0 Me encanta
Guárdalo

Julian Casablancas y Karen O se entrevistan el uno al otro

Juntamos a este par de neoyorquinos, que recientemente lanzaron discos solistas, para platicar sobre Radiohead y la vida después de la muerte

 (Photograph: Jake Chessum)
1/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
2/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
3/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
4/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
5/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
6/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
7/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
8/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
9/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
10/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
11/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
12/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
13/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
14/15
Photograph: Jake Chessum
 (Photograph: Jake Chessum)
15/15
Photograph: Jake Chessum
Estoy sentado en un sillón con Julian Casablancas y Karen O, es evidente que soy el mal tercio. Bajo nuestra petición, los líderes de los Strokes y Yeah Yeah Yeahs respectivamente, intercambian preguntas entre sí. Hablan sobre su amor por Dirty Dancing y algunas rivalidades de la escena rock circa 2001.

Después de 30 minutos, hablo para iniciar la conversación sobreTyranny y Crush Songs, sus nuevos discos como solistas. Ambos materiales fueron publicados por Cult Records, la disquera de Casablancas. Tras lanzar la pregunta, recibo a cambio un par de miradas inquisitivas y me siento demasiado incómodo. Finalmente Casablancas se refiere a mi interrogante como "grosera". Luego –gracias a dios– me toma del brazo y sonríe: "Era broma; eres un buen tipo". De cualquier forma decidí mantenerme ajeno a la conversación.

Es imposible ignorar que nos encontramos a dos cuadras del Mercury Lounge, un lugar en el que cinco tipos desaliñados con un look retro y un trío punk formado por dos hombres y una mujer, ganaron popularidad previo a los eventos del 9/11. Trece años después ambas agrupaciones son veneradas por sus fans, aunque la prensa critique sus últimas producciones, pero seamos honestos: ¿Qué podría superar la impresión del Yeah Yeah Yeahs o el Is This It? Ambos fueron debuts impresionantes.

A pesar de que sus historias están muy ligadas entre sí, este par no se conoce muy bien. Lo poco que conocen sobre sí mismos son datos que cualquier fan encuentra con facilidad.

Karen O: Ok. ¿Quién empieza? ¿un volado?
Julian Casablancas: No traigo monedas, pero tengo un encendedor de Cult Records que puedo aventar. [Saca un encendedor que funciona como USB en el que se encuentra Tyranny] ¿Pides cara o logo?
O: Cara.
Casablancas: [Avienta el encendedor que cae del lado del logo] Ok, sólo dio una vuelta, déjame aventarlo otra vez. [Avienta el encendedor y cae en el sillón]. Sí, es logo de nuevo.
O: ¿Eso qué significa?
Casablancas: No sé, ¿supongo que yo decido quien empieza? Voy yo. Tengo una pregunta lista: ¿Te gusta Radiohead?
O: Sí, me gusta Radiohead. [Risas]
Casablancas: Acabo de ver a un tipo idéntico a Thom Yorke y pensé
en hacerte la pregunta. ¿Te gusta mucho o poco?
O: Thom Yorke es muy especial. Me vuelvo loca con su voz. No creo que sea porque yo también canto, sino porque también escribo música, pero siempre me llaman más la atención las partes vocales de las canciones y Thom Yorke tiene una voz increíble. El resto es...
Casablancas: ¿Una mierda total? No es cierto. Estaba bromeando.

O: [Risas] ¿Ya me toca? Probablemente te lo han preguntado, pero quiero saber por qué no tocas ningún instrumento en vivo.
Casablancas: Cuando actúo en vivo me pierdo por completo. Creo que cuando combinas la parte técnica de tocar instrumentos y cantar al mismo tiempo, es como caminar por una cuerda floja. Me tendría que enfocar en no caer de la cuerda y no podría hacer el ridículo mientras canto ni señalar a nadie, mucho menos hacer chistes durante las canciones. Además, me gusta que las guitarras hagan cosas que son difíciles de tocar mientras cantas.
O: ¿Eres bueno tocando instrumentos? [Risas]
Casablancas: [Inexpresivo] Soy muy bueno. Cuando empecé a escribir cosas siempre tocaba instrumentos. De hecho siempre fue mi fantasía. Me gustan los compositores complejos y las canciones difíciles. Era muy fan de bandas como The Doors, pero siempre quise escribir todos los elementos de las rolas. Así que aprendí a tocar para componer, pero desde siempre supe que jamás me sentiría cómodo tocando frente a un público. No tengo ningún talento en ese aspecto y creo que es demasiada presión. Básicamente toco para componer, y una vez que lo hago, me olvido de tocar.

Casablancas: ¿Ya me toca? ¿Crees que existe vida en otros planetas?
O: [Risas] Sí, definitivamente creo que hay vida en otros planetas.
Casablancas: ¿Crees que hay planetas extraños o crees en algo así como hormigas humanas? [Risas] ¿O criaturas marinas?
O: Sí, algo así, como en las cosas que viven al fondo del océano. Eso es lo que me gusta pensar, más que en alienígenas o algo así. Tal vez ya están entre nosotros y no lo hemos notado.
Casablancas: ¿Aquí?¿o a qué te refieres?

O: Sí, como si ya existieran alienígenas entre nosotros. Quizá andan por aquí.
Casablancas: O sea, ¿crees que ya hay alienígenas entre nosotros? [Risas]
O: Puede ser. Quizá estemos sentados junto a uno.

O: ¿Qué te inspira a hacer música? Para mí sería el cine en primer lugar y la poesía en segundo.
Casablancas: Además de los comerciales de cerveza, cuando se trata de música... tal vez no sea la respuesta más interesante pero diré que la música en sí. Cuando se trata de vida, en general, me gustan los grandes discursos o los buenos libros. Son el tipo de cosas que me hacen querer golpear la mesa con los puños. ¿Hay alguna forma de decir esto con una palabra? [Le pega a la mesa] ¿Pegarle a la mesa? Eso sonó horrible. Me dieron ganas de...
O: ¿Pegarle a la mesa? [Risas] Una de las razones por las que pregunto es porque en tu nuevo disco tu banda –the Voidz– me transportan a otro lugar. Siento que su música es como una cinta distópica de ciencia ficción.
Casablancas: Diste en el blanco. Me gusta eso. ¿Películas? Hmm...mucho del material de los teasers de los que hablas fueron grabados con una cámara VHS. Cuando veo lo que hicimos siento que se parece a Repo Man o algo así.
O: Sí, o a The Warriors o Escape from New York.
Casablancas: Sí, hay un documental...Cuando lo grabamos, teníamos una televisión en mudo en la que reproducíamos un montón de películas raras y las mezclábamos. Una de las mejores fue 80 Blocks from Tiffany's. Es un documental sobre las pandillas del Bronx de los setenta.

Foto: Jake Chessum Casablancas: ¿Mi turno? ¿te gusta la cinta Dirty Dancing?
O: Claro que me gusta. Me enamoré de esa película cuando salió. Patrick Swayze...
Casablancas: Johnny Castle, ¿no? Ese era el nombre falso que usaba en los hoteles.
O: ¡Era un gran bailarín! y Jennifer Hudson antes de que le operaran la nariz...
Casablancas: ¿Jennifer Grey?
O: [Risas] Ah, perdón.
Casablancas: Soy un experto de esta cinta.
O: Creo que tengo el soundtrack. Cuando era niña amaba los soundtracks de las películas.

O: Realmente tengo mucha curiosidad sobre esto. Es algo que me gusta platicar con los compositores. ¿Te es fácil escribir las letras?
Casablancas: [Risas] Oh, claro. [Risas] ¡No! Es la parte más difícil.
O: Por eso me gusta hablar sobre esto.
Casablancas: Mi mayor problema con las letras es salir de la tangente. Siempre me han disgustado, pero como músico y artista me vale un carajo el dramatismo de la música. Los únicos dos musicales que me gustan son The Wall y Jesucristo Súperestrella. Fuera de eso no me gusta nada, pero entiendo por qué la gente lo disfruta, hay una expresión melódica que puede decir más que una palabra suelta. Aunque si alguien simplemente canta "Hello, how's it going?" la melodía habla en sí misma. Con sólo escucharla la gente puede decir "Oh, realmente ama u odia a este tipo". La razón por la que hablo de esto es porque creo que se traduce en cómo las palabras pueden ser modificadas por la melodía que se les agrega en las interpretaciones. Así que puedes escribir las líneas más cool, o las más profundas y al cantarlas y sonarás artificial. En cambio, si cantas algo como "Oh, baby, baby, baby..." de alguna forma funciona y es más poderoso.
O: ¿Cuándo te diste cuenta de esto?
Casablancas: No lo sé. Me encuentro en constante conflicto porque no quiero decir "Oh, baby, baby, baby"; quiero decir...cualquier cosa. "Libertad para los que buscan calor", o lo que sea, pero no funciona. No suena bien. Arruina la melodía.

O: ¿Te tardas mucho escribiendo las letras? ¿eres prolífico a la hora de escribir? Si pones atención a mis canciones, incluso en Crush Songs, escribo entre seis y siete líneas....
Casablancas: Creo que lo que haces funciona muy bien. Hay una frase de Abraham Lincoln. Escribe una carta larguísima –probablemente estoy arruinando la historia y la frase– y dice: "Si fuera un gran poeta, habría escrito todo esto en un par de líneas". Creo que ese es el verdadero poder. Funciona mejor cuando es simple. Es como lo que decía sobre la línea de tu show de anoche. ¿Cuál era? ¿"Nunca tienes suficiente"?
O: "Nunca tuviste suficiente".
Casablancas: Cierto, pero es una frase muy intensa, oscura y la repetiste una y otra vez. Me hace pensar en esas cosas de la vida que deberían hacerte sentir satisfecho. Si estuviéramos satisfechos, seríamos mucho más felices, pero es nuestra naturaleza ir por más. Es el instinto de supervivencia, pero si nos detuviéramos a disfrutar las cosas cuando las tenemos, todo sería distinto. Así que ahí ocurre ese fenómeno en el que la música y las letras caminan en el mismo sentido. Porque si sólo cantaras [Canta con tono dramático] "¿Nunca tuviste suficiente?" al inicio de una canción, no tendría sentido. Seguiría siendo bueno, pero la forma en que lo señalas al repetirlo genera pensamientos profundos, como si viera mi vida entera pasar frente a mis ojos y a la vez, lo que hace que los humanos busquemos siempre más. Todo esto con una sola línea. Eso es lo que me gusta de tu disco. Te pega justo en la cabeza. Dices cosas muy simples que se sienten como un montón de ladrillos que golpean muy profundo. Eso es justo lo que busco.

O: Sí, te considero uno de los letristas más grandes de nuestra generación.
Casablancas: [En tono incrédulo] ¿Qué? Eso no es cierto. Gracias.
O: Algunas de las canciones que escribiste tienen letras muy sublimes.
Casablancas: ¿Como la banda Sublime? [Risas]

O: Por eso me daba curiosidad tu proceso de composición.
Casablancas: Lo mejor que puede ocurrir es que mientras tocas una canción, las letras salgan por sí mismas. Creo que tienes que estar en "modo de escritor" y así es cuando ocurre lo mejor. Cuando piensas en escribir, o sobre lo que vas a escribir. Entonces, ensayas una canción, o tocas en el estudio y en el momento en el que cantas una melodía y dices algo que transmite lo que sientes, arruina toda la melodía. Ese es el problema: puedes escribir algo que realmente transmita lo que sientes, pero no queda con la melodía. Es cuando tocas que las letras fluyen, pero básicamente escribo cuando estoy acostado en mi casa, o caminando por la calle. O cuando alguien dice algo raro, lo escucho mal y me hace sentido, así que lo escribo para que cuando no tenga letras para acompañar la música, lo utilice. Es una mezcla de esfuerzo consciente y casualidad.

O: Es difícil escribir letras.
Casablancas: Escribir buenas letras.
O: Sí, para cualquiera que en realidad decida hacerlo...
Casablancas: Es difícil escribir buenas canciones con significados reales. Es difícil no escribir malas canciones y hacer que algo sin sentido suene bien. Escribir algo que te mueva en un nivel profundo, que tenga un significado real y que además suene bien y lo puedas disfrutar.
O: Lou Reed era muy bueno para eso.
Casablancas: Es el mejor. Cuando tenía como 19 años, él estaba autografiando libros en Barnes & Noble y fuimos. Él estaba a punto de salir y agarré un libro –ni siquiera recuerdo si lo pagué– sólo para detenerlo. ¿Sabes a lo que me refiero? Lo noté completamente raro e increíblemente loco.
O: "Sangria in the park", hermano.
Casablancas: Es el rey.

Casablancas: La gente solía preguntarte sobre "la escena" de Nueva York. Siento que ahora hay una escena real. Últimamente hablo mucho con bandas cool y grandes músicos. Antes sólo eran bandas tratando de hacer una carrera.
O: Creo que el hecho de estar en Nueva  York cuando Nueva York no era parte del mapa, hizo que fuera fácil hacer música por el simple gusto, sin ninguna expectativa. Ahora es imposible no tener expectativas.
Casablancas: Nos conocimos en nuestro show en el Mercury Lounge, ¿o no?
O: Fue hace mucho.
Casablancas: Ninguno estaba firmado. ¿Ustedes tocaron antes que nosotros?
O: Sí.
Casablancas: Recuerdo cuando tocaron, pero estaba muy nervioso por nuestro show. Como te dije, antes de los shows soy muy...
O: Oh, sí. Lo sé.
Casbalancas: Luego de ver a los Yeah Yeah Yeahs en vivo, pensé "Eso es muy cool, ¿qué demonios está pasando ahí?" Sólo tenían un guitarrista. Era una alineación original. Foto: Jake Chessum O: Fui a verlos (a The Strokes) antes de ese show. Estoy muy segura de que fue en Don Hill's. Fue un show muy tempranero. Llevabas un saco azul o morado.
Casablancas: Creo que era una cosa roja.
O: Creo que era de terciopelo. Esto puede ser mi mala memoria hablando, pero recuerdo que tenías el cuello alzado y sólo podías ver con un ojo y las solapas cubrían tu rostro. Definitivamente estabas ebrio y nervioso. Empezaban a circular rumores sobre tu banda así que tenía muchas ganas de verlos.
Casblancas: ¿Estabas echando un ojo a tus futuros rivales?
O: Claro y fueron nuestros rivales durante mucho tiempo.
Casablancas: Sí, pero sus últimos discos fueron grandes trabajos. ¿Sabes?, es gracioso porque había bandas como the Mooney Suzuki y Guided by Voices que eran grandes en ese entonces.
O: Sí, claro. Recuerdo que pensaba lo mismo.
Casablancas: Mierda, no me di cuenta. No nos conocíamos.
O: Además era como un club de puros hombres. Siempre me sentí como la oveja negra, pero en sentido positivo. Eso me animaba.
Casablancas: Fui a ver tu show Stop the Virgens, y me hice fan. Ya nos conocíamos, tocamos juntos en algunos festivales y nos saludamos, pero nunca habíamos salido juntos hasta hace poco.
O: Siento que –y de hecho hablé con Josh Homme (de Queens of the Stone Age) sobre esto– a veces los frontmans no se caen bien entre sí. Es como cuando los imanes se repelen. Fue hasta que cumplí treinta que hice un esfuerzo real por conectarme con otros cantantes y es muy agradable, porque realmente me identifico. Me habría gustado hacerlo cuando era joven e insegura.

Casablancas: Siento que con nuestras otras bandas, y puedo hablar por ti, llegamos al punto en que la gente entiende que eres una entidad exitosa y la parte artística ya no es tan pura. Si la banda completa no puede permanecer unida en el mismo lugar...
O: Lo cual es muy difícil, por cierto. Luego de estar en una banda tanto tiempo es muy complicado. Empiezas muy feliz cuando formas bandas, ¿no?
Casablancas: Sí, por supuesto.
O: Pero es un proceso constante. Tratar de permanecer ahí lo más que puedas, pero muchas cosas lo complican. De hecho, al inicio no tenía intención de publicar lo que grabé, así que más bien tuve que convencerme de lanzarlo.Esto fue más difícil que escribir la música.

O: ¿Cuál es tu restaurante favorito de Nueva York?
Casablancas: Hay un lugar que creo que es muy cool. No estoy seguro de cómo se pronuncia: Emilio's Ballato.
O: Sí, lo conozco. Está a la vuelta de mi casa.
Casablancas: Ese lugar es increíble. Se siente como un lugar realmente italiano. Obviamente Lil' Frankie's era un gran lugar.
O: Hace mucho que no voy ahí.
Casablancas: En ese lugar se celebran muchos cumpleaños.

Casablancas: Es gracioso, porque creo que los eventos del 9/11 cambiaron todo. Dos años después del 9/11 la gente empezó a acercarse a Nueva York. Es algo horrible. Creo que la escena de Brooklyn como la conocemos es el resultado de la evolución de la gente que emigró luego del 9/11. La gentrificación es algo real en situaciones utópicas. La gente blanca puede almorzar todo el día, todo el tiempo, en todas las calles y eso no contribuye... No contribuyen de forma maléfica al problema, pero son parte de él. Así que mientras esta exposición prerevolucionaria crece, me molesta.

Es un problema y creo que la gente más hundida en esto debería darse cuenta de lo que ocurre a su alrededor. Creo que es la única forma de hacer que las cosas mejoren. Es un poco molesto que todos los bancos y las cosas padres tengan que partir porque no pueden pagar la renta. Pero eso siempre pasa lo mismo en la historia. Está bien, pero es parte de un problema más grande. Creo que la gente empieza a darse cuenta lentamente del problema. Así que ya veremos.

No lo sé. Probablemente mucha gente viene a Nueva York y lee Time Out para saber a qué restaurantes debe ir, así que no quiero parecer un amargado. No se trata de eso. Las cosas siempre cambian. Es sólo que el espíritu de Nueva York siempre se balancea. Fue agradable tener distintos barrios que no eran peligrosos y una visión de lo que el mundo puede ser. Es un sándwich de lujos y está dando vueltas sin control. El problema real es hacer las cosas sin concientizar los efectos negativos, es el principal problema del mundo. La libertad es una idea vaga. No es como que la libertad le dispararía a alguien en la cara. No, es libertad sin lastimar a las personas. Creo que es un concepto que muy pocos comprenden.

O: Esa idea está muy bien articulada. Tengo sentimientos similares, pero no se cómo acomodarlos en palabras. Pero eso captura mi forma de sentir. Por otra parte, he ido mucho más a la ópera.
Casablancas: La ópera es increíble.
O: Experimentar actividades culturales en Nueva York de las que antes no sabía nada. La gratificación cultural de la ciudad no ha cambiado en absoluto. Lo único que tienes que hacer es levantar un poco el velo. Es lo mejor.
Casablancas: Sigue siendo increíble. Cien por ciento.
O: Ya no me la paso yendo a bares; estoy contenta haciendo otras cosas.
Casablancas:...lo dices desde un bar. [Risas]

Más entrevistas

St Vincent

Que Annie Clark no te engañe: detrás de esa apariencia cool, hay una persona exageradamente divertida Annie Clark, mejor conocida como St. Vincent, tiene una personalidad cautivadora: es cool sin caer en la pretensión, un poco rara, amable e increíblemente talentosa. Previo a su presentación en el Corona Capital, nos tomamos un café y platicamos sobre Nueva York, brincar a las audiencias y Taylor Swift. ¿Hace cuánto que vives en Nueva York? Desde 2006, pero paso tan poco tiempo aquí que parezco turista. Creo que últimamente le tomé más cariño. Ahora hago más cosas aquí. ¿Cómo qué cosas? La última vez que estuve aquí, me aventé una función doble en el cine Angelike. Una vez intenté ver dos películas al precio de una en el Film Forum, pero no lo logré. ¿Te cacharon? Sí y cuando lo hicieron, me corrieron. No están para bromas en ese cine. Me sorprende que no te reconocieran. Eres bastante famosa. [Hace cara]. ¡Vamos! Eres bastante famosa. ¿Aún puedes salir a la calle y llevar una vida anónima? Sí, en realidad mi vida no cambió tanto. A veces algunas personas se me acercan en la calle para decirme que les gusta mi música y ocasionalmente alguien envía galletas a mi mesa, algo que siempre agradezco. Sólo me pasan cosas así. Eres muy abierta sobre tus problemas de ansiedad y siento que es parte de tu música. De hecho, yo también soy una persona ansiosa. ¿Todo el tiempo? Viene y va. Sí. Hace poco lanzamos un número en el que exploramos el motivo por el cual Nueva York result

Leer más

Damon Albarn

Son las 10 de la mañana en el estudio de ensayo ubicado al norte de Londres y Damon Albarn luce más radiante que nunca. Cuando me reúno con este ídolo generacional y frontman de estadio, lo encuentro jugando con un muñeco de trapo. Desde el fondo del pasillo por el que camino parece un chico recién expulsado de clases. Lo que más resalta de su atuendo es el traje que hace juego con los lentes de sol que le cubren los ojos. "Hoy será una pesadilla", esboza. Lidiar con la resaca de un rockstar no es nada nuevo. Lo que sorprende es la honestidad con la que se desenvuelve. Luego de dos décadas de ser un ícono cultural británico, Damon Albarn finalmente se está abriendo al mundo. Esto no siempre fue así. El Parklife de Blur (lanzado hace 20 años) hizo que Damon Albarn se convirtiera en una superestrella. Sin embargo, su arrogancia, personalidad conflictiva y el escándalo de "la batalla del britpop" con Oasis provocó que miles le dieran la espalda a finales de los 90. A partir de allí, nació un músico más humilde y formal. Albarn prosperó detrás de la fachada caricaturesca de Gorillaz, convirtiéndose en un fenómeno internacional y mostrando cómo su forma de componer se puede adaptar a cualquier género. Cuando Blur se presentó en el Hyde Park para la clausura de las Olimpiadas de 2012, se sintió como si el estatus de héroe nacional finalmente llegara a su frontman. Ahora, es un héroe que luce como si pudiera llorar mientras desayuna. Supongo que durante las resacas es propenso a lo

Leer más

Haim

El trío de hermanas se presentará por primera vez en nuestro país en la próxima edición del Corona Capital. Aprovechamos para platicar con la mayor de las Haim A pesar de que Days Are Gone, el debut de esta banda originaria de L.A. salió durante el otoño pasado, las hermanas Haim tienen una historia mucho más vieja en el mundo de la música. Aprendieron a tocar batería desde su infancia y a los 15 años formaron una banda de covers llamada Rockinhaim. Luego, Este se graduó en etnomusicología, Danielle salió de gira con Jenny Lewis y Julian Casablancas. Sin embargo, la sangre fue más fuerte y las hermanas se extrañaron entre sí. Ahora, mamá y papá son sus roadies y Haim pasó de tocar en pequeños bares a ocupar un lugar importante en Glastonbury y Coachella. Days Are Gone salió luego de un año de gira. Debutó en el número uno del ranking de la Gran Bretaña -por encima de Justin Timberlake- . El álbum es una amalgama de sus influencias ochenteras. Su acto en vivo confirma sus inicios en la batería. Mientras Danielle hace lo propio en las voces, las tres hermanas arremeten contra las percusiones. Las hermanas hacen música alegre, libre de ironías y pretensiones. Pop rebajado que llama la atención de los amantes del indie -y del resto del mundo-. “Compartimos la misma sangre, eso nos hace telepáticas” En el video de "Forever" aparecen escenas que parecen tomadas de su infancia. Muchos clips fueron tomados de nuestros viejos videos caseros, así que tiene una vibra muy nostálgica.

Leer más
Advertising

Lykke Li

Fue en 2007 cuando la dulce voz soprano de Lykke Li cautivó nuestro oído por primera vez. Su LP debut Youth Novels, logró exportarla más allá de su natal Suecia, dando lugar a colaboraciones del gusto de Kanye West y apariciones en prácticamente todos los festivales. Tras posicionare en los primeros lugares de los charts alrededor de Europa con su sencillo del 2011 "I Follow Rivers", Lykke Li regresa después de un descanso de tres años con I Never Learn su nuevo álbum. La cantante ha abandonado su electro-pop por un sonido más bajo, y el resultado es tan cargado de remordimiento y cordial como el título sugiere.Notoriamente introvertida y pensativa, Li es la primera en admitir que no es la más fácil para entrevistar. Cuando nos encontramos, está sentada en la esquina de un sofá, las manos escondidas nerviosamente entre sus rodillas mientras luce una figura gótica vestida completamente en negro. Sin embargo, cuando empezamos a charlar sobre la vida y el amor, resulta que nuestra desencantada pop star favorita es sólo una gran hippie de corazón. ¿En qué se diferencia el álbum de tus trabajos previos?Es muy simple. No hay muchos trucos. Hay algo de reverb en las voces, pero las canciones fueron grabadas en una sola toma y tienen errores. Creo que podrías describir el disco como las crónicas de juventud de una mujer, amor, lujuria y desesperación. Pero, realmente se trata de la sensación de romper un corazón...o tener el corazón roto. ¿Cómo lograrás traducir esto para tu acto en

Leer más

Sky Ferreira

A pesar de su apariencia sensual, esta rareza pop no se toma a sí misma demasiado en serio Sky Ferreira sabe un par de cosas acerca de ser el centro de atención. La joven de 21 años que creció en Los Angeles y ahora llama hogar a Nueva York, modeló para Yves Saint Laurent, desató controversia al salir topless en la portada de su álbum debut y apareció en las noticias al ser detenida por posesión de drogas junto a su novio Zachary Cole Smith, de la banda DIVV. Nada de eso puede opacar el hecho de que Night Time, My Time es uno de los LPs más sobresalientes del año pasado, un remolino electropop envuelto en severas canciones cargadas de letras desgarradoras. En persona, la cantante –maestra en lucir elegantemente despeinada– es sorprendentemente franca e ingenua, ya sea que hable acerca de horribles departamentos o se queje sobre la estupidez de Twitter.¿Cómo viviste tu mudanza a Nueva York?Me vine a Nueva York cuando tenía 17 años. Traje conmigo únicamente seis bolsas en las manos y encontré un departamento horrible y sucio en Craigslist. Estaba lleno de termitas. El baño era un asco y el piso se estaba desintegrando. Finalmente, cuando se infestó de cucarachas, llegué a mi límite y pensé en buscar otro lugar. Así que caminé bajo la nieve buscando otro apartamento.Asqueroso. Te tomó más de cinco años firmar con Capitol para que Night Time fuera lanzado. ¿Cómo te sientes ahora que finalmente salió?Aún sigo procesándolo porque significó toda mi vida de adolescente. No es necesa

Leer más

The Hives

El vocalista Pelle Almqvist habla acerca del hip-hop, el dinero y tocar en el desierto con esmoquin. "¡Siéntate Tom Hanks!", le grita Pelle Almqvist a la audiencia. Trataba de obligar a la gente a que se sentara para que todos pudieran ver a The Hives. En entrevista telefónica, el vocalista admite que no sabía si Tom Hanks estaba entre el público, pero que le pareció divertido gritar eso. Momentos como éste, hacen a The Hives uno de los mejores actos de rock en vivo del planeta. Después de una larga espera, los suecos presentaron en junio pasado Lex Hives, su quinto álbum que les tomó cinco años realizar. Muchas de sus nuevas canciones hablan de dinero. ¿Fue un tema consciente o surgió mientras grababan?Un poco de ambos. Me parece que cuando gritas "¡DINERO!" una y otra vez se escucha muy bien. Comenzamos a grabar antes de la crisis económica mundial reciente. Todo terminó cuando estábamos haciendo el disco. No es algo necesariamente tan político como crees. En el hip-hop, los artistas alaban mucho el dinero en sus canciones. En el rock, ya no es un tema central.Muchas de las bandas que dicen ser roqueras dan pena ajena; son muy aburridas. Ya no hay sexo en el rock. Es todo amor. Que en realidad no es tan divertido si lo analizas bien. Todos tenemos una relación que terminó. Nadie dice: "¡Mierda! ¡Tengo dinero y estoy súper caliente!" El rap es el único género que lo hace hoy en día. Estamos tratando de recuperar un poco de ese terreno. La vestimenta de The Hives se parece

Leer más
Advertising

The Horrors

Previo a su presentación en el Corona Capital, platicamos con el quinteto inglés más excitante del momento Irrumpieron en la escena indie de 2006 con enormes peinados, teclados al estilo punk y sudorosas actuaciones en vivo. Todo parecía divertido, pero nunca lograrían construir una carrera de esa forma, ¿o sí? Luego, The Horrors sorprendieron al mundo entero lanzando un par de discos brillantes inspirados en el krautrock, el shoegaze, y el post punk. Con su tercer LP, Skying, en 2011, se colocaron en los primeros lugares de Radio 1. Su cuarto álbum, Luminous, podría hacer que llenen arenas.  A pesar de su nombre, el quinteto se comportó muy amable y divertido cuando nos encontramos en Hackney Wick. Quizá sea la magia del amanecer, después de todo, pasaron los últimos años de su vida en una habitación sin ventanas. ¿Qué tan importante resulta su estudio en Shaclewell Labe para el crecimiento de la banda? Tom Cowan, teclados: Absolutamente esencial. Es un lugar donde podemos trabajar, concentrarnos, intentar cosas nuevas y gritarnos. Kraftwerk tenía su propio estudio, Throbbing Gristle tenía su propio estudio...En realidad me parece extraño que las bandas no tengan sus propios espacios de grabación. No entiendo cómo lo hacen. ¿Por qué escogieron la zona fiestera de Dalston como su lugar de trabajo? Rhys Webb, bajo: ¡Era muy barato! Llevamos cuatro años ahí. Cuando nos mudamos no había bares, ni restaurantes ruidosos. Cuando entras al estudio y cierras la puerta, bien podrí

Leer más

How to Dress Well

Los humanos tenemos una necesidad –casi maniaca– de clasificar absolutamente todo lo que vemos, sentimos, tocamos o escuchamos. Como si al no asignar un nombre común y con el cual todos estemos familiarizados, "eso" nuevo que vemos, sentimos, tocamos o escuchamos no existiera. Esto nos pasa con la música de hace How to Dress Well, quien ha caído en un sinfín de casillas como indie R&B, pop R&B, electro R&B y hasta ambiental. Lo cierto es que no existe un género tan específico como para encasillar la música que hace. Previo a su presentación en Ceremonia, platicamos con Tom Krell, la mente maestra detrás de este proyecto. Parece que en este 2014 la moda es lanzar discos melancólicos y hasta un poco tristes. Tal es el caso de The War on Drugs, Damon Albarn, Beck, Sun Kill Moon y ahora el tuyo, What Is This Heart? Ahora que lo mencionas sí, puede ser. Los discos de Sun Kill y The War on Drugs son de lo mejor este año. También hay otro que me gusta mucho, el de esta chica DOSS. Me gusta la melancolía que acompaña a estos discos.  Escuchar el What Is This Heart? por casi dos semanas consecutivas, me provocó una lluvia de emociones. Las canciones no son las mismas cada vez que lo escucho. ¿Te pasa lo mismo? Por supuesto. Cuando lo escribí, tuve un sentimiento al respecto. Luego, cuando llegó el momento de grabarlo, ya era otro. Me obsesioné con los detalles y eso me puso nervioso. Tuve momentos en los que me enojé tanto que juré no volver a hacer música. Quise que todo sonara

Leer más

Comentarios

0 comments