Looking
Cortesía de la distribuidora

Looking, porqué ver de nuevo la serie gay de la década pasada

La serie ya está disponible en HBO

Escrito por
Ro Banda
Publicidad

Gracias a los nuevos servicios de streaming podemos revivir muchas de nuestras películas o series favoritas, las cuales guardamos con cariño en nuestra memoria. Pero también, existe la posibilidad de que suban otras que creíamos habían pasado por nuestras vidas sin pena ni gloria, y ahora, al verlas de nueva cuenta resultan tremendamente actuales y pertinentes.

Este es el caso de Looking, la serie gay de HBO lanzada en el 2014 que, si bien alcanzó dos temporadas con 18 capítulos en total y una película de hora y media como cierre, fue una serie tachada de frívola, aburrida y cero divertida. Pero resulta que, al volver a verla con ojos del presente, no sólo en nuestro contexto como hombres gais sino como sociedad, parece haber sido hecha para esta ápoca.

Su trama es simple, la serie pretende seguir la cotidianidad de tres amigos homosexuales en el San Francisco de mitades de la década pasada.  Con una primera escena donde el crusing se reivindica como una práctica en la que los gais de los 60, pareciera que cada capítulo de esta serie hiciera un recorrido por la construcción y codificación de los hombres homosexuales a los largos de los últimos 40 o 50 años, así como en las maneras en cómo las acciones, formas y modos de relacionarnos no solo no han cambiado, sino que se han perpetrado a lo largo del tiempo.

Y es justo ahí, en donde Looking se coloca en las series como una antropología de los hombres homosexuales de esta era con toda y aquella herencia del pasado, enfrentando los retos, ya sea de relacionarnos y codificarnos de manera distinta o bien, de reivindicar algunas de las luchas que por historia nos pertenecen como los disturbios del Stonewall, la lucha en respuesta ante el sida en los 80, y toda la nueva suma de acontecimientos en la agenda gay como el derecho al matrimonio, las relaciones abiertas, la visibilidad trans, el VIH como una forma de vida y el inicio de las pastillas preventiva de éste.

A comparación de otras representaciones LGBT, Looking puede sentirse tibia o sin algún mensaje. Y es que, de eso se trata realmente. De evidenciar la codificación de los hombres homosexuales y esa deuda que sentimos tener por no cumplir con la norma, y cómo, de pronto, en la búsqueda de nuestra vida fuera de nuestras familias hacemos un viaje torpe y lleno de tropezones sin la necesidad de edulcorantes morales que nos hagan creer que siempre hay algo que aprender.

Recomendado: Series trans que puedes ver en línea.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad