Luis Miguel. La serie. Segunda temporada
Foto: Cortesía Netflix

Resumen de Luis Miguel, la serie. Temporada 2. Capítulo 6: El día que me quieras

Aquí el resumen del sexto capítulo de la segunda entrega de Luis Miguel, la serie de El Sol en Netflix

Por Stivi de Tivi
Advertising

Advertencia: Esta nota contiene spoilers.

Bienvenidos al resumen de la segunda temporada de Luis Miguel, la serie, producción por la que tuvimos que esperar tres años para tenerla de regreso a nuestras vidas. Un fenómeno mediático de los que hace mucho no se tenía en toda Latinoamérica. Una serie que mezcla cultura pop con hechos de “ficción” para contar la historia de uno de los ídolos musicales más importantes de la historia y el cual siempre ha sido hermético con su vida personal, Luis Miguel, mejor conocido como El sol de México. ¿La espera habrá valido la pena? Descubrelo con nosotros.

Recomendado: Resumen de la segunda temporada de Luis Miguel, la serie por capítulos.

Es 1994 y estamos en la famosa casa de Acapulco de Luis Miguel, adonde llega de sorpresa Rene León (Juan Carlos Remolina) para agradecerle al cantante por ayudar para la venta de WEA, que ahora le pertenece a Warner Music, convirtiéndola en la mayor distribuidora musical de la época. Warner desea hacer la segunda parte de Romance, ya que la primera fue el disco más vendido en la historia de la música en español. LuisMi no quiere trabajar, sigue dolido por la muerte de Hugo López (César Bordón).

Lejos de ahí, en las oficinas de Publishow, hay una reunión con Kiko Cibrián (Bibi Marín) y Armando Manzanero (Pierre David) para detallar todo sobre Romances 2. Alex McCluskey (Cesar Santa Ana) tienen problemas para que la junta salga bien, porque Manzanero tiene una actitud hostil contra Cibrián y ante el hecho de que Luis Miguel no esté presente. Alex le exige a Micky que se reúna con ellos y el cantante acepta solo si lo hacen en su casa de Acapulco.

La abuela Matilde (Lola Casamayor) sigue peleando para ver a su nieto Sergio (Axel Llunas), mientras que en un elevador Patricio Robles (Pablo Cruz Guerrero) y Joe (Juan Ignacio Cane) tienen una junta para ver cómo mover todo a su beneficio y sacarle provecho a Micky. ¡Los villanos de la temporada nunca descansan!

En Acapulco, Armando y Kiko siguen discutiendo ya que tienen visiones muy distintas, uno quiere hacer boletos y el otro quiere agarrar clásicos rancheros cambiándoles el tono. LuisMi no opina nada al respecto, lo que desespera a Manzanero. El cantante y Patricio se van al Baby O y regresan en la mañana, lo que hace que Manzanero renuncie por la falta de profesionalismo de “El Sol”. Parece que el disco se va a posponer. Micky, crudo, escucha las versiones que Kiko hace de “El día que me quieras” y le agrada.

De regreso a la CDMX, Erika (Camila Sodi) llega a casa del cantante, pero él la rechaza por no apoyarlo cuando murió Hugo. Ella se va, pero de inmediato Micky se arrepiente y se reconcilian con un gran beso; al fondo suena la canción que pone título al episodio. El cantante se disculpa con Manzanero y le pide que trabajen juntos. En la vida real, después de este disco, Armando y Luis Miguel nunca se volvieron a hablar, porque el cantante le faltó el respeto varias veces al fallecido compositor yucateco en la producción de este disco.

Alex y LuisMi pelean por Patricio, ya que McCluskey no confía en él; aunque Micky se lo prohíbe, porque el villano le ha lavado el cerebro. Todo termina con la abuela revelando que la periodista Cinthya Casas la está buscando para hablar del paradero de Marcela Basteri (Anna Favella).

Ahora nos vamos a 2006. Es diciembre y LuisMi continua con su disco navideño, parece que esas canciones ya las puede cantar bastante bien mientras Michelle (Macarena Achaga) está emocionada por el regalo que le va a dar a su papá, lo que no esperaba es que el cantante se fue solo a Las Vegas sin decirle nada. Ella está deprimida y Mauricio (Fernando Guallar) trata de consolarla. Michelle decide irse de la casa para siempre.

En Lima, Perú, Azucena (Teresa Ruiz) se reúne con el promotor del concierto que vimos en el primer episodio de la temporada y por el cual Micky casi pierde el oído. Este señor le revela a Azucena que él hizo todo bien, los abusivos fueron los de la empresa de LuisMi y señalan a Mauricio como la persona que le está haciendo transas y le roba dinero al cantante. Joe manipuló toda esta información.

Micky está en las Vegas apostando, cuando de la nada llega Mauricio para regañarlo por abandonar a Michelle. LuisMi decide regresar a México para verla. En el camino, “El Sol” le advierte a su amigo que no le encanta la relación tan cercana que está teniendo élcon su hija. Al final Michelle y su papá se reconcilian, ya que le cuenta que esas fechas le traen mucho dolor porque es cuando su mamá cumple años y lo pone muy mal.

La opinión

Otro episodio en el que no pasa nada. La trama avanza como si fuera caminando de rodillas. Pocas referencias a la cultura pop, la más importante fue Armando Manzanero, pero lo presentan de una manera plana y un poco a la defensiva. No vemos el proceso de creación de Romances 2 ni nada, solo dramita aburrido. ¿En verdad LuisMi no puede tomar ninguna decisión? Todos los personajes lo hacen por él, y éste se queda siempre con mirada melancolía.

La reunión de los villanos es digna de cualquier telenovela de Thalia, siento que no tienen idea de cómo hacer que exista tensión en esta serie y buscan la manera más básica del mundo: que con la fama no puedes confiar en nada ni nadie, y no está mal retomarla, ¡pero sean un poco inteligentes y menos flojos para plantearlo!

El nivel de producción de dos pesos... buscaron lugares que no exigían mucho trabajo y presupuesto, se nota muchísimo. Qué flojera la trama de 2006, es la más débil de todas, al final por fin existe un clonficto que esperemos aporte algo, porque este estira y afloja del cantante con su hija es de lo menos atractivo que puede existir.

Por último, LuisMi tiene novia nueva cada dos días y aquí no puede superar a Erika, con quien en la vida real ya había terminado para las fechas que muestra la serie. Solo nos demuestran que en esta temporada no tienen historia, ni idea de cómo llevarla. Ir a misa los domingos en lugar de ver el episodio es menos aburrido.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising