Donde comer en la San Rafael
Foto: Jordana Btp

Restaurantes en la San Rafael

Opciones para comer en uno de los barrios con más historia de la Ciudad de México

Publicidad

La San Rafael fue la primera colonia fuera del plano original de la Ciudad de México. Si la visitas, adéntrate en un restaurante semi-oculto, disfruta de unos tacos de excelente cochinita o encuentra el tentempié perfecto.

Lugares para comer en la San Rafael

  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • San Rafael

El paraíso existe, y para llegar a él no tienes que tomar ningún avión. Se encuentra en la Sierra Norte de Puebla, y sabemos que es el paraíso porque ahí existen, de las garnachas, las mejores. Y esas mismas las preparan en La Chalupería, un lugar de cocina de Zacatlán y Huauchinango en la San Rafael. La Chalupería es un proyecto familiar, concebido por Laura Cabrera Trejo y su familia; algunos de ellos cocineros de Zacatlán, mientras que Laura aprendió las delicias poblanas de su madre, que tiene una cenaduría en Huauchinango. Cuando llegues a este pequeño local en la San Rafael te ofrecerán el menú que tiene, por un lado, los antojitos de Zacatlán, y por el otro los de Huauchinango. Todas las garnachitas siguen la misma fórmula: masa de maíz, relleno y salsa. Pero lo increíble es que para cada platillo preparan una salsa distinta: la de los molotes no se parece en nada a la de las enchiladas, aunque las dos sean verdes. Además, en La Chalupería hacen el esfuerzo de traer casi todos los insumos directito de la Sierra, y respetan las recetas tradicionales. O sea que sí, será como ir a Puebla, en plena San Rafael. Si ya se te antojó, te decimos aquí lo que no te puedes perder: empieza por unas chalupitas de mole, para luego seguirle con unos molotes rellenos de papa (una absoluta joya) y unos tlacoyitos. Y, de postre, un pan de Zacatlán, de esos rellenos de queso, acompañado de su indispensable taza de café de olla. En La Chalupería probarás una comida como pocas en la vida, p

  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • San Rafael

Llegué a la San Rafael porque me dijeron que ahí podía encontrar uno de los brownies más ricos de la ciudad. Y vaya que sí; en Tostados son redonditos y pequeños —te lo acabas en cuatro o cinco mordidas—, tienen encima un par de frutos rojos y un poco de ganache de chocolate. La textura es súper chewy por dentro y un poco crocante por fuera, como esperarías de un panecito casero, y el sabor a chocolate es súper intenso. Debes de saber que si te gustan los brownies más atascados, aquí tal vez no cumplirán tu antojo; estos son más ligeros, y una verdadera delicia.  Tostados es un lugar pequeño, con unas dos mesas y una barra para sentarse. Funciona bien como para pasar a desayunar o quedarte un rato a trabajar, pero también para pasar algo y llevártelo. Quizá si pasas por ahí podrías pensar que es solo el cafecito de la esquina, y que puedes encontrar cosas igual de ricas en el que está a un lado de tu casa. Pero la verdad es que las piezas de pan aquí, están para que te acompañen en cada desayuno o día nublado. Además de los espectaculares brownies, tienen pasteles para compartir e individuales, croissants, cheesecakes, tartitas de frutas y una variedad muy cumplidora de pan dulce, así que pásale por tu panqué de elote, roles de canela, conchas o nuestras piezas favoritas y de temporada, como la rosca de reyes o el pan de muerto. Pero si tu antojo es más salado, en su menú encontrarás varios sándwiches y ensaladas, y para el desayuno más en forma, pan francés hecho con pan bri

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Panaderías
  • San Rafael
  • precio 1 de 4

Una de las ventajas de vivir en una ciudad tan grande como Ciudad de México es que en cada rincón encuentras lugares por los que vale la pena el recorrido. En la colonia San Rafael, muy cerca del teatro Virginia Fábregas, está 220 Panadería. Al igual que la zona, esta panadería cuenta con algo especial que la vuelve una visita obligada para amantes del pan. Di con ella después de un largo día, me senté en la barra y sentí cómo el tiempo pasaba más tranquilo de lo normal.  Las opciones saladas están hechas con masa madre y las dulces tienen tanta dedicación que estoy segura pedirás unas piezas para llevar. Primero me fui por un té chai que acompañé con un rol de canela, las especias en la bebida no abrumaban, se sentían muy sutiles, ¡y se agradece que el rollo no traía pasas!  Después ordené un lomito grill sándwich servido en pan campesino con mezcla de quesos, lomo, cebolla caramelizada y mostaza dijón; como plus le agregan una salsa de chiles tatemados que da un gran toque ahumado (está tan buena que deberían venderla). El pan es suave y al tostarse tiene corteza crujiente y se siente más el sabor ácido gracias de la masa madre. No pude resistirme a pedir una gloria, un pan en forma de muffin (redondo y alto) pero con masa laminada, dándole mucho sabor a mantequilla y un dorado que cruje en tu boca con solo verlo. Está rellena de dulce de leche, y si lo comes como yo, deshaciéndolo por capas, al final te encontrarás con esa sorpresa. Solo que me desepcionó un poco al casi t

Territorio R Café Taller
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Cafés
  • San Rafael
  • precio 1 de 4

La Privada Roja se comenzó a construir en 1898 y se terminó en 1908, en Serapio Rendón, en la San Rafael.Ha servido como residencia, luego corredor cultural y habitaciones para estudiantes, hasta albergar comercios que veneran y rescatan su historia centenaria. Uno de los respaldos de este proyecto es Rubén Ochoa, arquitecto y respetado historiador cuya familia presume de tener cuatro generaciones en la colonia. Este año emprende Territorio R Café Taller en la privada de tabique rojo para ofrecer una taza de café de pequeña producción, comida artesanal y vastas porciones de cultura urbana, la especialidad de la casa. El café se hace al momento y es de tostadores artesanales de Veracruz y Oaxaca, tiene poca acidez y es pulcro al olfato. Después de tomar un par de tazas emprende una aventura citadina con los sentidos despiertos. El arquitecto Ochoa guía recorridos todas las semanas por las colonias céntricas de la CDMX, desde la San Rafael y el Centro, hasta la Juárez y la Cuauhtémoc. Aprende datos históricos y arquitectónicos, sobre edificios perdidos y viejas fortunas, sus orígenes desde la Revolución mexicana y el Porfiriato, sobre instituciones educativas, galerías y centros nocturnos, y por qué no, sobre el chisme social de la historia de estas colonias centenarias. Al terminar, más vale tomar un lugar en el local porque consiguieron un horno art déco de 1920 para pizzas artesanales. Uno de los cómplices del arquitecto Ochoa, el señor Emilio Ju

Publicidad
Indómita
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Hamburguesas
  • San Rafael
  • precio 2 de 4

Llegaron las hamburguesas artesanales a la San Rafael en un pequeño local con paredes de ladrillo e iluminado con focos blancos que cuelgan en largo de sus cables. Es de esos rollos urbanos y rústicos con los que ya estamos familiarizados. No obstante, el ambiente casual es perfecto para llegar con mucha hambre y acomodar tus ideas antojadizas para ordenar, porque las parrillas de Cencerro te harán olvidarte un rato del desmadre cotidiano de la CDMX. El menú no es tan breve, pero puntual para el gusto de cada quien. Para que te des una idea, la cencerro burger está rellena de manchego cremoso, encima lleva rebanadas de pera, lechuga francesa, mezcla de pimientos y jamón serrano y espinacas, aderezada con una mermelada de jalapeño. La san cosme lleva queso fundido y huitlacoche al vino blanco, acidito pero va bien con la carne; y la funghi es de portobello con setas, perejil, manchego y parmesano; todas incluyen papas cambray. El pan es artesanal y bronceado. Olvídate de batallarle con el término de la carne porque el parrillero está siempre al tiro. Hay chelas artesanales como Colimita y ya sea para comenzar o acompañar tu hamburguesa, pide las salchichas artesanales, deliciosamente especiadas. Este lugar el nuevo paraíso de los viernes por la tarde en la San Rafa o para las crudas en domingo.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad