El último capítulo de WandaVision
Foto: Cortesía Disney

Resumen de WandaVision. Capítulo 9: The Series Finale

Conoce qué pasó en el último capítulo de la serie de superhéroes de Marvel en Disney+

Por Stivi de Tivi
Advertising

El inicio de la cuarta fase del Universo Cinematográfico de Marvel empezó el 15 de enero, gracias al estreno de la serie WandaVision por Disney+Paul Bettany Elizabeth Olsen vuelven a interpretar a los personajes que hicieron en el cine. En la franquicia de Avengers, ella es Wande Maximoff, mejor conocida como Scarlet Witch, una mujer con poderes telequinéticos, y él es el androide Vision.

Ver en cine la amistad entre estos dos personajes, que evolucionó a una relación que termina con un triste final en Avengers: Endgame es lo que más da curiosidad. Nuestra gran duda es: ¿cómo harán que la trama de la serie WandaVision encaje con la línea que ya presentaron en el Universo Cinematográfico de Marvel?

Recomendado: 10 películas basadas en cómics y novelas gráficas.

El episodio pasado terminó con Wanda (Elizabeth Olsen) escuchando los gritos de sus hijos, Tomy y Billy, quienes están amarados por el cuello con un hilo mágico de Agatha Harkness (Kathryn Hahn). Wanda la ataca y la bruja le dice que justo ese era su deseo, porque uno de sus dones es absorber la energía de sus oponentes convirtiendo deteriorando la mano de la protagonista. Los gemelos son liberados y su mamá les pide que se vayan a esconder a su casa. Durante la batalla, Wanda le arroja una camioneta a Agatha y solo vemos sus zapatos, referencia a la Malvada Bruja del Este de El mago de Oz.

Al instante llega White Vision (Paul Bettany) desconcertando a Wanda. Él la reconoce y parece que quiere acariciarla, pero nooooo, lo que quiere es matarla; intenta aplastarle la cabeza, pero afortunadamente aparece Visión, el bueno, el que Wanda creó y la rescata. Ella quiere contarle todo lo ocurrido aunque a su esposo parece no importarle ya que tienen otros problemas. White Visión y Agatha están listos para continuar la batalla mientras Monica Rambeau (Teyonah Parris) está atrapada en la habitación de Pietro falso (Evan Peters), quien descubre que ese hogar realmente le pertenece a Ralph Bohner y no a Agnes. Ralph es el cuerpo que usó Agatha para usarlo como Pietro. Monica lo libera del trance, y ella salir para ver cómo puede ayudar a Wanda.

Ahora, afuera del Hex, Jimmy Woo (Randall Park) está atrapado y esposado por S.W.O.R.D. por órdenes por su director Tyler Hayward (Josh Stamberg), quien sigue deseando que Wanda sea eliminada. Afortunadamente Jimmy logra robarse un celular para pedir ayuda a sus compañeros del FBI.

Las revelaciones continúan. Agatha le cuenta a Wanda que en el libro de Darkhold (guía para practicar magia negra) hay un capítulo entero dedicado a Scarlet Witch y sus poderes, los cuales son muy deseados por tener fuerza ilimitada y es más fuerte que Doctor Strange (Benidict Cumberbatch). Algunos habitantes de Westview despiertan del trance y enojados le piden a Wanda que los libere, ella dice que lo hacía para protegerlos, pero jamás vio que ellos sufrían, sentían dolor y vivían en una auténtica pesadilla; así que decide liberarlos empezando a desmantelar el HEX, haciendo que los agentes de S.W.O.R.D puedan entrar. Agatha se burla y le dice que sin el HEX su familia va a desaparecer y está en lo cierto, ellos comienzan a desintegrarse. Wanda no tiene de otra que volver a cerrar el HEX para que no mueran sus seres queridos. Agatha los ataca, pero nuestra protagonista los protege; lo que debilita más su cuerpo porque la bruja sigue absorbiendo sus poderes. Si esto no fuera suficiente, son rodeados por agentes de S.W.O.R.D y White Vision regresa.

Tyler les dispara a los niños, pero afortunadamente Monica llega para defenderlos. Tyler huye pero Darcy (Kat Denings) viene en una camioneta de helados y choca su auto para detenerlo. White Vision sigue peleando contra el otro Vision porque su misión es destruirlo, pero todo cambia cuando éste le dice que realmente no es el verdadero, solo una ilusión. Vision logra desbloquear la mente del nuevo y le muestra su historia. Con los recuerdos recuperados, White Vision acepta que no es más que Vision y desaparece del lugar.

Wanda logra meterse en la mente de Agatha y la lleva a 1693, la noche en la que fue atacada por sus hermanas del aquelarre (lo vimos en el episodio pasado). Pero la heroína no contaba con que su magia les parece más atractiva a las brujas zombis, quienes le empiezan a llamar Scarlet Witch, la bruja del caos. Por primera vez vemos a Wanda con su famosa tiara de los cómics. Parece que la protagonista está perdida y Agatha le dice que si le da todos sus poderes le ayudará a tener una vida hermosa en Westview arreglando todos los errores que cometió y Maximoff acepta, lo que hace que salgan de la fantasia y estén de nuevo en el Hex.

Después de una batalla campal, la villana absorbe todos sus poderes y deja a Wanda en los huesos. Obviamente Agatha le mintió y nunca le dijo que un hechizo hecho no puede ser modificado. Justo cuando va a atacar a Wanda, se da cuenta que no funcionan sus poderes. ¿Qué pasó? Wanda puso runas de protección en todo el Hex, lo cual hace que la magia de su contrincante no exista y ahí se convierte en Scarlet Witch. Al final, Agatha es derrotada y como castigo la convierte realmente en la chismosa vecina Agnes.

La familia de superhéroes regresa a casa. Wanda y Vision acuestan a los gemelos y se despiden de ellos. Wanda les dice que está muy agradecida porque ellos la eligieron para ser su mamá. El Hex empieza a desaparecer regresando todo Westview a como era. Wanda y Vision aprovechan los segundos que tienen juntos para darse amor y ella le rebela que una parte la gema de la mente vive en su cuerpo, por lo que siempre tendrán esa unión. La serie termina con Wanda dejando el terreno vacío mientras observa que los habitantes de Westview la detestan por lo que les hizo.

Monica se le acerca para decirle que los ignore, pues ellos nunca sabrán todo lo que tuvo que sacrificar por ellos y que ella, con tal de volver a estar con su mamá, hubiera hecho lo mismo. La serie termina con Wanda convirtiéndose en Scarlet Witch, quien tiene la intención de conocer todos sus poderes para aprender a controlarlos y empieza el vuelo a lo desconocido.

Tenemos dos finales post créditos: El primero, una agente del FBI le dice a Monica que alguien quiere hablar con ella, la lleva adentro de un cine para revelarle que es un skrull y que un amigo de su mamá quiere reunirse con ella en el espacio, ¿Nick Fury? El segundo final se desarrolla en una desolada cabaña en medio de la nada, ahí Wanda se prepara un te mientras una versión astral de Scarlet Witch está estudiando el libro de Darkhold mientras parece que se escuchan los gritos de dos niños pidiendo auxilio, ¿Tomy y Billy?

Con esto termina la primera apuesta de Disney+ de serie de Marvel, una producción que parecía tenerlo todo y que por fin iba a atreverse a cambiar las reglas tan marcadas de MCU. ¿Qué fue lo que obtuvimos? Mucho ruido y pocas nueces.

Haciendo a un lado todas las teorías e ideas que durante dos meses los fans crearon, aquí analizaré el episodio y la serie por lo que es. No podemos decir que es mala, porque sus valores de producción fueron cuidados a la perfección y no hay un error en su arte, ambientación, vestuario y atmosfera. Las actuaciones de la mejor calidad, Kathryn Hahn increíble como siempre; Paul Bettany demostrando una comedia física que no conocíamos, y la reina indiscutible, Elizabeth Olsen, quien le agregó muchos matices a un personaje que lleva interpretando desde hace seis años para dotarlo de fragilidad emocional.

De cierta manera, la serie se atrevió a darles otro tratamiento a los personajes aunque sin soltarse mucho de lo establecido, pero sí los aprovechó para jugar con el espectador de manera tramposa. El ejemplo más grande: Pietro interpretado por Evan Peters, castean al mismo actor que interpretó ese personaje en la saga X-Men, y lo desperdician de la peor manera; si lo que querían era solo jugar con la idea que terminan presentando, metes a cualquier persona, pero van por Evan para generar morbo y expectativas sobre un crossover.

El caso de Pietro es un acto mañoso y flojo por parte de los guionistas, lo ponen solo para señalar cosas que resultan intranscendentes. No tenía razón para existir. Su resolución es ninguneada. Repito, no estamos analizando las teorías, estamos analizando el guion y aquí nos hicieron pasar por tontos a todos. ¿Qué me dicen de Agatha? Las reglas de los villanos exige que deben tener motivación para realizar sus fechorías, ella no las tiene, solo quiere los poderes de Wanda porque sí, y no se sabe qué hará con ellos.

Wandavision empieza como un nuevo camino narrativo para Marvel, porque la serie anunciaba que venía con una propuesta única, pero termina presentándonos lo mismo sin tanta sustancia. No se atrevió, decía que lo haría o parecía que lo estaba intentando.

El noveno capítulo logra levantar el barco después del episodio anterior, aunque no logra sacarlo a flote del todo. Presenta historias que terminan abruptamente (White Visión), no les da conclusión a personajes que parecían tener un recorrido (Darcy, Jimmy y un gran etcétera), contiene escenas de acción anticlimáticas, soluciones sencillas a todo el supuesto caos que se había desatado y sobre todo, toca el tema de la salud mental (tan necesario) de una manera condescendiente.

Al final, es claro que lo que nos entregaron fue un bonito puente para una nueva era de Marvel que está por comenzar, un puente que deja piezas para el futuro haciendo que apenas funcione para sí misma. Hay que recordar que una serie debe marchar por si sola aunque exista conexión con todo un universo; se debe desarrollar de principio a fin agregando algo nuevo para que valgan la pena las casi seis horas que le dedicamos. Wandavision tuvo momentos disfrutables, otros emotivos y muchas referencias al pasado sin despegarse de lo que tanto pavoneó que no haría.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising