Benicio del Toro nos comenta: “Demian Bichir es uno de mis actores favoritos”

A propósito del estreno de Sicario 2: día del soldado el 28 de junio, platicamos con el actor puertorriqueño sobre el regreso de su personaje Alejandro Gillick junto a Josh Brolin

Foto: Time Out México

A finales del año pasado, Benicio del Toro debutó en el universo de Star Wars como Dj en el Episodio VIII: Los últimos Jedi, un ladrón sinvergüenza conocido como Codebreaker y en abril hizo un cameo en Avengers: Infinity War, como El coleccionista —que debutó en Thor: Un mundo oscuro (2013) y apareció en Guardianes de la Galaxia (2014)—.

Ahora, el actor puertorriqueño vuelve con Sicario 2: día del soldado —junto a Josh Brolin, la continuación de Sicario: tierra de nadie (2015) en el que interpreta de nueva cuenta a Alejandro Gillick, personaje que lo llevó a ser nominado a Mejor actor de reparto en los Premios BAFTA. 

Como parte de la promoción de esta película, platicamos con Benicio sobre las dificultades de desempolvar a Alejandro Gillick, su trabajo con Bruno Bichir y la Churrería el Moro.

¿Cómo fue reencontrarte con tu personaje, Alejandro Gillick?
Agradezco que he tenido la oportunidad de participar en las películas de Marvel y Star Wars. En esta descubrí otro lado de Alejandro, otras cualidades del personaje.

¿Qué tanto ha cambiado tu personaje en tres años?
En esta película Alejandro está como en un tipo de pesadilla porque todos sabemos que está emocionalmente roto ya que un cartel raptó a su hija. Pero en esta entrega está haciendo lo mismo; raptar a la hija de otra persona, entonces se encuentra como un espejo: haciendo lo que él odia.

Le dan la órden de que elimine a la niña, pero hacerlo lo convertiría en lo que no quiere ser, por lo que decide proteger a la inocente. En ese momento vemos que el personaje tiene conciencia y ese es el viaje, para mí, del personaje.

Foto: Cortesía Sony Pictures México

¿A qué reto te enfrentaste en esta película?
Es emocionalmente similar al de la primera película; un personaje más austero, sin demostrar sus emociones. Sicario 2: día del soldado tiene que demostrar que Less is more, hacer poco y dejar que las acciones hablen por ellas mismas. Eso es siempre una batalla que uno tiene como actor.

En la película hablas español, inglés y leguaje de señas mexicano, ¿cómo fue aprenderlo?
Fue muy interesante. Practicamos con una persona que usa lenguaje de señas mexicano —que es distinto al de Estados Unidos—. Disfruté mucho la oportunidad de trabajar con Bruno Bichir (su hermano Demian Bichir, es uno de mis actores favoritos). No puedo tener una conversación en señas, pero puedo expresar cosas.

Parte de Sicario 2: día del soldado se filmó en la Ciudad de México, ¿qué lugares visitaste?
La Churrería el Moro. En la película, cuando Josh Brolin viene al apartamento donde vivo, en esa escena estamos comiendo churros que venían del Moro.

Reseña: Sicario 2: día del soldado

Sicario 2: día del soldado

3 de 5 estrellas

Todo parece que, al igual que Rápido y furioso, Sicario se convertirá en una saga en la que Matt Graver —interpretado por un rudo Josh Brolin— y Alejandro Gillick —un serio Benicio del Toro— harán estallar autos blindados y matarán a sangre fría a cualquier maleante en territorio mexicano.

Comentarios

0 comments