Netflix
Foto: Cortesía Netflix

Maldita, la nueva serie fantástica de Netflix

La adaptación de la novela gráfica de Frank Miller es protagonizada por Katherine Langford,Davon Terrell y Gustaf Skarsgard

Por Stivi de Tivi
Advertising

Exactamente, hace 10 años, las cadenas de televisión evitaban hacer programas de ciencia ficción/fantasía porque básicamente era la muerte. Este género tenía una mala reputación en el medio por ser considerado bastante caro y poco rentable. ¿Cuántas series antes de 2010 lograron durar más de cinco temporadas? The X-Files, Buffy: The Vampire Slayer, Futurama, Star Trek: The Next Generation.

Todo esto cambió con la llegada de Game Of Thrones, demostrando que una buena historia y presupuesto podían paralizar al mundo. A partir de ese momento, plataformas y canales empezaron a buscar su gallina de los huevos de oro. Justo el año pasado Netflix estrenó The Witcher, basada en unas famosas novelas y en la que la plataforma no escatimó en gastos para su primera temporada; hasta lograron que Henry Cavill decidiera no volver a interpretar (por un rato, ya aceptó regresar) al hombre de acero para darle prioridad a esta producción. Siguiendo en esa misma línea, ahora es el turno de Maldita, nueva serie basada en una novela gráfica de Frank Miller (es productor ejecutivo) que estrena el 17 de julio.

La historia sigue a Nimue, una chica con grandes habilidades que es rechazada por ser diferente. El destino hace que la eligan para buscar al mago Merlin y entregarle la milenaria espada Excalibur, pero en el camino se encuentra con Arturo, un joven que se dedica a robar para mantenerse. Al final, deciden unir fuerzas para llegar con el hechicero y escapar de un peligroso grupo religioso que anda tras ella.

Como pueden ver, estamos ante una especie de precuela de las legendarias aventuras inglesas de El Rey Arturo y los caballeros de la mesa redonda. Solo que esta vez todo es contado desde el punto de vista de Nimue, quien se convertirá en The Lady of the Lake (la dama del lago), un mítico personaje que por siglos ha sido vista como la verdadera heroína o villana de la historia, dependiendo del punto de vista de cada quien.

Foto: Cortesía Netflix

Maldita se desenvuelve en un universo mágico realista en el que criaturas y humanos podrían coexistir, pero eso no sucede porque son rechazadas y hasta asesinadas. Con algunos efectos especiales —mal logrados— entendemos que los poderes de Nimue son peligrosos y que necesita una buena guía para controlarlos, desde aquí ya sabemos el camino que va a tomar el programa, por lo que se van acabando las sorpresas.

Este show es una gran apuesta de Netflix y lo quiere demostrar jugando con movimientos de cámara y estilos narrativos, para darle un enfoque distinto y que no se compare con las otras series fantásticas que hay en la plataforma. Esto hace que se sienta forzada y te saque constantemente del mundo al que pretenden llevarnos. Ojo a ese terrible plano secuencia del primer episodio: se siente tan ensayado todo, que hasta puedes ver a los actores contar sus tiempos para realizar sus movimientos. Nada fluido, ni hípnotizante.

La serie es un vehículo de lucimiento de Netflix para la actriz Katherine Langford, quien después de protagonizar el sorpresivo fenómeno de 13 Reasons Why? le prometió que la premiaría, poniéndola como titular de una mega producción. Langford le echa todas las ganas para sacar adelante el proyecto, pero se siente que le queda grande. No transmite la fortaleza que el personaje requiere ni destreza en las secuencias de acción. A ella la acompañan del australiano Davon Terrell (lean la entrevista exclusiva que le hicimos) como Arturo y el sueco Gustaf Skarsgard (el medio hermano de Alexander y Bill) como Merlin.

La balanza entre programa fantástico para adolescentes y ciencia ficción oscuro se mueve mucho en los primeros episodios. Ni los litros de sangre que vemos derramar (Frank Miller supervisó el rodaje, por lo que no sorprende esta lluvia roja) ayudan a que se incline a un lado más adulto. Como resultado, se siente la desesperación de la serie por sobresalir con estos detalles violentos/gore dejando de lado la historia; desperdicia el tema del rechazo y racismo que tiene entre sus venas.

Desafortunadamente este show tarda en definir su tono e intenciones, por lo que cuesta entrar de lleno al universo planteado. Ya en medio camino (en gran parte a Merlin que se roba la serie) se vuelve entretenida y te empiezan a interesar los personajes, pero su primera temporada está lejos de convertirse en un estandarte del género al que quiere hacerle honor.

Maldita Netflix Estreno: Viernes 17 de julio.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising