Nobody
Photograph: Allen Fraser/Universal Pictures

Nadie

Bob Odenkirk dejó su papel de abogado de Better Call Saul para convertirse en padre de familia que mata criminales

Escrito por
Stephen A Russell
Publicidad

⭑⭑✩✩✩

Bob Odenkirk, quien robó cámara en Breaking Bad logrando tener su propio spin off (Better Call Saul), ha sido aclamado por la crítica. Pero con ese programa llegando a su fin en una sexta y última temporada, no se le puede culpar por mirar hacia el futuro. Parece que se está conformando con derrocar a Liam Neeson en las hilarantemente apuestas de héroe de acción.

Nadie abre con promesas. Aquí Odenkirk interpreta a Hutch, un hombre que es golpeado en una sala de interrogatorios frente a dos detectives desconcertados. Él procede a sacar de su chaqueta de mezclilla ensangrentada una lata de comida para gatos y un gatito ridículamente lindo. ¿Quién es este chico?, preguntan los policías en voz alta. Su respuesta da nombre a la película.

Si crees que te espera una revuelta oscuramente cómica del guionista detrás de las películas de John Wick (Derek Kolstad), ten cuidado: esta pesada orgía de 90 minutos de hiperviolencia se toma a sí misma demasiado en serio. La esencia es exactamente la misma que la de Wick, en el sentido de que Hutch es un asesino retirado que solo trata de vivir una vida tranquila. Incluso si su esposa Becca (Connie Nielsen, desperdiciada una vez más después de la lamentable secuela de Wonder Woman y La Liga de la Justicia) es emocionalmente distante, al igual que su hijo adolescente Blake (Gage Munroe).

Su joven hija Abby (Paisley Cadorath), quien desea un gato, es el tesoro más preciado y nadie puede tocarla porque si lo hacen. Ella sacará todas las armas humeantes, cuchillos y utensilios domésticos para abusar gravemente de los gánsteres rusos que, después de un desafortunado atropello en autobús, vienen por su familia.

Dirigida por Ilya Naishuller, en Nadie no pasa nada. No tiene nada del equilibrio de las grandilocuentes secuencias de lucha de Wick, ni el humor gracioso que socava esas películas. El indiscutible encanto de Odenkirk parece tremendamente fuera de lugar,y al menos logró el modo de papá enojado. Esta película está llena de enojo, un golpe sordo de nihilismo sin sentido que en realidad parece salvar un matrimonio a través de asesinatos en masa.

Nadie toma todas las lecciones equivocadas de Tarantino, dejando caer una serie de aburridas pistas musicales de antaño hasta que finalmente da con la genial idea de desplegar a Pat Benatar. En lugar de clavar el ritmo de la trama con “Hit Me With Your Best Shot”, obtenemos “Heartbreaker”. Lo que lo resume todo.

Nadie Dir. Ilya Naishuller. Estados Unidos, 2021. Con Connie Nielsen, Christopher Lloyd, Bob Odenkirk y Aleksey Serebryakov. Estreno: Jueves 29 de abril.

Recomendado: ¿Qué ver en los cines de la CDMX el fin de semana?

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad