0 Me encanta
Guárdalo

Los mejores bares gay para ir en domingo

Porque la fiesta nunca termina

La Malagueña (Foto: Alejandra Carbajal)
1/4
Foto: Alejandra Carbajal
Sodome (Foto: Cortesía Sodome)
2/4
Foto: Cortesía Sodome
Tom’s Leather Bar (Foto: Roberto Beltrán)
3/4
Foto: Roberto Beltrán
Vaqueros Bar (Foto: Alejandra Carbajal)
4/4
Foto: Alejandra Carbajal

Vaqueros Bar

Por encima de unas escaleras, que de primera impresión parecen desoladas, y girando sobre un descanso en donde se halla la barra de bebidas llegas al Vaqueros Bar (antes conocido como Q-Eros y Nuevo Vaquero), ubicado en el primer piso de un edificio de principios de la década de 1960, con una privilegiada vista a la calle de Florencia en la Zona Rosa. Las ventanas del club dan casi a la altura de las crestas de la palmeras que adornan el camellón. Para ser un club que se encuentra al borde del ajetreo de los tarjeteros que intentan convencerte de que entres a cualquier bar, se agradece el servicio tranquilo, es decir, nunca intentaron presionarme para comprar más de las cervezas que yo quería, y la música tiene la ecualización ideal para conversar sin necesidad de gritar. No es precisamente un club que desborde reflectores robotizados, tampoco tiene bolas discos. En realidad es un club sencillo: un cuadrado con paredes monocromáticas, mesas altas, pantallas de plasma y justo en el rincón derecho un pequeño cubículo iluminado con leds funciona como cabina del DJ. Al menos el viernes que fui, todos los clientes eran parejas de hombres (aunque las chicas son bienvenidas) que conversaban en voz baja con un tazón de palomitas al centro y una cerveza. Uno de los meseros me aseguró que "se pone bien” poco antes de que empiece el primer show travesti (11pm-12am). Pareciera, por momentos, que se trata de un bar con tintes vaqueros, por la duela del piso y algunos de los parroquian

Leer más
Zona Rosa

Tom’s Leather Bar

Recomendado

Puede ser que aquí casi todo es garantía: diversión, tragos, ligues, porno. Incluso sexo. Y es que cuando las cervezas hacen efecto, se tiene que pasar forzosamente por el cuarto oscuro para llegar al baño. No hay de otra. Por si esto les sirve de advertencia. O anzuelo. Se ubica en una cautelosa entrada sobre Insurgentes, poco antes de la esquina con Michoacán. Para muchos es un destino conocido, pero las nuevas generaciones, quizás aquellos que tengan menos de 24 años, podrán reconocerlo por sus puertas plegables tipo cantina norteña. El Tom’s ya se ha ganado el estatus de un antro clásico, sin duda, con una identidad que hasta el día de hoy no ha logrado ser emulada con acierto, ni en el ambiente ni en la cachondería. Único sobreviviente de aquellos clubs de la segunda mitad de los 90 que proponían una opción atrevida y exhibicionista para hombres a los que bailar y comadrear al mismo tiempo no es precisamente su definición de ser homosexual, como lo fueron el mítico Taller, en Florencia, o La Estación, en Londres, en la Zona Rosa.  Por dentro es una bóveda con un techo intensamente elevado y vigas de tipo gótico. La decoración recuerda algún set de Gladiador de Ridley Scott en penumbras y con sugerentes pinturas de hombres dentro de marcos dorados, además de otras ilustraciones. De la parte alta derecha cuelgan varias banderas. La iluminación es a base de lámparas a media luz y velas en candelabros. Está distribuido a manera de corredor con dos barras para servir tragos e

Leer más
Condesa

Pussy/La Gayta

Es un local partido en dos, unidos por una barra en medio debajo de un marco desde donde se puede ver lo que ocurre del otro lado. En el Pussy las paredes están tapizadas de rosa, mientras que en La Gayta hay estampas de hombres desnudos. El Pussy está pensado para chicas, La Gayta para chicos. Ambos son bares muy pequeños con no más de cinco mesas, más los bancos que se encuentran en la barra que separa estos dos espacios. Abren desde la una de la tarde de lunes a domingo y los precios de las bebidas son muy accesibles, con unos 120 pesos se agarra muy bien la fiesta. Es frecuentado por jóvenes que recién acaban de salir del clóset, así que aquí el orgullo gay se disfruta de lo eufórico para arriba, al mismo nivel que la música. A veces hay que gritar para platicar, pero a estos muchachos parece no importarles. Los fines de semana se abarrota.

Leer más
Zona Rosa
Advertising

Sodome

A principios de 2013, este sauna gay sufrió un asalto que acarreó un par de contratiempos. Después de su reapertura, algo cambió para bien. El Sodome sigue siendo ese espacio de hombres con tan sólo una toalla atada a la cintura y sandalias (a veces ni eso). Hay cosas que no se pueden controlar cuando decenas de hombres gays desnudos andan del vapor al laberinto oscuro (que se encuentra en el segundo piso). Pero la convivencia se ha relajado bastante, casi a niveles hippies. El Sodome se ha convertido en una muy buena opción que incluye muchas actividades: pueden bailar en el lobby (cuentan con DJs que se lucen los días de las fiestas temáticas mensuales, el último viernes de cada mes), conocer hombres en la barra, sudar en cualquiera de los vapores y baños turcos o entrarle a las emociones fuertes que suceden en el laberinto oscuro y en el cuarto de espuma, en donde la frase “se me cayó el jabón” va en serio. Dado el tipo de local, no queda más que agradecer su constante vigilancia por mantenerlo siempre limpio, en orden y procurando que los clientes lo pasen bien sin excederse. La entrada ronda entre los 200 y los 250 pesos dependiendo del día de la semana y los tragos arrancan de los 40 pesos (cervezas) hasta los 80 pesos (bebidas nacionales, internacionales y cocteles). Por si se lo preguntaban, sí, han reforzado la seguridad tanto del lugar como de la zona para garantizar la integridad de los clientes a cualquier hora.

Leer más
Anzures

El Tahúr

Esta cantina es frecuentada por homosexuales que quieren manejar un bajo perfil. Es famosa por ser guarida de daddies y rancheros.Tiene una estructura con forma de L y dos pisos, sus mesas y sillas son pequeñas para que quepa más gente. Aquí todavía se sirve caguama en vaso de veladora.En la rockola suena música de banda, rancheras, baladas románticas y mucha cumbia.

Leer más
Guerrero

La Botica Mezcalería

Recomendado

Parte de la célebre cadena que ha reinventado la forma de tomar esta legendaria bebida, hasta convertirla en el líquido más hipster del momento, al menos en la Ciudad de México, Puebla y Madrid. En esta calle de Amberes presenta su opción lésbico-gay con bastante éxito. Su decoración se mantiene fiel al resto de sus filiales: series de luces navideñas, botellas vintage colocadas de tal forma que en efecto recuerdan aquellas boticas capitalinas de los años 40 del pasado siglo XX a punto de extinción, y botanas como quesillo y tamales servidos en platos de peltre. Amplio y con una tarima al centro que funciona como pista de baile, la música es tan ecléctica que es de agradecerse, aunque también funcionan como estación de radio de pídala y escúchela. A veces la demanda es tan fuerte, que Christina Aguilera hace su aparición. Lo malo es que son de los primeros en cerrar de Amberes, y justo cuando la fiesta está en su mejor momento.

Leer más
Zona Rosa
Advertising

El Oasis

Este bar se encuentra en las entrañas del Centro Histórico. Los jueves son de karaoke y los viernes hay show travesti. La música obligada es banda y salsa para quitarse el frío. Este bar permite la entrada a mujeres. Para no perderse la charla, afuera hay ceniceros que fomentan compartir la fumada y el ligue.

Leer más
Guerrero

La Malagueña

Por las mañanas es una tienda de artículos para vaqueros, por las noches, un bar gay en el que el código de vestimenta son botas puntiagudas y sombrero. Este bar-cantina-pista de baile se encuentra en el traspatio de la tienda La Hacienda del Viejo donde se venden texanas, botines, chamarras de cuero y camisas de cuadritos, el outfit que todo cowboy necesita. Con dos pisos y un patio central, es frecuentado lo mismo por vaqueros citadinos, rancheros, osos y fans de los hombres sombrerudos y bigotones. A diferencia de otros bares gay que se caracterizan por ofrecer shows travesti, La Malagueña se distingue por tener música de banda en vivo. A pesar de ser un bar gay, admite todo tipo de público, en especial a los amantes de la música regional mexicana. Los tragos baratos, el ambiente animado y el buen trato de los meseros mejora la experiencia. El tip es sacudirse la vergüenza y sacar los mejores pasos de duranguense, si no lo sabes bailar, seguro hay alguien en la pista que te enseñe.

Leer más
Centro Histórico

Cervecería Viena

Al intentar averiguar desde hace cuánto existe El Viena con un señor canoso, con la polo bien fajada -y que por la forma de dar órdenes y contar el dinero que entra y sale de la caja registradora, parece ser el capitán de meseros, gerente o algo parecido-, este únicamente suelta un gruñido de fastidio, niega con la cabeza, arruga las cejas y regresa a lo suyo: los billetes y una calculadora en la cúspide de la barra que divide al Viena en dos partes, el tradicional y el remodelado. “Está medio harto que siempre le pregunten lo mismo, a veces creo que los gays le han de caer mal, pero después de tantos años ¿ya qué hace?” me dice un mesero más joven. Algunos empresarios de la calle de República de Cuba aseguran que El Viena existe casi desde los primeros años de la década de 1950, y por alguna razón, fue un punto en el que empezaron a reunirse, desde entonces,  homosexuales que simplemente querían tomarse una cerveza sin complicaciones ni miradas espantadas de que dos tipos se estén dando besos de piquito de pollo. Por fortuna, esa tradición continúa en el nuevo milenio: al Viena se va a tomar cervezas en compañía de tu perspectiva de pareja (parece que es un sitio que se presta para eso de las primeras citas), los amigos o las comadres para algunos, y a echarle monedas a una rockola muy bien surtida -en su catálogo se hayan desde los éxitos de Kylie Minogue hasta piezas musicales que han acompañado la historia de la liberación homosexual en México, como Lupita D’Alessio o Luc

Leer más
Centro
Advertising

Hysteria

Lejos, muy lejos, pero con una de las propuestas más sólidas y bien armadas en cuanto a show travesti. Lo mejor de este sitio son la variedad de baños pensando en la comodidad y variedad de sus clientes, como baños para transexuales. Eso es inclusión.

Leer más
Aeropuerto

Comentarios

0 comments