Alain Mongeau, fundador de MUTEK: “Me siento un poco celoso de MUTEK.MX”

Platicamos con el creador de MUTEK sobre MUTEK.MX, que celebrará sus 15 años del 19 al 25 de noviembre y la relación entre Montreal y la Ciudad de México
Alain Mongeau, director y fundador de MUTEK
Foto: Cortesía MUTEK
Por Gil Camargo |
Advertising

Después de verlo nacer, dar sus primeros pasos y llenar fabricas completas de jóvenes interesados en la música electrónica, nuestro festival internacional de creatividad digital, MUTEK.MX, está en la flor de su juventud. Ya es toda una señorita que está por cumplir 15 años en la Ciudad de México.

Esta joven nos ha ofrecido de las mejores experiencias que se pueden vivir en la ciudad; nos trajo por primera vez al dueto Matmos, nos rompió los tímpanos con Squarepusher y Alva Noto, pero sobre todo, nos mostró que en México hay mucha gente creando cosas espectaculares, que van desde el colectivo NAAFI, AAAA y Murcof, hasta Siete14 y Mondragón.

MUTEK.MX es la quinceañera más esperada de 2018 —y no de las tradicionales con vestido rosa pastel, sino con computadoras y proyectores de última generación— que celebrará su aniversario con una fiesta del 19 al 25 de noviembre, en la que estamos seguros tirarán la casa por la ventana y tendrá chambelanes de lujo —¿Por fin se nos hará ver a Aphex Twin en la CDMX?—.

En lo que anuncian su cartel, buscamos al fundador y director de MUTEK, Alain Mongeau, para que nos contará sobre su experiencia con MUTEK.MX, la relación entre Montreal y la Ciudad de México, y qué se siente ser parte de uno de los mejores festivales de música en México.

MUTEK nació en 2000, ¿cómo te sientes de que tu proyecto haya crecido tanto que se expandió a otros países? ¿Qué sientes al ver MUTEK.MX cumplir 15 años?
Emocionado. MUTEK cumplirá 20 en Montreal y 10 años en Barcelona. De manera simbólica decimos que algo está pasando. La aventura en las tres ciudades fue diferente y vino con desafíos. En México es casi un milagro que lleve tantos años, después de trabajar duro para establecerlo. Lo que me emociona mucho es que a pesar de que MUTEK nació en Montreal, de cierta manera, la raíz que tiene el festival en México es tan fuete como la original. Siempre digo que hoy en día el festival pertenece a Montreal de igual manera que México.

Durante estos 15 años, ¿hay algo de MUTEK.MX que replicaste en Montreal o algo que te gustaría replicar? ¿Qué enseñanza te ha dejado MUTEK.MX?
De cierta manera me siento un poco celoso de MUTEK.MX porque la convocatoria que tiene con el público es más fuerte que la de Montreal. Eso tiene que ver con que la ciudad y el país es mucho más grande que Quebec. Otra cosa es que el público en México es muy joven a comparación de Montreal; acá es una mezcla de jóvenes y adultos. MUTEK.MX logró conectar mucho más con los jóvenes con apetito grande. El nivel de recepción en México es muy bueno.

Por eso cuando digo que MUTEK también pertenece a México, es porque hay un sentido de identificación muy grande con la gente. Estoy seguro de que muchos no sabe que MUTEK nació en Montreal, que no es mexicano.

En MUTEK.MX hemos visto cosas impresionantes como Alva Noto y Matmos, pero también proyectos mexicanos que han visitado MUTEK.Montreal. ¿Qué artistas mexicanos te han impresionado?
La relación de México con Montreal tomó muchos años desarrollarse. No sé cuando, pero alrededor de 2010, el festival pasó a otro nivel de resonancia y desde entonces intercambiamos artistas entre Montreal y la CDMX. Por ejemplo, Siete14 y el colectivo NAAFI tuvieron un gran éxito acá. Tuvimos una conexión fuerte con Murcof; la segunda vez que tocó en su vida fue en MUTEK.Montreal y creo que fue la primera fuera de México. Desde entonces le ha ido muy bien.

La Ciudad de México y Montreal tienen una conexión especial, ¿a qué crees que se debe?
Hay muchas razones; somos norteamericanos, entonces somos vecinos, compartimos una identidad fuerte porque en Quebec somos latinos, somos los "mexicanos del norte" y de hecho es más fácil conectar con ustedes que con los canadienses angloparlantes o los estadounidenses. Compartimos esa latinidad que también nos da un sentido del humor similar, así que es más fácil crear lazos.

Además, hay un cariño mutuo. Nos sentimos muy bien cuando vamos a México y creo que los mexicanos se sienten muy bien cuando vienen a Montreal. No hay que olvidar la situación geopolítica; hoy está Trump, pero antes estaba Bush, y esto nos nubla muchas cosas, por lo que necesitamos esta conexión para sobrevivir de lo malo que viene de los Estados Unidos.

Como director y creador de MUTEK, ¿cuáles son los planes a futuro en México?
Es difícil decirlo. Damian Romero —director de MUTEK.MX— es quién tiene más claro el futuro. Cada aniversario es un momento simbólico que sirve, no solo para mirar atrás y celebrar lo que se ha logrado, también para implementar cosas nuevas para pasar a otro nivel. Sé que Damian está comprometido con esta edición. Su aniversario es un logro en sí mismo; desde hace tres años la red MUTEK se agrandó, además de Montreal, México y Barcelona está presente en Buenos Aires, Tokio, San Francisco y Dubái. Veo el futuro de MUTEK.MX muy interesante  ya que la red hace que el festival evolucione en apoyar el desarrollo artístico de nuevos artistas. Ojalá logremos obtener apoyos y recursos para hacer crecer este movimiento.

Advertising