Somos, la miniserie de Netflix
Foto: Cortesía Netflix

Somos: La miniserie de Netflix sobre el narcotráfico en Coahuila

Platicamos con los creadores de esta miniserie que retrata uno de los eventos más sangrientos de la historia de México

Por Stivi de Tivi
Advertising

El 18 de marzo de 2011, a las 7pm entró el cartel de los Zetas a la ciudad de Allende, Coahuila, localizada a unos 60 kilómetros de la frontera con Estados Unidos. 60 sicarios en camionetas fueron los encargados de provocar una de las peores masacres en la historia de México de la cual, hasta la fecha, se desconoce el número correcto de las víctimas. Netflix estrenará el 30 de junio la miniserie Somos., la cual narra los días previos a este hecho.

La series es producida por el galardonado productor James Schamus, quien ha trabajo en proyectos de Ang Lee como El tigre y el dragón (2000) y Brokeback Mountain (2005), y también fungió como director de unos episodios y guionista de Somos, junto a Monika Revilla (El Baile de los 41, 2020) y la croinsta Fernanda Melchor (Temporada de huracanes).

Monika y James platicaron con nosotros sobre esta producción que se perfila a convertirse en uno de los mejores proyectos de 2021.

¿Cómo nace la idea de contar esta historia tan poco conocida en el país?
James Schamus: Todo empezó cuando leí el artículo que Ginger Thompson publicó en 2014 sobre la masacre de Allende. Esa fue la primera vez que leeímos una historia sobre cómo el narco afectaba a todas las personas de ese lugar. Sus voces eran escuchadas y eso me atrajo, tenía ganas de contar sus historias. Otro dato que me llamó la atención fue que las personas que se atrevieron a hablar con Ginger fueron casi puras mujeres y ese aspecto me pareció la llave de todo. Era crucial para mí narrar sus historias. Así que me puse a trabajar y fui muy afortunado de contar con el apoyo de la escritora y cronista Fernanda Melchor, y la guionista Monika Revilla. Juntos nos arriesgamos a contarla de manera diferente a todo lo que han visto porque desde el inicio queríamos eso. Contar con este equipo laboral ha sido una de mis mejores dichas.

Es muy raro ver a mujeres en una historia sobre el narcotráfico, y aquí hay muchas, ¿por qué hacerlo de esa manera?
Monika Revilla:
Una cosa que teníamos muy en mente al crear a los personajes fue que no podíamos contar esta historia tan compleja desde una sola perspectiva, porque la violencia se vive de manera distinta dependiendo de donde estás parado en la vida. Una mujer vive la violencia de una manera distinta a la que la vive un hombre. Para realmente retratar lo ocurrido en Allende necesitábamos de las voces femeninas de contra punto. Eso por un lado, y por el otro, la violencia como se suele tratar en TV es muy masculina y nosotros le queríamos dar la vuelta, por lo que hicimos algo radical como una voz femenina para dar perspectiva y contexto. Las narrativas de las narco series siempre son desde el punto de vista del narco, muy glamurosa. Aquí quisimos cambiar el foco de atención y darle voz a la gente de a pie. En el que la gran mayoría de los personajes que escogimos serían mujeres.

James Schamus: Nuestra realidad está formada también de fantasías y el poder de como vemos nuestra realidad. Lo que me pareció interesante de esta guerra del narco es lo poco que se escucha la voz femenina en ellas. Los personajes y los espacios siempre están rodeados de hombres. Aquí hablamos desde un punto de vista político y ético, por lo que no solo debíamos de tener a “ellos”. Además, nosotros que hacemos televisión queríamos romper un molde para hacer más accesible la historia, queremos que la vea todo tipo de público. Entonces usando las voces femeninas para darle forma nos ayudó a encontrar justo lo que queríamos.

La mayoría de los actores son poco conocidos. ¿Por qué tomaron esta decisión?
James Schamus:
El estudio nos apoyó bastante para hacerlo de este modo, porque fácil nos pudieron exigir a alguien con peso a nivel internacional, pero nos dieron libertad. Bernando Velasco fue nuestro genial director de casting, quien decidió que la mitad del elenco fueran actores de teatro con otra mitad de actores no profesionales, que nunca habían estado en un set. Fue bastante específico: por un lado tener artistas famosos de los que salen en telenovelas con gente que no lo ha hecho antes, esa mezcla hace que entre ambos se cree un ambiente para que todos puedan trabajar en armonía y los reta a sacar más de ellos mismos. Al final todos se convierten en una comunidad. Quiero que la gente sienta una conexión con los personajes y se olvide de las caras, vea a los humanos.

Monika Revilla: En una historia como esta, los actores conocidos hubieran roto con la convención de crear autenticidad. En el momento en que ves una cara que ya conoces, rompería el efecto que estábamos tratando de conseguir. Queríamos rostros que no sueles ver en la televisión, rostros que te encuentras todo los días en la calle, pero que no se representan tanto en los medios y nos parecía importante por lo que hicimos casting local dentro de las comunidades donde sucede la historia.

Somos. Netflix. Estreno: Miércoles 30 de junio.

Recomendado: Películas sobre el narcotráfico.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising