdotas, hablamos de cine, teatro y de actuación. Cuando me despedí me dijo que haría la serie; yo aún no tenía los guiones terminados. Ella y yo nos hemos dicho muchas cosas muy hermosas fuera del set y eso ha sido un motor para llevar este proyecto a flote. Escuchar a las generaciones con las que crecimos es la mejor escuela.

¿Por qué tres capítulos?
Es un a serie limitada. Miniserie que no tiene opción a segunda temporada, pero se abre un abanico para hacer otro tipo de historias a las que me había negado. Me considero un cómico, soy muy serio pero en el trabajo me gusta escribir comedia. En este caso terminará con estos tres capítulos porque quise que fuera así, pero ahora traigo en la cabeza otras historias. Me gustó mucho hacer drama.

Todo mundo está ansioso de saber si tendremos más de La casa de las flores.
Es un proyecto con el que siempre estaré agradecido. Siempre estará abierto a la posibilidad de ocurrir de otras formas, así como fue el disco o el libro novelado. Un proyecto que tiene muchas salidas. La serie tiene punto final porque tres temporadas son perfectas, pero la florería queda abierta y tal vez en el futuro estamos platicando de esos personajes que el público quiere tanto.

Alguien tiene que morir Dir. Manolo Caro. México-España, 2020. Con Cecilia Suárez, Carmen Maura, Ernesto Alterio, Carlos Cuevas, Ester Expósito, Eduardo Casanova y Mariola Fuentes. Netflix. Estreno: Viernes 16 de octubre.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising