0 Me encanta
Guárdalo

Reconexión for dummies

Aceptémoslo, nuestro cuerpo nos podría demandar por el maltrato que le damos. Preocupados por esta factura, te decimos cómo consentirlo

Foto:a Alejandra Carbajal

Gracias al calendario, empezamos de cero cada año, pero no sólo es una cuestión mental. Hay un momento de la vida (los que tienen más de 30 años saben de lo que hablamos) en el que el cuerpo necesita relajarse y purificarse, aunque suene a comercial de agua.

Optar por una desintoxicación y paz mental tiene que ver con una mejoría en tu rutina diaria. La reconexión que te proponemos está basada en tres pasos: desintoxicación, meditación y mantenimiento. Importante, si tu fuerte no es la disciplina, mejor hazte la lipo.

Desintoxicación: Detox sin jugos

Desintoxicación: Detox sin jugos

La desintoxicación consiste en eliminar toxinas de los órganos. La nutrióloga Raquel Pérez de León, egresada de la Escuela de Dietética y Nutrición del ISSSTE, nos dice los mitos y realidades del proceso.

• La desintoxicación no te ayuda a perder peso, lo que pierdes es agua y músculo, pero no grasa. Al dejar de practicar ese proceso, recuperas el peso.

• Las dietas de desintoxicación a largo plazo pueden causar deshidratación, pérdida de minerales y problemas digestivos.

• Para desintoxicarte de forma natural evita alcohol, tabaco, cafeína, azúcar, lácteos, carnes rojas, alimentos procesados, harinas, medicamentos y suplementos. Lo ideal es consumir productos orgánicos: frutas y verduras, agua (muy importante porque transporta nutrientes), oleaginosas naturales (cacahuate, almendra, nuez), leguminosas (frijol, lenteja, haba, garbanzo), pescados y aves. Una alternativa a los lácteos es la leche de almendra, una fuente de calcio mejor que la leche de vaca.

• No es necesario hacer desintoxicaciones a base de jugos. No son bajos en calorías; una naranja tiene 15 gramos de carbohidratos y se necesitan cinco para hacer un jugo. Además, al exprimir la fruta eliminamos fibra. Lo que queda sólo es agua con azúcar, que el cuerpo absorberá rápido.

• Es importante seguir una dieta para mantener el bienestar del organismo.

Meditación. Prufica tu mente. Centro Budista de la Ciudad de México

Zen o no zen, ese es el dilema. Los fundadores de este centro son parte de la Comunidad Budista Triratna, formada en 1967 y con presencia en varios países. Ofrecen clases de meditación, talleres de budismo, charlas, retiros, clases de yoga, tai chi y shiatsu.Al entrar a la espaciosa casa donde se alojan, percibes un ambiente de serenidad y calma que, quizás de primera impresión, no puedes explicar de dónde proviene. No te preocupes, no se trata de una clínica del sueño y tampoco de clases para que puedas dormir mejor. Es para que las sesiones de meditación abierta no pierdan el enfoque, que es de dos tipos: seguimiento de la respiración y Metta Bhavana (“el cultivo del amor”). Ambas te ayudan a experimentar estados mentales positivos, pues se trata de una forma directa de trabajar con tu mente.Hay cursos y talleres para apoyar a personas que luchan contra una adicción, así como otros en los que tratan temas ligados a la ética y los principios del budismo. Con nuestras vidas llenas de estrés, atadas a jornadas de trabajo extenuantes, no te sorprendas la próxima vez que vayas al doctor con dolor de estómago y te recete unas buenas sesiones de meditación.Así que olvida las drogas, la meditación es la mejor opción para entrar en contacto con tu yo interno y dejar el ocio.

Leer más
Roma

Mantenimiento. El manual del buen desintoxicado. Agoralucis

Si ya invertiste tiempo y esfuerzo en lograr que tu cuerpo se desintoxique, lo mejor es seguir por ese camino. ¿La mejor forma? Yoga, por supuesto. En Agoralucis hay opciones de sobra. “Me siento como nuevo” es la frase con la que saldrás de este espacio holístico y terapéutico. No te espantes con el discurso chairo, es más que eso, pues este lugar ofrece clases de casi todos los tipos de yoga: desde especializadas para mujeres embarazadas hasta sesiones para personas mayores. Hay terapias, masajes y cursos enfocados en lograr el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Puedes escoger desde terapias antiestrés, de regresión e interpretación de sueños, hasta la hidroterapia, que se toma en una tina con infusiones para desintoxicar tu cuerpo y mejorar la circulación. Antes de inscribirte te regalan una clase de prueba para que veas si es lo tuyo. Es importante que sepas que más que los tips que pueda dar un maestro (que además recomienda un aceite de cocina), el yoga es una actividad que no sólo te ayuda a meditar, también contribuye a activar los sentidos, relajar los músculos y tener una vida más saludable. Las tarifas varían, incluso hay clases de meditación en las que el pago es voluntario. Confía, el yoga no sólo contribuirá a mejorar tu disciplina, también retrasa el proceso de envejecimiento, aumenta la energía vital y beneficia el sistema cardiovascular, endócrino, digestivo y respiratorio.

Leer más
Polanco
Advertising

Comentarios

0 comments